Petition Closed

Desde la Asociación de Vecinos de Morata de Tajuña solicitamos apoyo para conseguir que la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, deniegue la autorización ambiental integrada que le solicita la empresa de FCC Portland Valderrivas “El Alto”, con el fin de “gestionar” residuos urbanos y otros, es decir, quemarlos, en dicha cementera. En esta cementera, y teniendo en cuenta que es la segunda más grande de Europa, se pretenden incinerar miles de toneladas anuales de residuos con el consiguiente perjuicio para la salud y el medio ambiente, en concreto, de todos los pueblos en un radio de 30 kilometros, incluida la ciudad de Madrid. Y es que la incineración de este tipo de residuos (urbanos, harinas cárnicas, lodos de depuradora, desechos de hospitales, plásticos de diferentes tipos, neumáticos…) es una actividad muy contaminante cuando se hace en una planta incineradora, pero lo es mucho más cuando la incineración se lleva a cabo en un horno cementero que no dispone de las medidas de protección adicionales que tiene una incineradora. De hecho, está calificada como la cuarta actividad más contaminante a nivel mundial. El problema está en que en los estudios que se realizan para acallar a la población y conseguir las autorizaciones, en muchos casos solicitados por la propia empresa, se omiten agentes contaminantes muy importantes como son las dioxinas y furanos, algunos metales pesados, los éteres difenilpolibromados, etc. Estas sustancias están en relación con los niveles de incidencia de distintas enfermedades respiratorias, cardiovasculares y de otros tipos entre las cuales se incluye el cáncer. Son bioacumulables, es decir, se acumulan en el tejido adiposo tanto de las personas como de los animales y han sido detectadas en la leche materna humana tal y como demuestran distintos estudios refrendados por más de 33.000 médicos y científicos del mundo.

Se puede encontrar más información al respecto visitando

https://docs.google.com/file/d/0B84dmCvXKSseNXQzUm5aSjNqa0U/edit

Otros colectivos e incluso algunos ayuntamientos, aunque éste no es nuestro caso, están manifiestamente en contra de este tipo de proyectos y solicitan esta misma cooperación ciudadana para evitarlo. En Change.org, ya hay otra petición del mismo tipo que  trata de evitar que la misma empresa de FCC incinere residuos en la cementera de Olatzi (Navarra). Se la puede encontrar como MAS RECICLAJE Y MENOS INCINERACIÓN.

Recientemente se ha puesto una denuncia en la fiscalía del Estado a la Dirección General de evaluación ambiental  de nuestra comunidad, por ciertas irregularidades en la gestión de este procedimiento con dicha empresa. Se puede leer en este enlace

https://docs.google.com/file/d/0B84dmCvXKSseRnB3X05HZHNXMG8/edit

Y es que la empresa FCC, a quien se ha adjudicado la gestión de basuras en casi todo el estado, crea una nueva línea de negocio incinerando los residuos en sus cementeras: reciben beneficios por la gestión de las basuras, hacen su cemento ahorrándose parte del combustible que venían utilizando y además venden el cemento que producen. Todo a costa de la salud de los ciudadanos y perjudicando animales y tierras de cultivo (Vega del Tajuña).

Teniendo en cuenta la imperiosa necesidad de crear una cultura y una verdadera industria de reciclaje y dejar de lado procesos como la incineración que resulta muy perjudicial para el medio ambiente, varios ayuntamientos y colectivos sociales, actualmente más de veinte plataformas, están solicitando que se abra un debate sobre este tema y que los ciudadanos podamos intervenir en decisiones como ésta, que nos afectan tan directamente.

Si ya desde Bruselas se proponen otras formas más sostenibles de gestión de la basura, y se limita hasta el 2.020 la actividad contaminante de incineración, no ponerse desde ya manos a la obra para crear nuevas vías de reciclaje, y continuar en la misma línea del perjuicio y la devastación medioambiental, es un sin sentido. De todos es sabido que esto es sólo un problema de cifras: hay que invertir al principio y se obtienen menos beneficios económicos a corto plazo. No se piensa en los grandes beneficios tanto ambientales como económicos que se tendrían a largo plazo.

