Pétition fermée

Niños retenidos en Alemania y Austria:¡basta ya!

Cette pétition avait 926 signataires


Señor Presidente de la Comisión Europea,
Señor Presidente del Parlamento Europeo,
Señoras y señores Comisarios y Parlamentarios europeos,

Como Uds. saben, sobre todo tras la separación o el divorcio los padres y madres que no poseen la nacionalidad alemana o austríaca son separados casi sistemáticamente de sus hijos, privándoselos además de todo contacto con ellos por una administración alemana/austriaca (Jugendamt y Tribunal de la familia) que utiliza medios injustos y vergonzosos para lograrlo. Los padres han denunciado regularmente estos hechos, contando muchas veces con el apoyo de parlamentarios nacionales y europeos. Desde hace veinte años, miles de niños franco-alemanes, ítalo-alemanes, hispano-alemanes, etc., son abandonados a manos de Alemania y Austria. Sus derechos –expuestos en la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, la Convención de la Haya, la Convención Europea de Derechos Humanos, y en otros textos internacionales-, son sistemáticamente violados e ignorados.

Los padres de estos niños se hallan diseminados por toda Europa y otros continentes.

Viven aterrorizados por las amenazas y chantajes que ejercen estos dos países de la Unión Europea. Sin recursos, arruinados y destruidos por un sistema kafkiano, son considerados «casos aislados» en sus propios países y en Europa, terminando muchas veces siendo además estigmatizados y criminalizados.

Ya sea que los niños residan en Alemania o en Austria al momento de la separación, o que hayan sido secuestrados en su país de residencia y llevados a Alemania o Austria donde se los mantiene como rehenes, los padres alemanes y austríacos cuentan con todo el apoyo de las autoridades de sus países. Algunas veces incluso se les obliga a suspender todo contacto entre sus hijos y su expareja no alemana o no austríaca.

También Uds. saben que, periódicamente, cientos de padres apelan a la Comisión de Peticiones Europea, depositando sus últimas esperanzas en las instituciones de la Unión Europea.

No obstante, y a modo de ejemplo, la última sesión de la ya terminada legislatura de la Comisión de Peticiones Europea, que tuvo lugar el 1 de abril de 2014 y durante la cual debían examinarse 24 solicitudes de padres contra el Jugendamt, fueron simple y llanamente anuladas a pedido de los alemanes. Pese a todos los esfuerzos desplegados para que dichas peticiones hiciesen parte del orden del día, la sesión terminó siendo una vergonzosa mojiganga para la cual los miembros de la Comisión –quienes siempre deben estar presentes en este tipo de debates- ni siquiera consideraron necesario desplazarse.

La pasividad con que la Unión Europea y, por tanto, los demás países miembros se oponen a esta violación de derechos ha llevado a los alemanes y austríacos a considerar abiertamente que el artículo 24 de la Carta Europea no se aplica a sus países, estimando además que el principio de subsidiariedad sólo es oponible a los padres no alemanes o no austríacos.

En consecuencia, se aplica aquí un doble rasero: Alemania y Austria no reaccionan de la misma forma cuando se trata de niños que se encuentran en Dinamarca, en Alemania o Austria. En el primer caso, ambos países consideran poder interferir argumentando que se trata de una violación de los derechos fundamentales. En los dos casos restantes, para legalizar la retención de los niños frente a una Europa acomodaticia, estiman que el derecho familiar es de competencia interna de los estados (principio de subsidiariedad) y que ningún otro estado puede comentar las decisiones «familiares» de dichos estados, sean éstas legales o no.

Siempre nos hemos considerado europeos por convicción. Es por ello que esperamos que el Presidente de la Comisión Europea, el Presidente del Parlamento Europeo, los Comisarios y Parlamentarios europeos velen porque los derechos fundamentales de sus conciudadanos sean respetados, sancionando además severamente a aquellos países miembros que violan los derechos de los niños.

La ciudadanía europea no puede ser sistemáticamente utilizada como pretexto para que los electores voten en tiempos de crisis, cuando la única preocupación de la Unión es de orden financiero. Resulta por tanto impensable que los actores de la construcción europea no aprovechen esta situación para recuperar el prestigio perdido y, de paso, demostrar el lugar que para ellos ocupa el Hombre y de sus derechos fundamentales.

Es por este motivo que les pedimos :

- que anuncien públicamente su compromiso de intervenir frente a los gobiernos alemán y austríaco los cuales, a diferencia del estado danés, ratificaron no solamente la Convención de La Haya, mas también y el reglamento 2201/2003 (llamado Bruselas II bis), con el objetivo de que cesen definitivamente estos «secuestros legales» y organizados de niños;

- que hagan todo lo posible con el fin de obligar a estos países miembros de la Unión Europea a que respeten a los niños y sus derechos fundamentales. Se trata de niños que tienen dos padres y, por tanto, dos culturas. Conviene pues que mantengan sin restricciones ambos idiomas, ambas culturas, así como los lazos que han tejido con sus dos progenitores, sus dos familias y sus dos patrias de origen.

- les pedimos por tanto que lleven a cabo sin más demoras las iniciativas tendientes a abrir un procedimiento de infracción en contra de Alemania, Austria, y de todos aquellos países miembros que no respetan la Carta Europea de Derechos Fundamentales, que violan sistemáticamente la Convención de Derechos del Hombre y que destruyen las vidas de miles de niños, de sus padres y de sus familias que no son alemanas o austriacas.

- les pedimos igualmente que informen a sus propias jurisdicciones, servicios de policía, servicios sociales y a todos los servicios administrativos susceptibles de intervenir en materia de asuntos familiares acerca del comportamiento de estos «socios», de manera que en el futuro las decisiones que pudiesen tomar no contribuyan a destruir la vida de miles de niños y de sus padres.

Pétition en français
Petizione in italiano
English petition
Petição em Português
Petitie in Dutch
Petycja w języku polskim



Association compte sur vous aujourd'hui

Association ENFANTS-OTAGES a besoin de votre aide pour sa pétition “Niños retenidos en Alemania y Austria:¡basta ya!”. Rejoignez Association et 925 signataires.