El asesinato arbitrario de Oscar Pérez: un atentado contra la dignidad del ser humano.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 50.000!


Madrid, 17 enero 2018

“Odio la indiferencia, creo que vivir significa ser partisanos” escribía Antonio Gramsci en un artículo de 1917 y hoy, nosotros y nosotras tenemos el deber de gritar fuerte nuestro NO, nuestra indignación, nuestra condena y nuestro rechazo a las brutalidades cometidas por el actual gobierno del presidente Nicolás Maduro en Venezuela. El asesinato del ex policía venezolano Oscar Pérez, violando todos los derechos humanos fundamentales, violando el mismo fundamento de los cuatro convenios de Ginebra y violando toda la jurisprudencia internacional que norma el respeto de la dignidad humana no puede y no debe quedar impune.

No importa quién fuera Oscar Pérez, no importa cuales delitos haya cometido porque en el momento en que un adversario se rinde, frente a la  ley ya no es un enemigo sino una persona a la que hay que brindar todas la garantías que el orden constitucional vigente prevé: ya no se aplica los Ius ad bellum (el derecho de guerra) sino que se aplica la ley común. La rendición tiene un marco legal bien definido y en el caso de Oscar Pérez, quien declaró su rendición incondicional frente a la ofensiva del ejército de Venezuela, se aplica el Derecho Internacional que lo ampara y lo protege de represalias de los militares. Finalmente el Derecho Internacional Humanitario establece también el principio de “daño superfluo” o “sufrimiento innecesario” lo que nos viene a decir que en el despliegue y en la actuación de los militares venezolanos hubo completa falta del principio de proporcionalidad. *

Por otro lado, si importa quién fue Oscar Pérez, si importa cuales delitos haya cometido porque fueron justamente aquellos contra quien él levantó su protesta y su acción los que decidieron terminar con su vida de manera  premeditada, arbitraria e ilegal.

La acción que se cometió en el lunes 15 de enero de 2018 ha sido una ejecución pública ordenada por un presidente, Nicolás Maduro  que, a través de este hecho, demuestra no considerar la dignidad del ser humano sino como un impedimento más  hacia su control totalitario.

El 10 de diciembre de 1948 Eleonor Roosevelt presentaba al mundo la Carta de los Derechos Humanos fundamentales y hoy 60 años después de aquel hito para la humanidad, queda en nuestras manos, en nuestras voces, en nuestra firme voluntad, la tarea de demostrar que aquella carta no fue escrita en vano.

“La indiferencia es el peso muerto de la historia. La indiferencia funciona poderosamente en la historia. Funciona pasivamente, pero funciona.” Gramsci

No se nos permite la indiferencia, no se nos tolera el silencio. Las últimas palabras de Oscar Pérez entregadas a las redes sociales, su mirada resignada, su cara ensangrentada, el grito “no nos disparen, nos rendimos” serán nuestras más grandes pesadillas si no actuamos ahora.

Oscar Pérez murió para que las personas, no solo en Venezuela, abrieran sus ojos frente a la barbarie. No seas indiferente, abre los ojos, firma esta petición.

Que pedimos:

Pedimos que el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas nombre una comisión internacional independiente de observadores que investigue el asesinato de Oscar Pérez y de las personas que con él se encontraban en la zona de El Junquito en el municipio Libertador, al oeste de Caracas y que pueda establecer quién dió la orden para que se procediera con estos crímenes.

Pedimos que las personas detenidas reciban un debido proceso y que sean visitadas cuanto antes, en los centros de detención en los que se encuentran  por un equipo de observadores de Naciones Unidas.

Pedimos un resarcimiento para las familias de las víctimas y que se entregue el cuerpo de Oscar Pérez a sus familiares. 

--------------------------------------------------------------------

*Artículo 3 común a los cuatro Convenios de Ginebra

Tomado del III. Convenio de Ginebra del 12 de Agosto de 1949 relativo al trato debido a los prisioneros de guerra 

Artículo 3 - Conflictos no internacionales

En caso de conflicto armado que no sea de índole internacional y que surja en el territorio de una de las Altas Partes Contratantes cada una de las Partes en conflicto tendrá la obligación de aplicar, como mínimo, las siguientes disposiciones:

1)  Las personas que no participen directamente en las hostilidades, incluidos los miembros de las fuerzas armadas que hayan depuesto las armas y las personas puestas fuera de combate por enfermedad, herida, detención o por cualquier otra causa, serán, en todas las circunstancias, tratadas con humanidad, sin

distinción alguna de índole desfavorable basada en la raza, el color, la religión o la creencia, el sexo, el nacimiento o la fortuna o cualquier otro criterio análogo.

A este respecto, se prohíben, en cualquier tiempo y lugar, por lo que atañe a las personas arriba mencionadas:

a) los atentados contra la vida y la integridad corporal, especialmente el homicidio en todas sus formas, las mutilaciones, los tratos crueles, la tortura y los suplicios;

b) la toma de rehenes;

c) los atentados contra la dignidad personal, especialmente los tratos humillantes y degradantes; 

d)  las condenas dictadas y las ejecuciones sin previo juicio ante un tribunal legítimamente constituido, con garantías judiciales reconocidas como indispensables por los pueblos civilizados.

2) Los heridos y los enfermos serán recogidos y asistidos. 

Un organismo humanitario imparcial, tal como el Comité Internacional de la Cruz Roja, podrá ofrecer sus servicios a las Partes en conflicto.

Además, las Partes en conflicto harán lo posible por poner en vigor, mediante acuerdos especiales, la totalidad o parte de las otras disposiciones del presente Convenio.

La aplicación de las anteriores disposiciones no surtirá efectos sobre el estatuto jurídico de las Partes en conflicto.



Hoy: Diego cuenta con tu ayuda

Diego Battistessa necesita tu ayuda con esta petición «Pedimos al Presidente del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas que se nombre una comisión internacional independiente para hacer luz sobre el asesinato arbitrario de Oscar Pérez por parte del ejército venezolano.». Únete a Diego y 41.036 personas que ya han firmado.