Petition Closed
Petitioning Presidente Comunidad de Madrid (Ignacio González González) and 2 others

Presidente Comunidad de Madrid; Consejera Educación; DAT Sur: Reapertura Aula Apoyo Intensivo CEIP Salzillo-ValleInclán, Móstoles

Somos los padres de Mario, un niño con Síndrome de Down que está escolarizado desde el curso 2009-2010 en un colegio ordinario, el CEIP Salzillo-Valle Inclán de Móstoles. Nuestro hijo anteriormente asistía a una Escuela Infantil que cubría la etapa de 0-6 años pero durante el curso 2008-2009 la Comunidad de Madrid decidió eliminar el ciclo 3-6 años por lo cual todos los niños que pertenecían a ese grupo debían ser escolarizados. Para ello se abrieron varias aulas de infantil y atendiendo a los alumnos con necesidades educativas especiales (n.e.e.) se tomaron todas las medidas necesarias para darles la adecuada respuesta educativa creando tres Aulas TGD y dos Aulas de Apoyo Intensivo, una de estas últimas en nuestro colegio. Nos fue presentado como un Proyecto Piloto por los responsables educativos de la Comunidad de Madrid y se nos planteó que la finalidad de ser un “proyecto piloto” radica en que al ser algo “novedoso” en primer lugar había que comprobar su eficacia y posteriormente mediante una valoración técnica decidir sobre su continuidad y establecer su ordenamiento funcional, como ya ocurrió en su momento con las aulas TGD (ejemplo que ellos mismos nos pusieron).
Durante su funcionamiento, estas Aulas de Apoyo Intensivo han sido evaluadas cada año por parte del Equipo de Orientación Educativa, obteniendo unos excelentes resultados a todos los niveles y demostrando que es el mejor modelo educativo pues los niños han recibido todos los apoyos que necesitaban y además se han beneficiado de un entorno normalizado con niños sin discapacidad.
A pesar de todos los beneficios expuestos la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid decidió durante el pasado curso escolar que las aulas se tenían que eliminar y así ha sido. La única respuesta que nos daban es que era una decisión política que había sido tomada en la Consejería de Educación. Hemos enviado muchos mensajes antes de terminar el pasado curso escolar y durante el verano y nos dicen que “el aula de apoyo intensivo del CEIP Salzillo-Valle Inclán que ha estado funcionando estos pasados cursos escolares, fue creada para un tiempo determinado con el fin de cumplir un cometido específico relacionado con la escolarización de alumnado procedente de Escuelas infantiles 0/6 años que se suprimieron en la localidad de Móstoles; una vez se cumplieran esos objetivos procedía su supresión.” ¿Alguien puede entender que se abra un aula para niños con n.e.e. solo durante tres años? ¿Y que los padres hubiéramos aceptado algo así? Nuestro hijo, como todos los niños con n.e.e., precisa de una continuidad, nunca hubiéramos aceptado un aula temporal. Y queremos poner de manifiesto que de todas las aulas que se crearon para el curso escolar 2009-2010 las de apoyo intensivo son las únicas que “una vez se han cumplido los objetivos” han sido suprimidas.
Nuestro hijo es el único que sigue escolarizado en el citado colegio, nos dijeron que tendría todos los apoyos necesarios y desde hace unas semanas el AL que antes estaba a tiempo completo en nuestro colegio ahora está compartido con otros dos más. Así que las sesiones de Mario (y de otros niños que también necesitan logopedia) se han reducido bastante.
Pedimos la reapertura del Aula de Apoyo Intensivo del CEIP Salzillo-Valle Inclán de Móstoles porque la necesidad de apoyos de los niños con n. e. e. siguen existiendo después de estos tres años, más aún cuando los recursos del colegio también están sufriendo recortes (AL compartido por tres colegios); porque se contradicen totalmente los excelentes resultados obtenidos en el aula con la decisión de eliminarla ya que ha sido un rotundo éxito, tanto a nivel educativo como emocional y es un claro ejemplo de educación integradora e inclusiva, beneficioso para todos los alumnos del Centro, no solo para los que tienen dificultades y porque este tipo de aulas ya existen en colegios de otras zonas de la Comunidad de Madrid (sabemos de un CEIP de Majadahonda donde hay 4 aulas similares y una de ellas se ha abierto al comienzo de este curso) y pensamos que Móstoles también tiene derecho a este modelo de enseñanza que ha demostrado ser tan positiva y beneficiosa.

