Petition Closed
1,688
Supporters

Monsanto engaña en Colombia a la opinión pública y a los agricultores utilizando la misma estrategia que fue demandada en Francia.
Desde el año 2003, Monsanto ha puesto en marcha el Programa Campo Unido en Colombia, dirigido a los pequeños productores e incluso a indígenas de los departamentos de Córdoba y de Tolima, con el fin de incentivarlos para sembrar sus semillas.
Posteriormente en el año 2010 El Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) impuso una sanción por 515 millones de pesos a la Compañía Agrícola Colombiana (Coacol), representante de la multinacional Monsanto.
La decisión la tomó la entidad sanitaria de prevención y control, teniendo en cuenta que la semilla de algodón genéticamente modificada (transgénica) lo ocasionó pérdidas a los cultivadores durante la temporada de cultivo 2008/2009. Inicialmente, la Confederación Colombiana del Algodón (Conalgodón) presentó la reclamación ante el ICA por información errónea, engañosa e insuficiente con la que la empresa publicitó la semilla de algodón, conocida técnicamente como DP 164 B2RF.
Según Luz Amparo Fonseca, presidente del gremio algodonero, la publicidad hablaba de una resistencia de hasta el 97 por ciento de resistencia del insumo al ataque de la plaga Spodóptera, por lo cual los agricultores casi que ni la tuvieron en cuenta para hacer las labores de prevención y control de la plaga, pues el insumo la daba por sí solo. "Sin embargo, las pérdidas por esa plaga fueron inmensas, perjudicando a 2.400 agricultores que sembraron 7.000 hectáreas", anotó la dirigente gremial.
Eso sin contar con los efectos en la salud de las semillas transgenicas, según recientes estudios como el realizado por la investigación conjunta de los científicos de Asociación Nacional Rusa de la Seguridad de los Genes y del Instituto de Problemas de la Ecología y la Evolución el que ha descubierto que los hámsteres alimentados con soja transgénica no han podido reproducirse después de tres generaciones.
“Hemos trabajado con cuatro grupos de hámsteres: uno alimentado sin soja, otro con soja no transgénica, un tercero con soja transgénica y un cuarto con cantidades mayores de soja transgénica”, explicó el biólogo Alexéi Súrov.
Luego de alimentar a los hámsteres durante dos años, en la tercera generación se constataron los resultados devastadores en aquellos que comían solo soja transgénica y en particular en aquellos con dietas más altas de la misma. También se constató un crecimiento más lento y una alta tasa de mortalidad entre sus crías.
En otro estudio similar realizado en Rusia, los investigadores encontraron un crecimiento retardado en animales, alta mortalidad entre las crías, e incluso crecimiento del pelo dentro de la boca de los hámsteres.
Científicos de Francia, Austria, EE.UU. e India también han experimentado con ratones, cerdos y vacas e igualmente confirman el peligro potencial o real de los productos transgénicos para la salud humana, animales, plantas y sobre todo el medio ambiente.
Las empresas transnacionales de la industria de los transgénicos Monsanto, Dow Agroscience, Pioneer, Syngenta, entre otras, promueven el consumo de alimentos genéticamente modificados e ignoran constantemente a los investigaciones y expertos que se oponen a la liberación de organismos genéticamente modificados (OGM).
Los expertos en ese tema afirman que cosechar cada vez más semillas modificadas genéticamente sin saber cómo afectan a la salud es el único objetivo de las compañías del sector.
“La codicia de un grupo de poder mundial nos está llevando a un caos sanitario”, afirma el profesor de biotecnología Alejandro Romero.
Los expertos han llamado a estos experimentos con maíz transgénico u otros productos genéticamente modificados “semillas de Frankenstein”, mientras que aquellos que son de consumo humano o de animales los consideran “experimentos frankenstenianos”.
“Millones mueren anualmente sin saber que es debido a los agrotóxicos, las semillas modificadas o los alimentos producidos a base de semillas genéticamente modificadas impregnadas de venenos que o te matan o te esterilizan”, afirmó Romero.

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/ciencias/view/50935-Productos-transg%C3%A9nicos-amenazan-a-Humanidad

Letter to
Secretaria del Senado Senado de la República de Colombia (Secretaria del Senado)
NO a Monsanto de Colombia, por una alimentación libre de transgenicos