Petitioning Al director general de Evaluación y Cooperación Territorial (Mº de Educación) A D. Alfonso González Hermoso de Mendoza.
This petition will be delivered to:
Al director general de Evaluación y Cooperación Territorial (Mº de Educación)
A D. Alfonso González Hermoso de Mendoza.

Paremos la LOMCE. Por una educación no sexista



PAREMOS LA LOMCE

POR LA IGUALDAD DE LOS SEXOS

    Los recortes en el estado de bienestar se están sucediendo sin parar.  No queda una sola partida del gasto social que no sufra una fuerte rebaja, golpeando de forma brutal a los trabajadores y a las trabajadoras y a los sectores más desfavorecidos.
    Esta política antipopular está teniendo unas tremendas repercusiones en el  sector de la enseñanza: pérdida de empleos (unos 60.000 puestos de trabajo menos), pérdida de derechos y, como no podía ser de otra manera, pérdida de calidad de la enseñanza, que afectará intensamente a las futuras generaciones.
    Ahora se nos presenta una reforma educativa que viene a consolidar todos los recortes realizados y, además, desde posiciones fuertemente ideologizadas –la ideología que la derecha siempre pretendió imponer en la educación-, quieren implantar un modelo educativo con muchas conexiones con el que ya fue superado, incluso, por la ley de educación del 70: vuelta a las reválidas, segregación antes de finalizar la ESO -formación básica para todos y todas-, incremento de la privatización, mayor centralización… y, cómo no, supresión de la educación en valores, de la educación en igualdad de los sexos y en el respeto a la diversidad de orientación genérica y afectivo sexual, refuerzo del adoctrinamiento religioso –católico, por supuesto- y refuerzo de los centros que segregan por sexo al alumnado. Todo el ideario rancio del que el PP suele hacer gala.
    Contra todo ello, todas las organizaciones que conforman la Plataforma por la Escuela Pública: organizaciones sindicales –entre ellas, la Federación de Enseñanza de CCOO-, de madres y padres y de estudiantes convocamos una huelga de carácter general en el sector educativo, desde la educación infantil hasta la universitaria, el próximo 9 de mayo. Se trata de la primera vez que todos los sectores de la comunidad educativa están llamados a secundar una huelga, el profesorado y los y las estudiantes no yendo a los centros, y los padres y madres, no llevando a sus hijos e hijas a los mismos. Están convocados, además, encierros, manifestaciones…
    La educación es un pilar fundamental en la lucha por la igualdad entre los sexos. Quienes hemos reclamado, y practicado, la coeducación, tenemos también mucho que oponer a los recortes y al retroceso que va a suponer esta reforma –la LOMCE- en el avance de la igualdad.

Porque con la LOMCE

- Desaparece la educación en valores democráticos, como eje transversal del currículo educativo, y se sustituye por el “espíritu emprendedor”, algo ajeno a la formación de personas para una convivencia participativa, democrática e igualitaria.

- Se refuerza la asignatura de Religión, con su particular visión del papel social que las mujeres deben cumplir y sus particulares creencias en materia de sexualidad y reproducción, que tanto perjudican a las mujeres.

- Desaparecen las asignaturas de Ética, de 4º ESO y Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos, con su específico tratamiento a la igualdad entre los sexos, al respeto a la orientación sexual y a la diversidad afectivo-sexual, recomendadas por las instituciones europeas y avalada, la segunda, por diversas sentencias del Tribunal Supremo.

- Se fomentan los centros educativos que segregan a su alumnado en función del sexo, negando que la educación diferenciada que practican sea discriminatoria y avalando con ello la conveniencia de currículos diferentes según el sexo.

Nos ha costado mucho llegar hasta aquí para que ahora retrocedamos al siglo pasado, como parece que pretende el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, justificando los centros segregados mediante una convención de 1960, una fecha anterior a la Constitución española y, sobre todo, muy lejana a nuestra actual configuración social, a la evolución social de las mujeres y a las nuevas mentalidades y prácticas en relación con la convivencia entre los sexos.

Consideramos que la educación tiene un papel primordial en el rechazo de la discriminación femenina y en el objetivo de la igualdad de mujeres y varones. Por ello, rechazamos rotundamente el Anteproyecto de Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa, pues, lejos de perseguir lo que su denominación expresa, su objetivo es segregador y adoctrinador, es un retroceso para el desarrollo de una sociedad democrática y supondrá un nuevo obstáculo insalvable para la igualdad de los sexos.

 


Letter to
Al director general de Evaluación y Cooperación Territorial (Mº de Educación) A D. Alfonso González Hermoso de Mendoza.
Paremos la LOMCE. Por una educación no sexista

Porque con la LOMCE

- Desaparece la educación en valores democráticos, como eje transversal del currículo educativo, y se sustituye por el “espíritu emprendedor”, algo ajeno a la formación de personas para una convivencia participativa, democrática e igualitaria.

- Se refuerza la asignatura de Religión, con su particular visión del papel social que las mujeres deben cumplir y sus particulares creencias en materia de sexualidad y reproducción, que tanto perjudican a las mujeres.

. Desaparecen las asignaturas de Ética, de 4º ESO y Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos, con su específico tratamiento a la igualdad entre los sexos, al respeto a la orientación sexual y a la diversidad sexual y de género, recomendadas por las instituciones europeas y avalada, la segunda, por diversas sentencias del Tribunal Supremo.

- Se fomentan los centros educativos que segregan a su alumnado en función del sexo, negando que la educación diferenciada que practican sea discriminatoria y avalando con ello la conveniencia de currículos diferentes según el sexo.

Nos ha costado mucho llegar hasta aquí para que ahora retrocedamos al siglo pasado, como parece que pretende el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, justificando los centros segregados mediante una convención de 1960, una fecha anterior a la Constitución española y, sobre todo, muy lejana a nuestra actual configuración social, a la evolución social de las mujeres y a las nuevas mentalidades y prácticas en relación con la convivencia entre los sexos.

Consideramos que la educación tiene un papel primordial en el rechazo de la discriminación femenina y en el objetivo de la igualdad de mujeres y varones. Por ello, rechazamos rotundamente el Anteproyecto de Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa, pues, lejos de perseguir lo que su denominación expresa, su objetivo es segregador y adoctrinador, es un retroceso para el desarrollo de una sociedad democrática y supondrá un nuevo obstáculo insalvable para la igualdad de los sexos.