Defendé la subsistencia de los consultorios médicos

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 5,000!


Amenaza para uno de los pilares del cuidado de la salud.

1. Crisis por Confinamiento: La población ha dejado de concurrir a los consultorios públicos o privados, lo hace sólo cuando es imprescindible con reticencias y demoras. La mayoría de los consultorios están cerrados o no dan turnos.

2. Comunidad en riesgo: ruptura de la accesibilidad y continuidad del cuidado, con mayor impacto en pacientes con enfermedades crónicas o situaciones de fragilidad. Aparecen nuevas enfermedades psico-sociales o se agravan las existentes. El paciente se encuentra atemorizado por la posibilidad de contagiarse en el mismo sitio de la consulta

3. Finanzas en problemas: en el contexto de nuestra pesada historia de alta carga impositiva, inflación, aranceles bajos y demoras en los pagos, se agregan nuevos costos. Se debe cumplir ahora con las normas de protección, utilización de materiales descartables, adecuaciones físicas en las instalaciones, entrenamiento del personal paramédico, períodos de consulta prolongados, y desinfección frecuente. Todo esto debe hacerse pese a los menores ingresos por la cuasi eliminación de las consultas presenciales.

Como resultado  muchos médicos se encuentran anulando la locación del consultorio y otros seguirán ese camino muy pronto. La "nueva normalidad" nos mostrará  un sistema destruído.

4. Propuestas 

Ahora mismo:  Reconocer y estimular las modalidades de atención a distancia con requisitos ligados a la factibilidad y preferencias de pacientes y médicos. Actualizar los honorarios en períodos más cortos, acorde a una realidad de alta inflación. Asistir en la provisión de insumos para la protección de pacientes y profesionales   

Hacia el futuro. Asistir en el cambio hacia un modelo con acento en la atención primaria y apoyo en la transformación digital permitiendo una gestión de la información clínica y epidemiológica. Modificar los modelos actuales de retribución por prestación hacia otros que reconozca la responsabilidad y el agregado de valor a la salud de los pacientes y sus familias.