SOS DESPARECIDO

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 5.000!


La desaparición de personas especialmente vulnerables es una de los acontecimientos más angustiosos y traumáticos que puede sufrir una familia. Se deben entender por personas especialmente vulnerables los menores de edad , los ancianos y las personas con discapacidad psíquica.

Se tratan de casos especialmente graves porque en ellos desaparece el componente de la voluntariedad al conocerse desde un primer momento que su desaparición no tiene nada que ver con una decisión voluntaria .Son igualmente graves porque también se sabe desde un principio que se tratan de personas que por sus especiales características de edad, estado físico o psíquico el mero hecho de su desaparición supone un grave riesgo para su vida , siendo muchos de ellos encontrados fallecidos.

Un gran numero de ancianos desaparecidos son desgraciadamente encontrados fallecidos  tras deambular sin norte durante dos o tres días.

Un caso sangrante , uno de cientos , es el de Saturnino Garzas de 67 años que fue encontrado fallecido detrás de un pequeño montículo en un encinar de Las Rozas (Madríd) a dos kilómetros de la residencia de la que escapó dos meses y medio antes.El es tan solo uno del medio centenar de ancianos con alzhéimer que cada año mueren en España desaparecidos.

 Desgraciadamente los medios de comunicación no tienen en cuenta estos parámetros de riesgo o de especial vulnerabilidad a la hora de difundir o tratar los casos de personas desaparecidas.Los mayores no importan y muchos de ellos mueren como perros abandonados en las calles sin otra búsqueda que la de sus familiares y amigos y la estricta que tengan que prestar las fuerzas de seguridad. Son muertes silenciosas que pasan prácticamente desapercibidas en los medios de comunicación dado que estos utilizan otros criterios a la hora  de dar relevancia a las noticias sobre desapariciones.En la misma situación se encuentran los discapacitados psíquicos.

 Fundamentalmente el morbo es lo que mueve a los medios de comunicación en la difusión de esa clase de noticias. Los ancianos no venden , los discapacitados psíquicos tampoco.El prototipo querido es el de mujer joven y a ser posible guapa (Sindrome de la mujer blanca desaparecida MMWS).

            La desaparecida que cumpla con esos parámetros tiene garantizado un circo mediático en toda regla y plena difusión a nivel nacional e incluso internacional.A los familiares de desaparecidos ancianos o con alguna enfermedad psíquica tan solo les queda esperar alguna llamada de la policía u organizar la búsqueda con sus propios medios valiéndose de la generosa solidaridad del pueblo español de la que desgraciadamente no se suelen contagiar los mass media.

 Existen por lo tanto dos clases de desaparecidos los populares y los silenciosos en una selección que hacen nuestros medios de comunicación , tanto públicos como privados , bajo criterios no de especial vulnerabilidad sino de audiencia.Si la desaparición no genera morbo , no eres noticia y no tienes difusión.

La atención de los medios no solo garantiza a la familia del desaparecido una difusión máxima de la fotografía y de los datos personales del desaparecido y en definitiva una mayor esperanza de que pueda ser encontrado  si no que también lleva consigo normalmente mayores medios públicos en la búsqueda de la persona desaparecida.

 Los familiares de los desaparecidos anónimos  se enfrentan por un lado a una angustiosa e interminable labor de búsqueda de su familiar y por otro a una cada vez mayor sensación de soledad convirtiendo su vida en un desesperado intento de que no se olvide que su familiar aún no ha aparecido.

Se sienten como ciudadanos de segunda cuando observan como las televisiones dedican un programa tras otro a los casos que han decidido mediatizar normalmente de chicas jóvenes , guapas y si es posible ricas , casos que estrujan y desarrollan muchas veces hasta el absurdo mientras que no consiguen que la fotografía de su familiar salga un solo segundo en los medios de comunicación.

Los familiares de los desaparecidos no quieren ningún tipo de protagonismo mediático pero son conscientes que un par de segundos en pantalla de la fotografía del desaparecido vale más que todos los folletos , carteles , camisetas y pancartas que elaboran día a día con sus propios medios en una lucha contra el tiempo y contra el olvido.

 

        Se denuncia en definitiva la actuación discriminatoria de los medios de comunicación , sobre todo los de titularidad publica , entendiendo que este tipo de practicas van en contra de las obligaciones de servicio publico que los mismos tienen que cumplir y considerando además que este tipo de situaciones generan un sufrimiento adicional a los familiares de las personas desaparecidas a los que convierte de facto en ciudadanos de segunda clase.

Todos los supuestos de desaparición de personas especialmente vulnerables ( menores , ancianos , enfermos mentales ,etc..) en los que desde el primer momento se conoce que la desaparición es involuntaria y en los que existe un riesgo cierto para la propia vida del desaparecido deberían tener un tratamiento homogéneo en los medios de comunicación quienes deben prestar a estos supuestos una mínima difusión que pueda ayudar en la búsqueda de la persona desaparecida sin perjuicio que después puedan desarrollar los casos que le resulten más interesantes en función de los criterios de audiencia que persigan los distintos medios.

 

       

 



Hoy: Cristóbal cuenta con tu ayuda

Cristóbal Ortega Urbano necesita tu ayuda con esta petición «RADIO TELEVISION ESPAÑOLA : SOS DESPARECIDO». Únete a Cristóbal y 3.883 personas que ya han firmado.