Petition Closed

Por el fin de las agresiones militares sobre la población civil de Gaza


12,756
Supporters

Ya hay casi 100 muertos entre la población palestina, entre ellos muchas mujeres y niños, y los heridos se cuentan por centenares. La ofensiva militar israelí se cierne sobre la franja de Gaza poniendo en grave peligro la integridad de más de un millón y medio de personas. Por su parte, desde Gaza, continua el lanzamiento de cohetes al sur de Israel, donde han fallecido 3 personas.  En Gaza, las ciudades están desiertas y los niños han tenido que dejar de ir a clase por su seguridad. Muchos padres han empezado a detectar entre los más pequeños, que viven aterrorizados por esta situación, síntomas de estrés derivados de las continuas explosiones.

UNRWA, la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados de Palestina, trabaja sobre el terreno en la asistencia y asilo a los refugiados. Nuestras instalaciones y personal están preparados para atender a la población durante el tiempo que dure la ofensiva. Una de las prioridades de la Agencia es proporcionar asistencia alimentaria a los más necesitados. Pronto se tendrán que utilizar las reservas que UNRWA tiene en Gaza, pero con el paso de los días, y a medida que aumente el número de civiles que necesiten esa ayuda, el stock con el que contamos puede no ser suficiente. También es urgente conseguir medicamentos. Los suministros de los hospitales son escasos, ya lo eran antes de la escalada de la violencia, y con la actual situación solo puede agravarse.

Ante esta dramática realidad, UNRWA pide que se ponga fin a los ataques sobre la franja de Gaza a consecuencia de los cuales está siendo afectada la población civil y por ello te pedimos que te unas a nuestros esfuerzos a través de tu firma.

Ya hay casi 100 muertos entre la población palestina, entre ellos muchas mujeres y niños, y los heridos se cuentan por centenares. La ofensiva militar israelí se cierne sobre la franja de Gaza poniendo en grave peligro la integridad de más de un millón y medio de personas. Por su parte, desde Gaza, continua el lanzamiento de cohetes al sur de Israel, donde han fallecido 3 personas. En Gaza, las ciudades están desiertas y los niños han tenido que dejar de ir a clase por su seguridad. Muchos padres han empezado a detectar entre los más pequeños, que viven aterrorizados por esta situación, síntomas de estrés derivados de las continuas explosiones.

Ante esta dramática realidad, me uno a UNRWA para pedir que se ponga fin a los ataques sobre la franja de Gaza.