Dignifiquemos las residencias de personas mayores, antes de que sea demasiado tarde

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.500!


Se está perpetuando un modelo de asistencia a nuestros mayores que representa un negocio para muchas empresas cuyo único objetivo es obtener beneficios. Incluso las que son o presumen de ser sin ánimo de lucro mantienen unas condiciones asistenciales similares a las que si lo tienen.

Y todo ello bajo la protección del paraguas de la administración ya que es conocedora de toda la problemática del sector y mira hacia otro lado con la excusa de que no hay dinero, aun sabiendo que esto afectará a la calidad del servicio que prestamos a nuestras familias.

Día a día vemos como los profesionales que atienden a nuestros seres queridos, se dejan la salud y les imponen unas condiciones de trabajo infrahumanas. Los profesionales de este sector están sometidos no solo a los esfuerzos físicos propios del trabajo, sino que también a una presión emocional continúa ya que no pueden dedicar el tiempo que necesitan las personas que viven en las residencias geriátricas.

La administración y a la empresa no les importa que las personas mayores que están en residencias no puedan decidir cuándo necesitan ir al baño, ni decidir que ropa se quieren poner, ni cuando tiempo pueden tardar en comer… ya que el sistema de trabajo se basa en una cadena de producción y no en una asistencia basada en la atención centrada en las personas.

Nuestros gobernantes miran hacia otro lado con la excusa de que no hay dinero, y nos preguntamos, si fueran sus padres, hermanos, familia… ¿pensarían lo mismo? O querían una asistencia digna donde no solo se atendiera las necesidades físicas de las personas deprisa y corriendo porque no hay tiempo si no que también hay que cuidar las necesidades emocionales  como la tristeza, ansiedad, añoranza… ¿Cómo os sentirías vosotros/as? ¿Os gustaría estar en estas residencias?

Las personas que tenemos la suerte de trabajar en residencias somos personas invisibles para la sociedad. El 90% somos mujeres a las que no se les valora el trabajo que realizan y cuando decimos que no podemos atender con dignidad, en muchos casos nos amenazan con despidos. Para que callemos.

Todos somos responsables de que las personas dependientes y mayores caigan en el olvido de la administración y no sean reconocidos como una de las partes más débiles de nuestra sociedad. Más bien, parece que se hayan convertido en un problema para la economía porque cada vez son más y sus necesidades mayores.

Una sociedad que no cuida y respeta a sus mayores pierde su memoria.

Nosotros nos haremos mayores y queremos cambiar esta sociedad, no queremos ser una pieza de un negocio ni tampoco queremos que se nos aparte en unas instituciones que no cumplan unos mínimos de dignidad. ¿Tú quieres hacerte mayor?

Se nuestra voz, Ayudadnos!!!



Hoy: Geriatria cuenta con tu ayuda

Geriatria Catalunya necesita tu ayuda con esta petición «President de la Generalitat de Catalunya: Dignifiquemos las residencias de personas mayores, antes de que sea demasiado tarde». Únete a Geriatria y 1.017 personas que ya han firmado.