Victoria

Proteger a los arboles añejos del municipio como patrimonio histórico natural.

¡Esta petición alcanzó el cambio con 116 firmas!


Escrito por Marce Alejandra:
"Hola gente de San Vi, quería contarles algo que paso esta mañana y que me dejo bastante mal. Lejos de elevar una queja, mi objetivo es informar a tod@s, especialmente a quienes se sensibilicen con cuestiones que afectan a la flora y fauna autóctonas de nuestro San Vicente. Espero que sepan comprender y deseo encontrar más gente que piense como yo.
Tengo casi 38 años, hace por lo menos 35 que formo parte de este bellísimo pueblo. La cuestión es que desde hace ya un buen tiempo me siento testigo de la acelerada transformación de nuestro pueblo en ciudad… con todo lo bueno, pero también con lo malo que ello implica.
En la actualidad, se está concretando la posibilidad de un asfalto que recorra la laguna y que oficie de unión con la avenida Rivadavia… Esto puede verse como un avance… muchos vecinos han querido que así sea… y me parece bien. Sin embargo, y aquí viene el tema central, el municipio ha “prestado”, (“cedido”… “alquilado” quizás) a la empresa encargada de hacerlo, un predio municipal ubicado entre las calles Martin Fierro, Facundo Quiroga y Antártida Argentina. Es un triángulo de tierra que pertenece al municipio…NOS PERTENECE A TODOS LOS VECINOS. Es decir, hoy es un obrador, pero cuando se vaya el obrador, podría ser plaza, lugar de recreación esparcimiento, o cualquier cosa para todo aquel que quiera visitar la laguna y disfrutar de un lindo día al aire libre. A este predio del que hablo, le quedan tres arboles enormes. Y digo le quedan, porque de a poco, se han ido talando otros, quizás más pequeños, pero no por ello menos valiosos para la conservación de la biodiversidad de la zona… pero bueno, así son las cosas… Esos tres árboles sobrevivientes, son tres Algarrobos colorados que, cuando yo jugaba debajo de ellos, hace 34 o 35 años, eran tan enormes e imponentes como lo son ahora… no sé cuántos años tendrán, pero seguramente mucho más de 50 o 60 años (y no se si me quedo corta)
El municipio cedió y preparo el terreno, la empresa cerro el predio con alambrado perimetral para instalar su obrador allí adentro y, parece que el ingeniero de la empresa tiene que instalar una “hormigonera provisoria” justo en el lugar donde esta plantado uno de estos algarrobos colorados. Es decir, van a poner una hormigonera provisoria, que en un par de meses se la llevan, la empresa se vuelve para su casa, y a nosotros, los vecinos de San Vicente, nos dejan un agujero donde antes había un árbol, imponente, hermoso, autóctono y muy pero muy añoso.
Esta mañana, logre que paren de cortar sus ramas y todavía estamos a tiempo. Hable con el encargado de la obra, entendió lo que yo decía, pero dice que él recibe órdenes. En la municipalidad pase por Obras Publicas, por Catastro y por Medioambiente. Ahí pude averiguar que la empresa no tiene la autorización municipal para cortar dicho árbol y que el municipio solo puede talar (o autorizar la tala) de un árbol en un espacio público, si el mismo se encuentra en mal estado y/o corre riesgo de caerse o desgajarse. Con este árbol no pasa ni lo uno ni lo otro. Yo voy a seguir el caso y voy a hacer lo posible por que no se lo siga dañando, porque la finalidad no lo justifica. San Vicente es grande, y una hormigonera provisoria podría ponerse en cualquier lugar donde no haya un árbol que, muy probablemente, sea centenario.
Publico esto porque me duele ver lo que, desde hace mucho tiempo, se está haciendo con nuestro paisaje autóctono. Desde mis 3 o 4 años Salí a jugar en los alrededores del barrio de la laguna, conozco el lugar como la palma de mi mano. Anduve a caballo, trepe árboles, jugué a las escondidas y a la mancha. Conocí, todos y cada uno de los árboles que allí crecieron, solos, autóctonos, fuertes, enormes y bellos. Miles de veces me sirvieron de escondite, de casita o como lugar prodigio para investigar los bichos en sus cortezas o bien observar las aves que en ellos anidaban. Hoy en día, si bien pertenezco a otro barrio del distrito, sigo frecuentando la zona porque allí siguen viviendo mis padres y me duele ver en lo que, muy paulatinamente, se ha transformado el barrio de la laguna… También me duele que desde el municipio no se controle qué hace la empresa a la que le confiaron el predio, pero lo que más me duele la indiferencia de los vecinos…
Pido perdón por lo extenso del relato, me salió así. Si alguien más quiere sumarse a mi reclamo, bienvenido sea. Mientras tanto, por si a alguien le interesa, voy a publicar nuevamente cuando tenga novedades. Pero básicamente, es que van a poner una hormigonera provisoria dónde hay un árbol autóctono y añejo... fin. "

Esta es la historia de Marce Alejandra, donde muchos podemos vernos representados, hay que cuidar lo nuestro porque en definitiva es de todos. Estos arboles autóctonos no nacen y crecen de la noche a la mañana, son testigos del tiempo, de generaciones, ellos  no tienen voz, y es por eso que nosotros no debemos callarnos. A razón de esto solicitamos a través de esta petición, la reorganización de elementos y materiales de la empresa en pos de no dañar ni perjudicar, a este ser viviente. Asimismo que de aquí en mas, en casos de arboles añejos cualquiera sea la gestión que se encuentre en el Municipio, se los protejan utilizando todas herramientas a mano para su preservación. Sin mas, esperamos que te sumes y firmes esta petición por los que fueron, por ti y por los que vendrán. Muchas gracias.



Hoy: Marce Alejandra y Claudia Karina cuenta con tu ayuda

Marce Alejandra y Claudia Karina necesita tu ayuda con esta petición «Municipalidad de San Vicente: Proteger a los arboles del municipio como patrimonio histórico natural.». Unite a Marce Alejandra y Claudia Karina y 115 personas que firmaron hoy.