Cardioprotección para ciclistas, runners, patinadores y triatletas del Parque

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 1,500!


La zona de la Ciudad de Buenos Aires conformada por los parques Mugica, General Paz, y Sarmiento delimitada por la colectora de la avenida General Paz, la avenida Ricardo Balbín, avenida Triunvirato y la avenida Crisólogo Larralde, es visitada diariamente por cientos de vecinos y vecinas de la Ciudad para la práctica de ciclismo, running, roller y otras actividades deportivas o recreativas.

La limitada oferta de la Ciudad para el entrenamiento de estas disciplinas en espacios públicos  con características adecuadas hace de estos parques un destino de elección para las quienes realizan deporte regularmente.

La importante afluencia de deportistas que se someten a grandes esfuerzos aumenta el riesgo de muerte súbita.

Esto no sorprende puesto que las enfermedades cardiovasculares constituyen unas de las primeras causa de muerte en el mundo y más de la mitad de ellas son por muerte súbita cardiaca.

En nuestro país, según datos oficiales, la enfermedad cardiovascular es la primera causa de muerte prevenible que deja un saldo de alrededor de 40.000 muertes anuales. Se estima que el 70% de estas muertes ocurren fuera de los hospitales.

La mitad de las muertes por un infarto ocurren dentro de la primera hora (hora de oro) y la causa principal es la muerte súbita (arritmia ventricular “FV”). La muerte súbita afecta al 2 por mil de la población  cada año, menos del 10% llegan con vida al hospital.

El pronóstico de los pacientes que sufren una muerte súbita depende, fundamentalmente, del tiempo que transcurre entre el paro cardiaco y la aplicación de las técnicas de reanimación cardiopulmonar, incluida el uso del desfibrilador externo. Por cada minuto que se retrasa la desfibrilación, la posibilidad de supervivencia de la víctima disminuye de siete a diez por ciento.

El paciente sufre un daño cerebral irreversible en 4 a 6 minutos después de un paro cardíaco. Después de 10 minutos, pocas víctimas de muerte súbita  logran sobrevivir y la mayoría lo hace con daño neurológico severo.

La importancia de este tema como problema de Salud Pública quedó  ampliamente fundamentado en la Ley Nacional 27.159 “Sistema de Prevención Integral” aún sin reglamentar, que tiene por objeto regular un sistema de prevención integral de eventos por muerte súbita en espacios públicos y privados de acceso público a fin de reducir la morbimortalidad súbita de origen cardiovascular.

En este sentido, la Ciudad de Buenos Aires promovió el acceso público a la desfibrilación mediante la instalación de DEAS en el subte de Bs. As. y en algunas dependencias estatales con atención al público entre otras inciativas.

En tanto el estudio American Public Access Defibrillation demostró que los programas de RCP y desfibrilación externa automática por parte de reanimadores legos y primeros respondientes tales como agentes de  policía, han reportado mejores tasas de supervivencia tras un paro cardiaco por FV con testigos, que llegan hasta el 49% a 74%.

En nuestro país, existe una experiencia sólida que se muestra como referencia irrefutable de la utilidad de dotar a las unidades de seguridad que patrullan las calles de desfibriladores automáticos y capacitación en RCP de sus agentes. Se trata del Programa de Rescate Cardíaco del Municipio de Tigre denominado “Tigre Cuida Tu Corazón” gracias al cual personal policial y de seguridad ya ha salvado muchas vidas.

Estos programas nos muestran la importancia de contar de manera inmediata con Desfibriladores Externos Automáticos y personas entrenadas en RCP en los lugares donde exista riesgo de muerte súbita.

En la zona de los parques anteriormente mencionada, se cuenta con un excelente dispositivo de seguridad a cargo de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires. Esta ampliamente demostrado que son los agentes policiales los primeros en llegar a la escena cuando ocurre una emergencia, incluso dentro de los primeros 3 minutos, el umbral más conveniente para la desfibrilación.

Es por ello que te pido que acompañes esta solicitud para pedirle a la Policía de la Ciudad que facilite un desfibrilador externo automático y la capacitación necesaria a los agentes del Parque para responder de inmediato mientras llega el SAME.