No queremos solares públicos abandonados, sino huertos cuidados por los vecinos.

Petición cerrada

No queremos solares públicos abandonados, sino huertos cuidados por los vecinos.

Esta petición ha conseguido 1.420 firmas


El solar de la Plaza de Peñuelas es conocido de sobra por los vecinos del barrio de Arganzuela. Era el solar dejado por una antigua edificación, y a pesar de estar cerca de guarderías, zonas de paseo y una plaza infantil, era un espacio insalubre, donde se acumulaba basura de todo tipo (latas, plásticos, metales, vidrios, jeringuillas...) excrementos de perros y restos dejados por la gente que dormía en él.

Era un solar público, responsabilidad de la administración y de la junta de nuestro distrito, pero no les importaba. Lo tenían abandonado y abierto a cualquiera.

Este verano, tras más de diez años un grupo de vecinos de todas las edades y sin signo político lo recuperamos: creamos en él un huerto urbano de libre acceso, limpiándolo de basura y añadiendo elementos cívicos como taburetes de piedra o un espacio para compostar (reciclar y usar como abono) la basura orgánica de los vecinos.

Lo hicimos sin papeleos porque queríamos ver limpio un espacio antes lleno de ratas y basura.

Al poco tiempo, organizamos un curso gratuito de agricultura ecológica y sembramos entre todos las primeras verduras de invierno: cebollas, lechugas, rabanitos y acelgas. Plantamos cuatro laureles, un limonero, dos aloes y varios nísperos. Al huerto lo llamamos “La Revoltosa”, como la zarzuela.

Empezaron a llegar los apoyos: asociaciones de padres de los colegios de la zona, comercios del barrio, un centro que lucha contra la exclusión social en la zona... a todos les interesaba hacer allí actividades que ayudaran a niños y no tan niños a ver que una zanahoria no crece en una bolsa de plástico.

Las autoridades tenían conocimiento del huerto, y la policía se pasó varias veces por el lugar, abierto en todo momento para que todos los vecinos pudieramos pasear por este nuevo espacio recuperado. Ya nadie echaba basura allí. Ahora se veía de otra manera: como una zona verde.

Un día, sin aviso, sin negociación, sin nada... las autoridades mandaron romper todo lo que había costado meses plantar, arrasaron hasta con los árboles que crecían desde hacía años y que rogamos que no tiraran... y sembraron con una excavadora todo el solar con tierra amarillenta, seca, muerta. Fué una acción tan dura como injustificada, en la que faltaba un componente esencial: el diálogo con los vecinos que allí vivimos.

Entonces, con la rapidez que llegaron, se fueron.

Y los vecinos, sacudiéndose la incredulidad y la impotencia, volvieron a empezar.

Esta petición la hacemos para que la Junta de nuestro distrito, Arganzuela, se reúna con la asociación que hemos constituído para ello los vecinos y dialogue con nosotros, con la gente que allí vivimos, para entre todos recuperar un solar nuevamente abandonado y hacer de el un huerto urbano comunitario, en el que realizar actividades sanas y que benefician a todos.

Diálogo entre partes, no excavadoras.
Preguntar a los ciudadanos, no imponerles las cosas.
Pregúntate, ¿cómo es la ciudad que queremos?

Enlaces:

[El Mundo] "Urbanismo desmonta el huerto urbano Solar Pasillo Verde de Arganzuela"

[Madridiario] "El Ayuntamiento desmantela el huerto vecinal de la plaza de Peñuelas"

[La Sexta] "La maquinaria de Urbanismo echa por tierra una iniciativa social" (minuto 22.10)

[Partido Político "Equo"] "Exigimos al Ayuntamiento de Madrid explicaciones por el desalojo del Huerto La Revoltosa"



Hoy: La Revoltosa cuenta con tu ayuda

La Revoltosa necesita tu ayuda con esta petición «No queremos solares públicos abandonados, sino huertos cuidados por los vecinos.». Únete a La Revoltosa y 1.419 personas que ya han firmado.