Petition update

Acuerdos porcinos ¿La historia de España se repetirá en Argentina?

Liz Solari
Argentina

Apr 9, 2021 — 

Solo debemos mirar del otro lado del charco, lo que sucedió en España, para ver las nefastas consecuencias de la exportación masiva de porcino a China. 

En 2020, España fue el primer exportador de carne a China. Las exportaciones al gigante asiático aumentaron debido al brote de peste porcina africana, que provocó el sacrificio de millones de cerdos en China. Estas ventas fueron posibles gracias al acuerdo que firmaron los gobiernos chino y español en 2018, que permitía la exportación de carne fresca y embutidos, entre ellos el jamón curado con hueso, y ampliaba a un total de 57 el número de compañías españolas autorizadas a vender a China.

Como consecuencia, España es el país de la Unión Europea que tiene la mayor cabaña porcina. Según los datos del MAPA de mayo de 2020, España cuenta con más 31,37 millones de cerdos, una cifra que ha aumentado casi un 20 % en los últimos siete  años. El año pasado, se sacrificaron 54 millones de cerdos, más de un millón de individuos cada semana.

Una de las consecuencias más visibles de estas “explotaciones de mayor tamaño” es la contaminación de las aguas debido a los purines (orina, estiércol, agua). En Aragón, la comunidad con una mayor cabaña de porcino, cerca del 18 % de los municipios están contaminados por los purines. En Cataluña, que posee la segunda mayor cabaña de porcino de España, el 41 % de los acuíferos están contaminados y 142 municipios sufren problemas de abastecimiento de agua. La situación es tan grave que, en julio de 2020, la Comisión Europea dio un ultimátum a España para que gestionara mejor sus purines y redujera los niveles de nitratos de las aguas subterráneas.

Otro de los impactos negativos de estas macro granjas porcinas es la desrruralización. Al contrario de lo que afirman los defensores de las explotaciones intensivas, estas destruyen más empleo del que generan. Es el caso de Balsa de Ves (Albacete), cuyo número de habitantes se redujo de 222 a 136 desde que se instaló allí una macro granja. En esa granja, con cabida para 100.0000 lechones al año, solo trabajan cinco personas.

El poco empleo que generan estas explotaciones es precario. Los ganaderos son la mano de obra, falsos autónomos que trabajan a disposición de la integradora, la empresa matriz, que proporciona atención veterinaria, pienso, transporte… Y fija el precio de comercialización. Además, estos trabajadores tienen riesgo de padecer serios problemas de salud, como enfermedades respiratorias (bronquitis, asma, fibrosis pulmonar…), pérdida auditiva, enfermedades de la piel e incluso zoonosis como Hepatitis E cisticercosis.

Más allá del impacto de las macro granjas porcinas en el medio ambiente, el empleo y la salud, estas instalaciones tienen un gran impacto en la vida de los cerdos. Debido a las condiciones en las que malviven los animales en estas explotaciones, con menos de un metro cuadrado de espacio por individuo, es fácil que se den situaciones de maltrato e insalubridad. Uno de los ejemplos más sangrantes es la “granja de los horrores” que la Fundación Igualdad Animal destapó en el programa Salvados. En ella, se muestran cerdos con hernias y úlceras infectadas, así como canibalismo y animales muertos en estado de putrefacción. Por desgracia, esa granja no es una excepción.

En lugares como estos, en los que viven hacinados tantos animales genéticamente similares, es fácil que aparezcan y se propaguen multitud de enfermedades.

Aunque la Cancillería Argentina niega que se esté avanzando con el acuerdo, las organizaciones ambientalistas alertan de que el proyecto avanza en privado para evitar un nuevo revuelo social.

Argentina aún tiene la oportunidad de aprender de España y no pagar el elevado precio que tiene convertirse en el “patio trasero” de China. Aún puede decir que no a un modelo productivo que es el reflejo del consumismo más despiadado, que está acabando con nuestro planeta, sus habitantes y nuestras conciencias. Ojalá no se repita la historia.

Diario el Pais ­‑ 12 Marzo 2021

https://elpais.com/elpais/2021/03/09/alterconsumismo/1615285894_970668.html 


Keep fighting for people power!

Politicians and rich CEOs shouldn't make all the decisions. Today we ask you to help keep Change.org free and independent. Our job as a public benefit company is to help petitions like this one fight back and get heard. If everyone who saw this chipped in monthly we'd secure Change.org's future today. Help us hold the powerful to account. Can you spare a minute to become a member today?

I'll power Change with $5 monthlyPayment method

Discussion

Please enter a comment.

We were unable to post your comment. Please try again.