Petition Closed
Petitioning atencion@pp.es and 1 other

Por la independencia de RTVE: no al control político del gobierno #RTVEdeTodos


El Gobierno ha aprobado un decreto por el que se podrá nombrar presidente de RTVE por mayoría absoluta, en lugar de por dos tercios de los diputados del Congreso.

Esta decisión supone una involución democrática sin precedentes en los países de nuestro entorno. La independencia y la imparcialidad frente a cualquier grupo político o de interés han de ser valores garantizados para RTVE, que deben extenderse a todos los medios públicos autonómicos y locales. Y eso es incompatible con el control de un sólo grupo parlamentario o político como comprobamos durante tantas décadas.

La incapacidad de los políticos para consensuar un candidato al puesto no es una excusa para que un grupo político tome el control de la televisión pública, que ha logrado el respaldo de la audiencia y el respeto de los profesionales y los ciudadanos.

Dicho en términos de actualidad, con esta decisión, el déficit democrático de España (tan importante en nuestra opinión, como el de las finanzas públicas) incumple todos los objetivos fijados en las sociedades avanzadas. Y la prima de riesgo de las libertades en nuestro país frente a los de nuestro entorno, se ha elevado muchos puntos, básicos para el respeto que los políticos deben tener por los ciudadanos.

La libertad de expresión y de información, la imparcialidad de los medios públicos, y el derecho de los ciudadanos a recibir una información veraz, son valores constitucionales tan importantes como el equilibrio presupuestario.

Por ello, es imprescindible que los partidos políticos se pongan de acuerdo para blindar los avances logrados en la profesionalización y la independencia de RTVE y todos los medios públicos. Por todo ello, los firmantes pedimos:

1. Que el Gobierno de España derogue el decreto anunciado el viernes, 20 de abril de 2012, por el que se designará al presidente de RTVE por mayoría del Congreso de los Diputados.

2. Que se mantenga el sistema aprobado en 2006 que obliga a que esa designación sea respaldada por dos tercios de los parlamentarios, lo que precisa el consenso entre los grupos políticos.

3. Que los partidos políticos hagan su trabajo y cumplan con su obligación de acordar un candidato profesional, de trayectoria contrastada e imparcial para que continúe la labor de lograr una televisión pública de calidad, a la altura de las exigencias de los ciudadanos.

4. Que se garantice que los futuros presidentes del ente público puedan desarrollar su labor sin interferencias de ningún tipo, de acuerdo a criterios profesionales, y con independencia de poderes políticos y grupos de presión.

5. Que se dote a RTVE de instrumentos de financiación suficientes para que pueda ofrecer a los espectadores programas de calidad e informativos solventes.

6. Que los partidos políticos se comprometan a ampliar este sistema de elección y estas garantías a las televisiones y medios autonómicos y locales.

7. Que los partidos políticos, agentes sociales, organizaciones profesionales de periodistas, asociaciones de espectadores, operadores del sector y cuantas personas estén interesadas en este tema, manifiesten su rechazo a esta decisión partidista e intervencionista.

Por todo ello, pedimos que el Gobierno reconsidere esta decisión y respalde a los profesionales de RTVE para que mantengan la mejora de la calidad y del respeto a sus informativos que han logrado. En su lugar, Gobierno y oposición deberían esforzarse en designar inmediatamente a un presidente de RTVE solvente, independiente y profesional. Y no volver a preocuparse de la radio y la televisión pública hasta que finalice su mandato.

ACTUALIZACIÓN DEL 3 DE MAYO DE 2012: DÍA INTERNACIONAL POR LA LIBERTAD DE PRENSA:

Extendamos nuestro luto por RTVE en las redes sociales durante hoy y mañana. Te propongo algo:

1. Tuitea bajo el hashtag #rtvedeluto. Si conseguimos que #rtvedeluto sea trending topic, el mundo entero verá el rechazo de la sociedad española a la medida del Gobierno.

