Devuelvan el Río Ranchería al pueblo Wayúu. Miles de niños han muerto de hambre y sed

Petición Cerrada

Devuelvan el Río Ranchería al pueblo Wayúu. Miles de niños han muerto de hambre y sed

Esta petición conseguió 6,075 firmas
Devuelvan el río lanzó esta petición dirigida para Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia de Colombia

El río Ranchería es el caudal hídrico más grande de la Guajira, una región desértica donde miles de niños han muerto por hambre, sed, y en general, causas asociadas a la desnutrición.  Desde el año 2010 las aguas del río Ranchería se encuentran almacenadas en la represa El Cercado, un proyecto que no suministra agua para el consumo humano, a pesar de ser lo que motivó su construcción, mientras a pocos kilómetros los Wayúu mueren de sed. La represa paga $750 millones mensuales por su administración y aun no se conoce a ciencia cierta en beneficio de quién(es).

A pesar de la decisión de medidas cautelares dictadas por la CIDH en diciembre de 2015  en favor de la comunidad indígena, que ordena al Estado colombiano proteger la vida de los niños Wayúu garantizando sus derechos al agua, a la alimentación y a la salud, los menores siguen muriendo. En lo corrido del año 2016 la cifra de niños y madres gestantes muertos por causas asociadas a la desnutrición, ya superó los 45.

En julio de 2016 fue presentada al Tribunal de Bogotá una tutela que busca la liberación de las aguas del río Ranchería para que sigan por su caudal natural y la población tenga acceso a este recurso hídrico, teniendo en cuenta que es parte de lo que implica garantizar el derecho al agua –aún no garantizado-; sin embargo, aunque el Tribunal protegió este y otros derechos, no se pronunció expresamente frente al proyecto del río Ranchería y en consecuencia las aguas continúan represadas, inexplicablemente.   

La decisión fue apelada y el recurso será resuelto por la Sala Penal de la H. Corte Suprema de Justicia, Tribunal que decidirá sobre el agua represada que tanto añoran los Wayúu y que por derecho natural les corresponde para su consumo, cultivos, animales y el ejercicio de prácticas culturales.

El agua es fuente de vida y una cultura indígena que es privada de sus recursos naturales, sobre todo de sus fuentes hídricas  en una región desértica, está destinada al exterminio.

Hoy hacemos una petición dirigida a la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, para exigir la protección del derecho a la vida de nuestros niños. Con tu firma respaldas este pedido al Estado colombiano a través del máximo Tribunal de Justicia Ordinaria para que garantice el derecho al agua del Pueblo Wayúu; que sea devuelto el río que injustamente le quitaron a la comunidad indígena más grande de Colombia.

¡Firma para que devuelvan las aguas del río Ranchería a los Wayúu!  

 Enlaces asociados:

EL RÍO QUE SE ROBARON: https://www.youtube.com/watch?v=TEVvny2Km54

The Ranchería river is the main source of water for La Guajira, a desert region in the northernmost tip of Colombia where thousands of children have died of hunger, thirst, and other causes associated with malnutrition. Since 2010, the river’s waters have been stored in the El Cercado dam, which was built supposedly to provide water for the people. However, just a few kilometers away from the dam, the Wayúu people are dying without any access to this vital, natural resource.

In spite of the precautionary measures dictated in favor of the indigenous community by the CIDH (Inter-American Commission on Human Rights) on December 2015, ordering the Colombian government to protect the lives of the Wayúu children, guaranteeing their right to have access to water, food, and health, today they continue to perish.

This year so far, there are more than 45 children and expectant mothers that have died.

In July, 2016, there was a legal action presented to the Court of Bogotá requesting that the dammed waters be released so they flow again along the natural riverbed. Even though the Tribunal protected the right to have access to water, it did not address the Ranchería river project and, inexplicably, the water continues to be dammed.

The decision was appealed and it will be resolved by the Supreme Justice Court; this Tribunal will decide about the river that the Wayúu people desperately yearn to have back, and it is their natural right to have access to for their consumption, crops, animals, and for exercising their cultural practices.

Water gives life, and when an indigenous community in their desert land is deprived of its natural resources –especially their water source- it is destined for extermination.

Today we petition the Supreme Justice Court, demanding to protect the life of our children. With your signature, you support this request for the Colombian government to guarantee the Wayúu nation, the biggest indigenous community in the country, their right to have access to water, and for the Ranchería river to flow again, giving back life to the people and replenishing the land and aquifers that are currently drying up.

Please join us by signing the petition!

Petición Cerrada

Esta petición conseguió 6,075 firmas

Difunde esta petición