Victoria

¡No soy un número!: Quiero ser entrenador, pero no me dejan por mi minusvalía

¡La petición ha conseguido su objetivo gracias a 42.581 firmas!


Mi sueño es ser entrenador de fútbol, pero no me dejan cumplirlo.

Desde los 9 años padezco una enfermedad crónica y una minusvalía del 68% que nunca me ha impedido disfrutar de lo que me gusta, el fútbol. Os resumo un poco mi trayectoria: desde los 15 años me he sentado en los banquillos de muchos campos de la Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Madrid, Cataluña... He sido directivo durante cinco años en la UD Quart de Poblet, durante los cuales realicé labores de scouting para el primer equipo que militaba en preferente; he estado sentado en el banquillo haciendo de delegado y viviendo promociones a tercera división; he estado 2 años en Liga Nacional Juvenil como delegado y otros 2 en la División de Honor (élite del fútbol juvenil nacional); llevo 6 años en el club Atlètic Vallbonense, La Pobla de Vallbona, en las categorías cadete de segunda regional, juveniles de segunda y primera, y este año juvenil de preferente...

Todo esto no parece ser suficiente para el Colegio de Entrenadores de Valencia, que no me deja formarme como entrenador por tener un 68% de minusvalía. De hecho, sólo permiten a gente con un máximo de un 33%, el mínimo solicitado para reconocer una discapacidad. Por lo tanto que no lo maquillen, directamente no quieren a personas con discapacidad.

La realidad es que sí que puedo ser entrenador. En todos estos años siempre he estado ayudando al entrenador en cada entrenamiento, incluso confeccionado y dirigiendo el entrenamiento en su ausencia. He estado en cada charla en el vestuario y a pie de campo en cada partido, incluso dirigiendo tras la expulsión del míster. Siempre he pensado que dado que mis esfuerzos físicos no me dan para competir en alto rendimiento y no puedo jugar con el amor de mi vida, la pelota, si puedo compartir toda mi vida con ella desde un banquillo y/o una oficina.

Pero el Colegio de Entrenadores me cataloga como un paquete de arroz que tiene una etiqueta que pone "3€". A mí me han puesto la etiqueta del "68%" sin molestarse en saber de dónde viene ese 68%, sin dirigirse a mí para preguntarme qué puedo o qué no puedo hacer, sin tratar de buscar una solución o punto de acuerdo sobre las pruebas físicas que tengo que pasar (¿De verdad hace falta que un entrenador pase unas pruebas físicas? Las áreas técnicas de los banquillos no son tan grandes…)

Hoy, con 26 años, sé que no viviré del fútbol, o quizá sí. Sé que no entrenaré en primera división, o sí, la vida da muchas vueltas. Pero también sé, por experiencia y conociendo mejor que nadie mi cuerpo y mis limitaciones, que sí que puedo ser entrenador. Ayúdame a hacérselo a entender al Colegio de Entrenadores de Valencia firmando esta petición. Ya hemos conseguido la victoria en casos similares.

No me voy a rendir hasta cumplir mi sueño de ser entrenador, ¿me ayudas a conseguirlo?



Hoy: Luis cuenta con tu ayuda

Luis Rosa Peris necesita tu ayuda con esta petición «¡No soy un número!: Quiero ser entrenador, pero no me dejan por mi minusvalía. Firma y ayúdame a conseguirlo >>». Únete a Luis y 42.580 personas que ya han firmado.