Dejen que estas mujeres maltratadas vayan siempre acompañadas de sus perros de protección

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 75.000!


Los pepos son perros que han sido entrenados para acompañar en todo momento a mujeres que han sido víctimas de violencia de género y protegerlas así de un potencial acercamiento de sus agresores. Son perros muy sociales, no son perros de ataque. Juegan con niños, con adultos, con otros perros… y actúan únicamente cuando se les activa la orden de proteger a la víctima en caso de detectar una posible agresión.

No sabéis hasta qué punto estos perros hacen a las mujeres sentirse protegidas. Conozco varios casos personalmente, y os puedo asegurar que hay mujeres que han estado meses metidas en casa por miedo, y que con el acompañamiento de sus Perros han recuperado sus ganas de vivir. Salen a la calle, se relacionan, hacen planes y vuelven a sentir la libertad de un paseo.

El problema es que cuando estas mujeres salen de casa con sus perros y quieren entrar a tomarse algo en un bar, a hacer la compra en el supermercado o a mirar una tienda de un centro comercial, no pueden hacerlo porque en la mayoría de los establecimientos no se permite la entrada con animales.

Firma para solicitar a la Comunidad de Madrid que, al igual que a los perros guía de personas ciegas se les permite por Ley la entrada a lugares públicos a los que otros animales no pueden acceder, también se regule el acceso de los perros para que puedan acompañar a las mujeres en todo momento.

Estos perros todavía no son muy conocidos, pues el adiestramiento de perros con este fin es algo pionero a nivel mundial. Han venido incluso desde otros países como Holanda a hacer reportajes de su funcionamiento. Debido a que es algo relativamente nuevo, no existe apenas regulación. El acompañamiento de los Pepos se proporciona en caso de que exista una orden de alejamiento y siempre que la mujer haya superado una valoración psicológica previa, pero todavía no hay una legislación que regule cuándo estos perros pueden acceder a los lugares públicos.

Y esa legislación sí es posible. Los perros guía, por ejemplo, la tienen. Según leo en la web de la ONCE, “tienen reconocido legalmente, en toda España, el derecho de acceder, acompañadas del mismo, a todos los lugares, espacios, establecimientos y transportes públicos o de uso público.” Este derecho al acceso está regulado por Leyes autonómicas diferentes unas de otras, pero en todas ellas hay un punto en común: “el derecho del usuario de acceder, permanecer y deambular con su perro guía en cualquier espacio, lugar, establecimiento o transporte público o de uso público, con independencia de su titularidad pública o privada”.

Me dedico al mundo de la seguridad y estuve en el proyecto de escoltas para protección de violencia de género. He trabajado con perros (además de tener dos) y colaboro con algunas mujeres que están acompañadas por estos perros y sé que para ello han recibido una  formación muy completa. Desde la experiencia puedo aseguraros que es increíble cómo estas mujeres pasan de no poder salir de casa por miedo a por fin sentirse libres gracias a la protección de sus compañeros de cuatro patas.

Firma para pedir que estas mujeres no se vean obligadas a separarse de sus Perros. Solicita al área de Coordinación Legislativa de la Comunidad de Madrid que apruebe una legislación que permita a los Perros entrar en los mismos establecimientos en los que sí pueden acceder los perros guía. Porque ellos también son imprescindibles.

 ___________________

Más información:

 



Hoy: Jose cuenta con tu ayuda

Jose Caballero necesita tu ayuda con esta petición «Permitan que estas mujeres maltratadas vayan siempre acompañadas de sus (perros de protección) @ccifuentes». Únete a Jose y 50.886 personas que ya han firmado.