Petition Closed
Petitioning La Moncloa and 2 others

Ni un solo Euro más para retratos de ex-ministros y altos cargos

Hace unos días el Ministerio de Fomento decidió rescindir el contrato con el pintor Antonio López para que el artista retratase al exministro Francisco Álvarez-Cascos.

Miles de personas firmaron la petición que inicié en Change.org hace unas semanas y dejaron claro que con la situación española actual no podemos permitirnos el gasto de 190.000 euros en un cuadro de un ministro mientras hay recortes en educación y sanidad, aumento de impuestos para más recaudación, etc.

Gracias a esta victoria, hemos dado un paso más para racionalizar el gasto público empezando por los privilegios y lujos de nuestros representantes y no por los derechos básicos de todos los ciudadanos. Pero no es suficiente.

El cuadro de Cascos obedece a una costumbre habitual de nuestros políticos: después de dejar su cargo, su sucesor les encarga un retrato “de recuerdo” para la galería del Ministerio correspondiente.

Por eso debemos lograr no solo la cancelación del cuadro de Álvarez - Cascos, sino acabar de forma definitiva con esta insostenible costumbre de la clase política española.

Firma esta petición y pide al Gobierno que de un paso más y suspenda la costumbre de encargar cuadros "de lujo" a ex cargos públicos en España.

Letter to
La Moncloa
Gobierno Español
Congreso Diputados
El Gobierno de España está tramitando la cancelación del contrato para la realización del retrato del exministro de Fomento de Francisco Álvarez Cascos.

Según han informado, el encargo para la realización de este retrato respondía a la costumbre de que los ministros, después de dejar su mandato, son invitados a realizarse un retrato destinado a la galería del Ministerio.

La cancelación del retrato de Cascos es un primer paso, pero en un momento en el que sufrimos recortes en educación y sanidad o aumentos de impuestos para más recaudación es urgente poner fin de forma definitiva a esta costumbre.

Para ello es preciso que su Gobierno regule este asunto y prohíba de forma expresa a los Ministerios dar continuidad a esta insostenible costumbre a través de una normativa al respecto.


Atentamente,