2. He creado un grupo de Facebook llamado RTVE de Luto. Como acto simbólico, tápate los ojos con algo negro o con los dedos y sube tus fotografías al grupo. Yo ya lo he hecho.

3. También puedes cambiar tu imagen de perfil en Facebook y Twitter por el logo de luto por RTVE. Con tu ayuda, podemos lograr que el Gobierno se de cuenta del rechazo masivo de los españoles a su medida y recapacite.

Pero para ello necesito que tú y tus amigos os unáis en la red, de luto por RTVE.

Letter to
atencion@pp.es
Presidente del Gobierno
Sr. presidente del Gobierno de España:

El Gobierno ha aprobado un decreto por el que se podrá nombrar presidente de RTVE por mayoría absoluta, en lugar de por dos tercios de los diputados del Congreso. Esta decisión supone una involución democrática sin precedentes en los países de nuestro entorno.

La independencia y la imparcialidad frente a cualquier grupo político o de interés han de ser valores garantizados para RTVE, que deben extenderse a todas los medios públicos autonómicos y locales. Y eso es incompatible con el control de un sólo grupo parlamentario o político como comprobamos durante tantas décadas.

La incapacidad de los políticos para consensuar un candidato al puesto no es una excusa para que un grupo político tome el control de la televisión pública, que ha logrado el respaldo de la audiencia y el respeto de los profesionales y los ciudadanos.

Dicho en términos de actualidad, con esta decisión, el déficit democrático de España (tan importante en nuestra opinión, como el de las finanzas públicas) incumple todos los objetivos fijados en las sociedades avanzadas. Y la prima de riesgo de las libertades en nuestro país frente a los de nuestro entorno, se ha elevado muchos puntos, básicos para el respeto que los políticos deben tener por los ciudadanos.

La libertad de expresión y de información, la imparcialidad de los medios públicos, y el derecho de los ciudadanos a recibir una información veraz, son valores constitucionales tan importantes como el equilibrio presupuestario. Por ello, es imprescindible que los partidos políticos se pongan de acuerdo para blindar los avances logrados en la profesionalización y la independencia de RTVE y todos los medios públicos.

Por todo ello, los firmantes pedimos:

1. Que el Gobierno de España derogue el decreto anunciado el viernes, 20 de abril de 2012, por el que se designará al presidente de RTVE por mayoría del Congreso de los Diputados.
2. Que se mantenga el sistema aprobado en 2006 que obliga a que esa designación sea respaldada por dos tercios de los parlamentarios, lo que precisa el consenso entre los grupos políticos.
3. Que los partidos políticos hagan su trabajo y cumplan con su obligación de acordar un candidato profesional, de trayectoria contrastada e imparcial para que continúe la labor de lograr una televisión pública de calidad, a la altura de las exigencias de los ciudadanos.
4. Que se garantice que los futuros presidentes del ente público puedan desarrollar su labor sin interferencias de ningún tipo, de acuerdo a criterios profesionales, y con independencia de poderes políticos y grupos de presión.
5. Que se dote a RTVE de instrumentos de financiación suficientes para que pueda ofrecer a los espectadores programas de calidad e informativos solventes.
6. Que los partidos políticos se comprometan a ampliar este sistema de elección y estas garantías a las televisiones y medios autonómicos y locales.
7. Que los partidos políticos, agentes sociales, organizaciones profesionales de periodistas, asociaciones de espectadores, operadores del sector y cuantas personas estén interesadas en este tema, manifiesten su rechazo a esta decisión partidista e intervencionista.

Por todo ello, pedimos que el Gobierno reconsidere esta decisión y respalde a los profesionales de RTVE para que mantengan la mejora de la calidad y del respeto a sus informativos que han logrado. En su lugar, Gobierno y oposición deberían esforzarse en designar inmediatamente a un presidente de RTVE solvente, independiente y profesional. Y no volver a preocuparse de la radio y la televisión pública hasta que finalice su mandato.

Atentamente