Petition Closed

FIRMAR POR LA GESTIÓN CONTROLADA DE COLONIAS DE GATOS DE LA UAM, ES APOSTAR POR LA VIDA DE UN GRAN NÚMERO DE FELINOS DESAMPARADOS:
Las asociaciones Madrid Felina y Justicia Animal firmaron hace 10 años un acuerdo con el antiguo Rectorado de la UAM para gestionar la colonia de gatos silvestres del Campus de Cantoblanco. Desde entonces se encargan de alimentarlos, esterilizarlos y proporcionarles atención veterinaria si algún gato lo requiere y adoptantes si es posible; todo esto costeado por las propias asociaciones y sus voluntarios. Desde hace 3 años, se rechaza ese acuerdo e incluso el diálogo y quieren que los gatos sean evacuados, aunque tengan que ser transportados a perreras municipales donde les espera una muerte segura.

La forma más eficaz de controlar una colonia de gatos es mediante el método CES (capturar, esterilizar, soltar) y así es como trabajan estos voluntarios. Se distinguen porque tienen un pequeño corte en la oreja. Estos gatos no dejan que entren en la zona otros nuevos individuos y no podemos olvidar que son un raticida ecológico.

Si tú también crees que los gatos silvestres y abandonados de la UAM tienen derecho a vivir dignamente, apoyas la acción solidaria de los voluntarios y estás en contra del exterminio de colonias felinas, por favor, ayúdanos: ¡FIRMA!

Letter to
Rectorado de la Universidad Autónoma de Madrid
Estimado Rector:

Desde hace años los gatos del Campus de Cantoblanco de la Universidad Autónoma de Madrid dejaron de ser exterminados en favor a ser gestionados y esterilizados por las asociaciones Madrid Felina y Justicia Animal, una decisión que el órgano de gobierno del Rectorado de aquél entonces dejó firmada en un acuerdo que hoy en día se evita, se rechaza y se olvida. Desde el Rectorado no ofrecéis más que silencio e indiferencia hacia los animales que sobreviven entre las hierbas de la Universidad.

Yo, como apoyo a estas asociaciones y voluntarios que se han ocupado y continúan luchando hoy día por esos gatos, muestro mi desagrado hacia vuestra postura y me posiciono en contra de un futuro desalojo y/o exterminio de dichas colonias felinas. Además, pido que se reconozca el acuerdo o se rehaga otro, fomentando así -de nuevo- la comunicación con las asociaciones que están sufragando unos gastos necesarios para la gestión controlada de los animales en beneficio de los intereses de la Universidad Autónoma de Madrid y de los propios gatos.

¡Los gatos de la UAM sí quieren quedarse en el Campus!