Aprobación del Plan de Ordenación de Recursos Naturales en MARINA DE COPE

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 2.500!


Contexto histórico / político.

 

En 1973 se consiguió parar la construcción de una central nuclear en Marina de Cope. Casi 20 años después, en 1992, la Ley de Ordenación y Protección del Territorio de la Región de Murcia incluía el Parque Regional Cabo Cope-Calnegre.

 

La modificación de los límites del Parque Regional fue llevada a cabo en 2001, mediante una Ley autonómica del Suelo que adaptaba los límites de todos los espacios naturales protegidos de la Región de Murcia, estrictamente, a los espacios declarados como Lugares de Importancia Comunitaria (LIC).

 

Esta modificación de los límites de los espacios protegidos supuso la desprotección de más de 10.000 hectáreas en toda la Región de Murcia, 1.600 dentro del Parque Regional, cuya protección quedó reducida al LIC Cabo Cope y al LIC Calnegre. Tres años después, en 2004, el Gobierno regional, con el apoyo de los Ayuntamientos de Lorca y Águilas, propuso la Actuación de Interés Regional - AIR - Marina de Cope, que contemplaba la construcción de 23.000 plazas hoteleras y 11.000 viviendas para una población prevista de 60.000 personas, 1 marina interior con 2.000 puntos de amarre, 5 campos de golf, 10 campos de fútbol y 1 zona hípica, entre otras instalaciones.

 

Contexto judicial

 

En 2012, tras la acción judicial de organizaciones sociales, el Tribunal Constitucional declaró inconstitucional la Disposición Adicional Octava de la Ley autonómica del Suelo que desprotegía Marina de Cope, que fue anulada en 2013 por el Tribunal Superior de Justicia de Murcia. Tres años más tarde, en 2016, se anuló su adaptación urbanística en Lorca y Águilas.

 

Sin embargo, desde la sentencia del Tribunal Constitucional, en diciembre de 2012, la conservación de la biodiversidad de este espacio protegido ha ido en declive, favoreciéndose, en su lugar, el desarrollo exponencial de la agricultura intensiva (con nuevas roturaciones para ampliación de regadíos, sobreexplotación del acuífero, uso masivo de fertilizantes y abonos químicos, ocupación de parte del dominio público hidráulico, eliminación de la vegetación natural y cultivos tradicionales, aumento de las superficies de cultivo bajo plástico, llegada de residuos plásticos y envases agrícolas a las playas a través de las riadas, etc).

 

Situación actual y peticiones.

 

En 2017, el pleno municipal de Águilas aprobó un nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que da cumplimiento a la sentencia del Tribunal Constitucional de 2012, que obligaba a devolver al Parque los límites anteriores a la Ley del Suelo de 2001; es decir, que obligaba a incluir otra vez como suelo de protección específica a la Marina de Cope.

 

Pero también en 2017 el Ayuntamiento de Águilas aprueba una moción que pide al Gobierno regional la reducción de los límites del Parque, con el fin de garantizar la actividad agrícola y el potencial turístico.

Y ahora, en 2018, se han presentado de forma simultánea en el ayuntamiento de Águilas 3 solicitudes de autorización excepcional por “interés público” para alojamientos turísticos en Marina de Cope.

 

El lamentable grado de degradación que está provocando la agricultura superintensiva en Marina de Cope ha colocado en estado crítico la conservación de muchos de sus valores ecológicos, paisajísticos y culturales, y los nuevos establecimientos turísticos, especialmente los más próximos a las playas, podrían aumentar esa presión sobre los valores naturales y paisajísticos que han sobrevivido hasta nuestros días.

 

Por estos motivos, consideramos que el “interés público” prioritario para Marina de Cope y su entorno pasa por aprobar un Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN), con un retraso acumulado de 25 años, de forma urgente y previa a cualquier concesión para implantar alojamientos turísticos y nuevos regadíos dentro del territorio protegido.

 

Exigimos al Gobierno regional la aprobación inicial del PORN del Parque antes del 31.12.2018, con el fin de establecer y situar adecuadamente los usos y actividades que se pueden realizar dentro de sus límites, garantizando la conservación de los valores naturales que motivan su protección, y pedimos a los ayuntamientos de Lorca y Águilas que no impidan dicha aprobación.

 

Marina de Cope fue excluida de la declaración de las áreas LIC y ZEPA colindantes, a pesar de contar con hábitat y especies animales similares a las de los espacios de la Red Nautra 2000 limítrofes, para favorecer una macrourbanización en una de las zonas más valiosas de nuestro litoral.

 

Los valores naturales de Marina de Cope demuestran que este espacio, además de Parque Regional, debe ser declarado LIC y ZEPA, ya que cumple todos los requisitos para ello:

 

En el ámbito terrestre:

 

● Presenta al menos 16 especies de vegetales y 80 animales protegidas.

 

● Posee 17 hábitats terrestres prioritarios o de interés comunitario incluidos en el anexo I de la Directiva Hábitats.

 

Y en el ámbito marino encontramos 3 hábitats incluidos en la Directiva Hábitats, así como al menos 45 especies protegidas por diferentes normativas y convenios internacionales.

 

Por estos motivos, solicitamos y exigimos que el Gobierno regional incluya Marina de Cope dentro de los LIC y ZEPA que la rodean, tanto terrestres como marino, con la única motivación de preservar esta valiosa llanura litoral y sus entornos montañosos y costeros, favoreciendo la conservación y progresiva recuperación de sus valores naturales.

 

Esta petición no es un rechazo a la agricultura ni a los usos turísticos dentro del espacio protegido, pero en uno y otro caso no vale cualquier cosa, ni debe permitirse más ocupación ni destrucción de los paisajes que hemos conservado hasta nuestros días, e incluso resulta prioritario iniciar procesos de restauración ambiental y paisajística que hagan de Marina de Cope un entorno protegido de referencia, como ocurre con Calblanque, Cabo de Gata y otros espacios protegidos próximos, que terminará favoreciendo a los mismos agricultores y alojamientos turísticos de su entorno, apostando por la calidad y el respeto a la naturaleza más que por la cantidad.

 

Por último, mostramos nuestro más absoluto rechazo a los actos violentos de destrucción de los elementos de control de acceso de vehículos a diferentes zonas costeras de de Calnegre y Marina de Cope, y pedimos que se investigue y sancione a los responsables y repongan dichos elementos de control.

 

La regulación de las actividades humanas es una práctica cada día más común en multitud de espacios naturales protegidos, y ha demostrado que favorece su conservación y un uso público de calidad, y es imprescindible para alcanzar modelos de desarrollo sostenibles, que favorecen también a las personas y a las poblaciones locales.



Hoy: Naturactúa cuenta con tu ayuda

Naturactúa necesita tu ayuda con esta petición «Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial - Procuraduría Estatal de Protección al Ambien: Aprobación del Plan de Ordenación de Recursos Naturales en MARINA DE COPE». Únete a Naturactúa y 1.843 personas que ya han firmado.