Victoria confirmada

Porque el Interés Superior de los menores es primero, ¡digan SÍ a la salud y a la vida de Harumi! ¡Digan SÍ a su hospitalización inmediata!

¡Esta petición logró su objetivo con el apoyo de 19,541 personas!


Mi hija Harumi tiene 17 años y nació con un extraño síndrome conocido como Prader-Willi. Hoy ella no está bajo mi cuidado, y su vida corre peligro porque no está recibiendo la atención médica que necesita de manera permanente. Los jueces de lo familiar y el Ministerio Público de La Paz tienen en sus manos la decisión que podría poner primero el Interés Superior de Harumi y, por tanto, su salud y su vida. Ella necesita ser internada de inmediato en el hospital, pero su padre se niega hacerlo. ¡Y yo lo único que quiero es salvarle la vida!

El nacimiento de mi segunda hija, Laura Elena, a quien de cariño llamamos Harumi, le dio un vuelco de 180 grados a mi vida. Sabíamos, desde que era una bebé, que algo no andaba bien. Después nos enteramos que se trataba del Síndrome Prader-Willi que consiste en la incapacidad de resistir el impulso de comer y un metabolismo sumamente lento. Por eso las personas con este síndrome suelen padecer obesidad mórbida y todas sus consecuencias. Además, Harumi tiene trastorno del espectro autista, por lo que el cuidado de su salud siempre implicó un reto adicional. No era fácil, sin embargo éramos una familia en apariencia unida. Pero cuando Harumi tenía 13 años, un día su papá salió a trabajar y no volvió. 

Harumi no pudo sobrellevar esta situación y reaccionó muy mal. Preguntaba todo el tiempo por su papá, dormía con su ropa y zapatos, empezó a autolesionarse, se cortó el cabello hasta quedarse pelona, y conforme pasaban los meses, su frustración creció y con ésta, su agresividad. Cuando me amenazó con unos cuchillos y luego se encerró amenazando con suicidarse, supe que tenía que buscar a su papá, quien por fortuna respondió y decidimos compartir la custodia. Esto funcionó muy bien por un tiempo, hasta que de un día para otro empezó a impedirme llevármela, y ahora la única manera que tengo de verla es en la puerta de su casa. 

Parece que Harumi está contenta viviendo con su padre, y a mí me interesa su felicidad…pero su vida es lo que me importa por sobre todas las cosas. Y lo que sucede es que desde que está bajo la tutela de su padre, Gustavo, la salud de Harumi ha empeorado significativamente, y él se niega a llevarla al hospital en San Diego donde desde hace 9 años ha sido atendida con mucho éxito. Actualmente Haru padece obesidad mórbida (en unos cuantos meses ha subido casi 20 kilos), diabetes tipo 2, hipertensión, resistencia a la insulina, sus pulmones no funcionan correctamente por la apnea de sueño, su corazón está inflamado, y los médicos que están al tanto de la situación ya mostraron su preocupación: la vida de Harumi está en riesgo. Y ese riesgo es inminente si no es internada de inmediato en el hospital. 

Harumi ha sido una lección de vida para mí. No sólo aprendí como madre a ver por una hija con Síndrome Prader-Willi, sino que me empujó a hacer algo por todos los niños con este síndrome y otros tipos de discapacidad. Tanto así que hoy tengo una Fundación (La Casita de Harumi) que desde hace 9 años se ha dedicado a ayudar, apoyar, capacitar e integrar a personas con alguna discapacidad, así como a sus familias. Por eso sé de lo que hablo y sé del peligro en el que se encuentra Harumi.

Los problemas que yo tengo con su padre son independientes del amor que le tengo a mi hija, y de la impotencia y el dolor que siento cuando veo cómo se le escapa la salud a Harumi. Esto no tiene que ver con nuestro proceso de divorcio, ni con el asunto de la custodia ni con nada: es la vida de nuestra hija la que está de por medio. 

Harumi es mi motor, y ese motor tiene que seguir andando. ¿Me ayudas con tu firma para que las autoridades correspondientes digan SÍ a la vida de Harumi?

Ve aquí el video que hice con más detalles de la situación. 



Hoy: Ana cuenta con tu ayuda

Ana Ozawa necesita tu ayuda con esta petición «Porque el Interés Superior de los niños es 1ro, ¡digan SÍ a la salud y a la vida de Harumi! @PGJEBCS». Súmate a Ana y 19,540 persona que han firmado hoy.