Letter to
Presidente Comunidad de Madrid (Ignacio González González)
Consejera de Educación (Lucía Figar de la Calle)
Director DAT Sur (Alberto González Delgado)
Reapertura Aula Apoyo Intensivo CEIP Salzillo-ValleInclán, Móstoles

Somos los padres de Mario, un niño con Síndrome de Down que está escolarizado desde el curso 2009-2010 en un colegio ordinario, el CEIP Salzillo-Valle Inclán de Móstoles. Nuestro hijo anteriormente asistía a una Escuela Infantil que cubría la etapa de 0-6 años pero durante el curso 2008-2009 la Comunidad de Madrid decidió eliminar el ciclo 3-6 años por lo cual todos los niños que pertenecían a ese grupo debían ser escolarizados. Para ello se abrieron varias aulas de infantil y atendiendo a los alumnos con necesidades educativas especiales (n.e.e.) se tomaron todas las medidas necesarias para darles la adecuada respuesta educativa creando tres Aulas TGD y dos Aulas de Apoyo Intensivo, una de estas últimas en nuestro colegio. Nos fue presentado como un Proyecto Piloto por los responsables educativos de la Comunidad de Madrid y se nos planteó que la finalidad de ser un “proyecto piloto” radica en que al ser algo “novedoso” en primer lugar había que comprobar su eficacia y posteriormente mediante una valoración técnica decidir sobre su continuidad y establecer su ordenamiento funcional, como ya ocurrió en su momento con las aulas TGD (ejemplo que ellos mismos nos pusieron).
Durante su funcionamiento, estas Aulas de Apoyo Intensivo han sido evaluadas cada año por parte del Equipo de Orientación Educativa, obteniendo unos excelentes resultados a todos los niveles y demostrando que es el mejor modelo educativo pues los niños han recibido todos los apoyos que necesitaban y además se han beneficiado de un entorno normalizado con niños sin discapacidad.
A pesar de todos los beneficios expuestos la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid decidió durante el pasado curso escolar que las aulas se tenían que eliminar y así ha sido. La única respuesta que nos daban es que era una decisión política que había sido tomada en la Consejería de Educación. Hemos enviado muchos mensajes antes de terminar el pasado curso escolar y durante el verano y nos dicen que “el aula de apoyo intensivo del CEIP Salzillo-Valle Inclán que ha estado funcionando estos pasados cursos escolares, fue creada para un tiempo determinado con el fin de cumplir un cometido específico relacionado con la escolarización de alumnado procedente de Escuelas infantiles 0/6 años que se suprimieron en la localidad de Móstoles; una vez se cumplieran esos objetivos procedía su supresión.” ¿Alguien puede entender que se abra un aula para niños con n.e.e. solo durante tres años? ¿Y que los padres hubiéramos aceptado algo así? Nuestro hijo, como todos los niños con n.e.e., precisa de una continuidad, nunca hubiéramos aceptado un aula temporal. Y queremos poner de manifiesto que de todas las aulas que se crearon para el curso escolar 2009-2010 las de apoyo intensivo son las únicas que “una vez se han cumplido los objetivos” han sido suprimidas.
Nuestro hijo es el único que sigue escolarizado en el citado colegio, nos dijeron que tendría todos los apoyos necesarios y desde hace unas semanas el AL que antes estaba a tiempo completo en nuestro colegio ahora está compartido con otros dos más. Así que las sesiones de Mario (y de otros niños que también necesitan logopedia) se han reducido bastante.
Pedimos la reapertura del Aula de Apoyo Intensivo del CEIP Salzillo-Valle Inclán de Móstoles porque la necesidad de apoyos de los niños con n. e. e. siguen existiendo después de estos tres años, más aún cuando los recursos del colegio también están sufriendo recortes (AL compartido por tres colegios); porque se contradicen totalmente los excelentes resultados obtenidos en el aula con la decisión de eliminarla ya que ha sido un rotundo éxito, tanto a nivel educativo como emocional y es un claro ejemplo de educación integradora e inclusiva, beneficioso para todos los alumnos del Centro, no solo para los que tienen dificultades y porque este tipo de aulas ya existen en colegios de otras zonas de la Comunidad de Madrid (sabemos de un CEIP de Majadahonda donde hay 4 aulas similares y una de ellas se ha abierto al comienzo de este curso) y pensamos que Móstoles también tiene derecho a este modelo de enseñanza que ha demostrado ser tan positiva y beneficiosa.