Que Ayuso se alimente sólo de pizzas y sandwiches durante dos meses.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 7.500!


Los científicos afirman que el covid-19 afecta de forma más grave a las personas con obesidad, diabetes o hipertensión. Sin embargo nuestra querida presidenta de la Comunidad de Madrid Isabel Díaz Ayuso decidió desde el principio de la pandemia distinguirse de otras autoridades regionales ordenando que a los niños con beca de comedor se les ofreciera todos los días un menú de Telepizza o de Rodilla, después de despedir a las empresas de comedores escolares. En su cabeza, valía la pena estropear la salud de los niños pobres con tal de mantener a toda máquina el negocio de dos empresitas que probablemente iban a sufrir mucho con la crisis, como la multinacional Telepizza o la franquicia española Rodilla.

Hay gente que ha pedido a Ayuso dimitir por esto. Pero como todos sabemos "Dimitir" es un nombre ruso que no se da apenas en nuestro país. Por eso aspiramos a un objetivo más realista.

Suponemos que la decisión de Ayuso no responde a ningún desprecio de clase hacia los pobres. Comer pizza acompañada de una cocacola es simplemente una actividad muy apreciada por la presidenta. Así que, para que Isabel disfrute todavía más y pueda reponerse mejor de los disgustos de la pandemia (con algunos miles de ancianos muertos en las residencias bajo competencia regional), lo mejor es que aplique esta medida a su propio cuerpo. Pedimos que nuestra presidenta pase a alimentarse únicamente de pizzas y sandwiches durante los próximos dos meses.

Todas y todos nos vamos a beneficiar de esto. Antes que nada Isabel, que podrá demostrar al mundo que sólo actuaba de acuerdo con sus gustos culinarios personales al tomar su decisión para los niños con beca. En segundo lugar, todo el público nos beneficiaríamos al poder comprobar en directo durante dos meses los efectos de esta dieta tan especial sobre el cuerpo y la salud de nuestra presidenta. Mientras tanto, se podría ofrecer a los niños becados el tipo de comida que haya estado comiendo la presidenta durante los últimos meses.

 

Ver también: El círculo vicioso de la pizza de Ayuso
Isabel Díaz Ayuso con gargantilla