PARAR LA PESCA COMERCIAL DEL SALMON del RíO ADOUR

0 a signé. Allez jusqu'à 7 500 !


FRANÇAIS  ENGLISH

El salmón salvaje del Atlántico ha sido afectado por una multitud de agresiones: presas, contaminación, degradación del manto de los ríos, sobrepesca en mar y ríos, contaminación por parásitos derivados de la acuicultura y, evidentemente, calentamiento global. 

Las reservas disminuyen, la especie ya se encuentra en peligro de extinción en las zonas de los ríos Garonne-Dordogne, Loire-Allier, Seine, y Rhin-Meuse, donde la pesca profesional a sido prohibida demasiado tarde. 

Los salmones de la cuenca del rio "Adour" y de los "Gaves" estén amenazados por una cercana desaparición. Pese a que se han invertido unos 50 millones de Euros para facilitar su trayectoria, el Adour es el único río en Francia, y una de los últimos de Europa y del mundo en el que todavía está permitida la pesca con redes de arrastre,
mismas que les impiden llegar a sus ríos natales en los Pirineos y conseguir reproducirse. 

Desde hace ya mucho tiempo, todos los países afectados del Atlántico Norte han prohibido la pesca profesional y la comercialización de salmón salvaje.

Francia tendrá el honor este 2019, año internacional del salmón salvaje, de comprometerse definitivamente con la protección de este majestuoso pez, emblemático de la biodiversidad, que podría así mismo, para todos los territorios del río Adour, de sus valles y de sus gaves, reconvertirse en su protagonista.

Exijamos las únicas decisiones que favorecerán el interés general y la protección de nuestro patrimonio regional :

-La prohibición absoluta y definitiva de la pesca con redes, así como de la comercialización de salmón salvaje del río Adour. 

-El fin de las capturas presumiblemente "accidentales" en el mar,  gracias a una banda marina littoral de dos millas libre de artes de pesca en Aquitania.