POR LA VIDA DE MAESTRAS Y NIÑOS PAREN DE FUMIGAR YA AL LADO DE ESCUELAS RURALES

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 1,000!


Hace 10 años investigo periodísticamente las nefastas consecuencias del nefasto desarrollo del modelo agroproductivo, desde mi muro Cazadores de Mosquitos, acabo de publicar los resultados del nefasto uso de agroquímicos en los monocultivos de la soja y el maíz transgénicos, pero además en todos los cultivos alimenticios. AGROQUÍMICOS EL GENOCIDIO SILENCIOSO DE LA SALUD se llama. Pero con las fumigaciones además asesinan al agua, los acuíferos, los alimentos, la tierra, los suelos, el aire y a la fauna. Los campos de soja y maíz transgénicos se extienden hasta pocos metros de las escuelas rurales de todo el país, las fumigaciones invaden con nubes químicas venenosas a maestras y escolares, envenenando asimismo pozos de aguas y huertas. Como no pueden hablar por razones públicas estatales, yo hablo por estos uruguayos abandonados por el sistema político en beneficio de un nefasto sistema empresarial sojero y de multinacionales como Bayer Monsanto. Se utilizan unos 200 plaguicidas, los 365 días del año, las 24 horas. Paren de Fumigar ya. Exijo exámenes de glifosato en sangre y orina de todos estos uruguayos y de vecinos de campos, a quienes les violan permanentemente sus derechos humanos a la vida, a la salud, al agua, a los alimentos y al derecho de respirar oxígeno y no venenos. Esta violación de los derechos humanos está certificada por el Instituto Nacional de derechos Humanos asimismo. Exámenes también para las últimas 10 generaciones de escolares de esas escuelas. Seguimiento a los actuales.