Que los medios de comunicación dejen de ser cómplices de abusadores sexuales!

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 50,000!


Hola! Soy Sebastián Cuattromo y tengo 44 años. Fui víctima de abuso sexual a mis 13 años. En el año 2012, tras un largo camino de lucha, logré el juicio y la condena penal del que fuera el abusador de mi infancia. Y a partir de ese momento dedico todo mi esfuerzo, con gran esperanza, para ayudar a terminar con este delito atroz que tiene como víctimas a 1 de cada 5 niños, niñas y adolescentes. 

Te pido que con tu firma me ayudes a exigirle a los medios masivos de comunicación que no sigan siendo cómplices de abusadores sexuales condenados utilizando frases supuestamente graciosas de pedófilos tristemente famosos.

Ya que desde hace años se utilizan expresiones como "la base está" del pedófilo condenado Héctor "Bambino" Veira, quien cometió su delito en la misma época en la que el niño que fuí sufría los abusos sexuales en el Colegio Marianista y concurría a la cancha de fútbol a ver a su equipo favorito, San Lorenzo de Almagro, teniendo que padecer la pesadilla de escuchar a miles de personas adultas burlándose del niño víctima de Veira, ya que los medios de comunicación de aquella época habían dado a conocer su nombre y trataban el tema desde una perspectiva profundamente irresponsable.

Por eso necesito de tu firma, ya que esta reiterada actitud de permiso social y cultural hacia el delito de abuso sexual y sus perpetradores nos daña a los y las sobrevivientes y descuida a la infancia del presente.  Y desde la asociación civil Adultxs por los derechos de la infancia, colectivo que fundé junto a Silvia Piceda y que integramos sobrevivientes adultos/as del delito de abuso sexual y adultos/as protectores/ras de niños y niñas víctimas en el presente de todo el país, sabemos que resulta urgente construir una comunicación social respetuosa del dolor de las víctimas y protectora de la infancia del presente, porque estamos convencidos/as de que "para criar a un niño hace falta una aldea".

Abrazo bien grande, con toda la fuerza y esperanza de nuestro camino colectivo!!! 

Sebastián