Victoria

#BastaDeBlasfemias: El PDH debe irse por despreciar nuestro derecho a la fe

¡Esta petición logró su objetivo con el apoyo de 14,873 personas!


Quienes firmamos, ciudadanos guatemaltecos pertenecientes a diferentes sectores y comunidades de la sociedad guatemalteca, queremos expresar nuestra profunda preocupación e indignación, ante diversos acontecimientos que aquejan no solo a la comunidad católica guatemalteca, si no al pueblo en general, ante la promoción, divulgación y realización de actos reñidos con la fe cristiana, la libertad de religión y respeto a las misma, además de fomentar la destrucción de valores religiosos y morales, por parte de sectores minoritarios como organizaciones feministas nacionales e internacionales, organizaciones pro “derechos humanos”, entre otras, con el agravante de que son apoyadas y auxiliadas por funcionarios públicos, como el Procurador de los Derechos Humanos Augusto Jordán Rodas Andrade y algunos diputados al Congreso de la República.

Guatemala por excelencia y tradición, bajo la bendición de Dios siempre ha sido un pueblo conservador, apegado a la fe cristiana y valores morales enraizados desde la misma familia ya que constituye el “génesis primario y fundamental de los valores espirituales y morales de la sociedad”, como le deja ver claramente nuestra Constitución Política de la República de Guatemala la cual su prólogo da inicio INVOCANDO EL NOMBRE DE DIOS, la misma Constitución Política que en su artículo 36 garantiza el derecho a practicar la religión o creencia, tanto en público o privado, por medio de la enseñanza, el culto y la observancia, sin más limites que el orden público y el respeto a la dignidad de la jerarquía y a los fieles de otros credos.


El día 8 de marzo del presente año se celebró el día Internacional de la Mujer, una fecha simbólica que recuerda el valor y la participación de la mujer en el mundo en las diversas etapas de la humanidad; el papel que ha desarrollado la mujer ha sido fundamental y la expresión máxima y divina de la representación femenina llego con nuestra Señora Madre la Santísima Virgen María madre de nuestro Señor Jesucristo, lamentablemente las diferentes corrientes en defensa de los “derechos de la mujer” y muchas veces ideologías políticas que acostumbran manipular y aprovecharse de los movimientos de grupos minoritarios para posicionarse como sus redentores, han llevado dicha conmemoración por rumbos y caminos retorcidos, que lejos de honrar y valorar el rol de la mujer actual en nuestras sociedades desbordan en faltas de respeto a la fe cristiana, a nuestra religión y moral, todo esto con el fin bien estructurado de socavar nuestros cimientos de nuestra sociedad, inculcando sobre todo en nuestra juventud y niñez, la anarquía, libertinaje, ateísmo, la falta de respeto, burla e insulto a las creencias religiosas en especial a las católicas , como se pudo se pudo observar en la marcha que organizaron en la Ciudad Capital de Guatemala algunas organizaciones con el respaldo del Procurador de los Derechos Humanos Jordán Rodas. Las participantes, en la referida manifestación o marcha realizaron burlas y blasfemias en contra de tradiciones católicas como son las procesiones de la Santísima Virgen María, al compararla con el miembro sexual femenino utilizando andas y emblemas con imágenes y los nombres de “PROCESIÓN DE LA PODEROSA VULVA”.

Nuestras leyes Constitucionales así como Ordinarias son claras con respecto a las múltiples violaciones, faltas e inclusive delitos que se pudieren haberse cometido, como lo manifiesta el Código Penal guatemalteco en su artículo 224 al referirse que todo aquel que ejecute actos en menosprecio o con ofensa del culto o de los objetos destinados al mismo será sancionado con prisión de un mes a un año, el hecho de que menores de edad hayan participado en dicha actividad, incitándoles se encuentra enmarcado en el artículo 489 del mismo código .


Es de suma preocupación ver como funcionarios de la administración pública lejos de hacer un llamado a la reflexión y al cumplimiento de nuestras leyes participan de actos que violentan las mismas con un grado de impunidad que logran por medio de sus cargos, como es el caso del Procurador de los Derechos Humanos Jordán Rodas , quien aparece en múltiples fotografías y videos en la mencionada actividad del día 8 de marzo y que lejos de cumplir con sus atribuciones como Comisionado del Congreso de la Republica para la defensa de los Derechos Humanos que la
Constitución de la República garantiza, y emitir censura pública por actos o comportamientos en contra de los derechos constitucionales, promueve la violación de los mismos así como la de leyes ordinarias al permitir actos arbitrarios e ilegales en perjuicio de nuestra sociedad.


Estos abusos e ilegalidades no son algo nuevo y lo preocupante es que quienes lo han y continúan promoviendo sean funcionarios públicos; claro ejemplo iniciativas de ley pro aborto y legalización de algunas drogas que impulsan diputados de Bancadas como Convergencia en el Congreso de la República de Guatemala. Es alarmante ver como el Estado lejos de proteger al ciudadano honesto se aparta de los preceptos constitucionales y morales en una estrepitosa pérdida de valores, que
irremediablemente nos condenaran a ser una sociedad inmersa en la anarquía, sumado a esto la falta de certeza jurídica, objetividad e imparcialidad en la aplicación de la justicia, que propicia la destrucción de un legítimo Estado de Derecho en Guatemala; siendo el Procurador de los Derechos Humanos un Comisionado del Congreso de la República, se hace prioritario que la Comisión de los de los Derechos Humanos del mismo tome las medidas respectivas y de ser necesario sea destituido por no cumplir las atribuciones constitucionales que le competen.

Con base en lo expuesto Distinguido Señor Nuncio Apostólico de Guatemala, hacemos de su conocimiento nuestro total rechazo e indignación ante los hechos anteriormente descritos, por resultar una denigración y falta de respeto total a nuestra fe cristiana y buenas costumbres. Al mismo tiempo le solicitamos tomar nota de lo que ésta sucediendo en nuestro país, y con algunas de sus autoridades para hacer un llamado y reflexión a los diversos sectores, y así que las todas las
actuaciones de estos “grupos” y autoridades se basen en los principios fundamentales del Derecho guatemalteco y ajustados en los cánones establecidos por la Doctrina Social y el Magisterio de la Iglesia. Al mismo tiempo, le solicitamos, de la manera más respetuosa, que traslade esta comunicación a la representación de la Santa Sede (El Vaticano).


Guatemala 15 de marzo de 2018.

 

EL MIÉRCOLES 14 DE MARZO, NOS REUNIREMOS EN LA PLAZA CENTRAL, FRENTE AL PALACIO NACIONAL, PARA LA RECOLECCIÓN DE FIRMAS FÍSICAS. DESDE LAS 10:00 AM.



Hoy: Ciudadanos Guatemaltecos cuenta con tu ayuda

Ciudadanos Guatemaltecos necesita tu ayuda con esta petición «Mons. Nicolas Henry Marie Denis Thevenin Nuncio Apostólico de Guatemala: #BastaDeBlasfemias: El PDH deber irse por despreciar nuestro derecho a la fe». Súmate a Ciudadanos Guatemaltecos y 14,872 persona que han firmado hoy.