Ayúdanos con tu firma a que este proyecto no se lleve finalmente a cabo.

En EEUU ya existen políticas medio ambientales en este tema a favor de la vía de la no contaminación y esta misma empresa (FCC) está multada con más de un billón de dólares (según la EPA) por sobrepasar en mucho los niveles de emisión permitidos oficialmente.

Ayúdanos con tu firma a lograr que se impongan políticas de reciclaje de residuos que dado el estado actual de las cosas en nuestro país podrían generar industria y puestos de trabajo y que, por supuesto, nos benefician a todos y a nuestro planeta.

Gracias por tu atención.

 

Más información:

Adhiérete con tu firma a nuestra denuncia:  https://docs.google.com/document/d/1BuDDxczyC-t5Zk1PH_PysbAp-daG0IpTyvDFxW5JTlE/edit

Eduardo Rodríguez Farré, médico y jefe del Departamento de Farmacología y Toxicología del Instituto de investigación del CSIC de Barcelona:

http://www.airelimpio.org/archives/139

Estudio sobre las emisiones de dioxinas y furanos en la producción de cemento en España:       http://eprints.ucm.es/7744/1/T30013.pdf 

Video informativo “Incinerando el futuro”:   http://vimeo.com/38361010

Más información en facebook: Asociación de vecinos de Morata de Tajuña.

 

 

 

Letter to
Consejero de medio ambiente: Sr. Francisco de Borja Sarasola Jáudenes Consejería de medio ambiente y ordenación del territorio de la CM.
Alcalde: Sr. V. Mariano Franco Navarro Ayuntamiento de Morata de Tajuña
Denieguen la autorización ambiental integrada a la empresa Portland Valderrivas "El Alto".

Sr. Consejero de medio ambiente, el abajo firmante solicita que denieguen la autorización ambiental integrada a la empresa de FCC Portland Valderrivas "El Alto" en el proyecto solicitado por ésta para la incineración (valorización) de residuos de distinta índole en la fabricación de cemento.
Los motivos para dicha petición son:
Que la incineración de residuos supone un grave riesgo para la salud, pues se emiten agentes tóxicos (dioxinas, furanos, metales pesados y éteres difenilpolibromados, etc.) que son persistentes y bioacumulables en el tejido graso de animales y personas.
Que estas sustancias están en relación directa con los niveles de incidencia de distintas enfermedades respiratorias, cardiovasculares, dermatológicas, etc., entre las que se incluye el cáncer, como refrendan más de 33.000 médicos y científicos del mundo.
Que la incineración es una opción muy contaminante en incineradoras pero lo es mucho más en fábricas cementeras que no disponen de medidas de protección adicionales para minimizar las emisiones.
Que la incineración es la opción menos sostenible en la gestión de residuos y existen otras opciones como el reciclaje, la reutilización y la recuperación más respetuosas con la salud y el medio ambiente, y que, además, podrían generar puestos de trabajo, que tanta falta nos hacen.
Que las cementeras de Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) han resultado multadas con más de un billón de dólares (según la EPA) por exceder los niveles permitidos de emisión de sustancias tóxicas en EEUU.
Que en la balanza entre pingües beneficios para una o varias empresas y la salud de la ciudadanía, está claro hacia donde debe declinar la balanza.
Que el Parlamento y el Consejo Europeo han declarado la intención de paralizar la incineración de residuos en cementeras para 2020.
Y que, por ello, es necesario fomentar nuevas políticas y una verdadera cultura del reciclaje con vistas a las expectativas de Europa.

Por todo esto, esperamos una resolución favorable a este problema en la que la ciudadanía vea garantizados sus derechos de participación, su propia salud, la de sus hijos y la de nuestro entorno.