La Gran Vía de Madrid, una de las calles más representativas de este país, se está convirtiendo en los últimos 10 años en un gran centro comercial para las grandes marcas, que encuentran en sus hístoricos edificios la sede perfecta para su lucro comercial a costa de eliminar patrimonio histórico.

El Palacio de la Música (1926)  es un emblemático edificio situado en el número 35 de la calle Gran Vía, junto a Plaza de Callao. Tras muchos años como icono cultural, iba a recuperar su esplendor original convirtiéndose en auditorio de música, tras el acuerdo firmado en 2008 entre el Ayuntamiento y Caja Madrid (Bankia).

Fue precisamente Alberto Ruiz Gallardón, entonces alcalde de la ciudad, quien permitió la venta del edificio con la condición de que “no se permitiera otro uso que el cultural (cine, teatro o música)". Esta decisión, queda reforzada con la concesión del Grado de protección "1" (máximo) de patrimonio, que obligaba a sus inminentes compradores a respetar todos los elementos originales tanto de fachada como de interior.

Rafael Spottorno, director por aquel entonces de la fundación Caja Madrid, hacía pública la compra del Palacio de la Música de Madrid para convertirlo, según sus propias palabras: "en lo que fue originariamente, un auditorio de música, y evitar de esa manera, que sea otro centro comercial".

Tras casi cuatro años de trabajos, a principios de 2012, la dirección de Fundación Caja Madrid decide paralizar las obras. La situación económica del Grupo Bankia, llevó a los propietarios, a  poner en venta el edificio.
La alcaldesa de Madrid Ana Botella, llegó a afirmar en febrero de 2013 que consideraba "esencial que vaya una marca comercial al Palacio de la Música para generar empleo y actividad económica”.

Esta petición exige al Ayuntamiento de Madrid (encargado de eliminar la validez del grado máximo de protección que el mismo otorgó en 2008) a la Fundación Especial Caja Madrid (como propietaria del edificio) y a la marca textil Mango (interesada en la compra del inmueble) que mantengan su compromiso social y respeten el uso exclusivamente cultural del Palacio a la Música.

Por el respeto a la Cultura, a la Música, al Patrimonio, a la Historia de una ciudad y sobre todo, por respeto al Grado de Protección/Plan Especial de la zona, os invito a firmar esta petición y a viralizar/seguir toda la información sobre el Palacio en:

Facebook: El Palacio de la Música. Madrid.

Twitter: @SolodelaMusica

Letter to
Comunidad de Madrid
BANKIA
Mango
and 8 others
Fundación Especial Caja Madrid
Ayuntamiento de Madrid
Antonio Miguel Carmona
Esperanza Aguirre
David Ortega
Manuela Carmena
Begoña Villacís
Raquel López
Salvaguardemos el uso exclusivamente cultural del Palacio de la Música