Petición cerrada

DETENGAN LA EXPROPIACION DEL PATRIMONIO DEL TANGO ARGENTINO

Esta petición conseguió 311 firmas


Según la Ley 11723, actualizada por la Ley 24.870 de 1997 derivadas de la adhesión de Argentina a la Convención de Roma de 1961, el Congreso Argentino sanciona:

Art. 5°: La propiedad intelectual sobre sus obras corresponde a los autores durante su vida y a sus herederos o derechohabientes hasta setenta años contados a partir del 1 de Enero del año siguiente al de la muerte del autor. En los casos de obras en colaboración, este término comenzará a contarse desde el 1 de Enero del año siguiente al de la muerte del último colaborador. Para las obras póstumas, el término de setenta años empezará a correr a partir del 1 de Enero del año siguiente al de la muerte del autor. En caso de que un autor falleciere sin dejar herederos, y se declarase vacante su herencia, los derechos que a aquél correspondiesen sobre sus obras pasarán al Estado por todo el término de Ley, sin perjuicio de los derechos de terceros.

En la modificación realizada en diciembre de 2009, el Congreso Argentino agregó al Artículo 5 de la Ley 11723

 “Artículo 5° bis: La propiedad intelectual sobre interpretaciones o ejecuciones fijadas en fonogramas corresponde a los artistas intérpretes por el plazo de SETENTA (70) años contados a partir del 1° de enero del año siguiente al de su publicación. Asimismo, la propiedad intelectual sobre los fonogramas corresponde a los productores de los fonogramas o sus derechohabientes por el plazo de SETENTA (70) años contados a partir del 10 de enero del año siguiente al de su publicación.”

Por tanto todos los registros fonográficos publicados en un sello argentino de 1946 hacia atrás, ya han extinto todos sus derechos de propiedad, tanto para sus intérpretes como para sus productores (CAPIF y Compañías como RCA Víctor y Columbia).

De la misma manera todas las obras compuestas y registradas en SADAIC o sus antecedentes por músicos y poetas que hayan fallecido antes del año 1946 también han dejado de poseer derechos, tal es el caso de las obras de Gardel y Lepera,  Villoldo, Pascual Contursi o Eduardo Arolas entre otros.

Todas esas obras SON de DOMINIO PÚBLICO.

En el año 2009, en los comienzos de la red social para contenidos multimedia, YouTube, creamos junto a mi difunto padre, un canal en este medio para la difusión de material de archivo especializado en tango, que denominamos Cantando Tangos. Basándonos en material que ya poseíamos por ser familia de coleccionistas, y que también fuimos recibiendo a raíz de esta iniciativa, de otros coleccionistas y amigos. Vimos en este medio una herramienta muy útil para dejar a salvaguarda y a disposición todo ese valiosísimo material de archivo, para su difusión y con fines educativos. Sabiendo conscientemente que estábamos colaborando en la conservación del acervo cultural argentino y del Río de la Plata, porque en los tangos registrados desde los albores del mismo a principios del siglo XX hasta su apogeo a mediados de la década del 40, denominada Época de Oro, se realizaron mas de 50.000 grabaciónes de tangos donde está reflejada la mirada directa de los argentinos de ese período tan importante en la formación de la sociedad que hoy habitamos, están sus gustos, sus formas de pensar, sus posiciones políticas, esta su amor por el barrio, la familia, los amigos.

Cuando comenzamos en 2009 a subir los videos de tango éramos los únicos y rápidamente comenzamos a recibir miles de visitas de todo el mundo que luego fueron millones, al mismo tiempo que nos posicionábamos como única referencia en búsquedas de Google para muchos artistas e intérpretes de tango y aún lo somos. Nuestro método de trabajo era y es seleccionar una grabación de alguna orquesta o interprete, recolectar toda la información posible sobre esa grabación, sus músicos y sus creadores, aportando en muchos casos material fotográfico inédito a veces aportado hasta por los mismos familiares de los artistas, buscando sus partituras y todo elemento que pudiera enriquecer ese video de entre 3 y 5 minutos.

Siempre con la prioridad de dar lugar principalmente al material que desde hace años ya no se edita y por tanto de mayor emergencia para su conservación, ya que como coleccionistas sabemos la historia del tango pero también la de los vaivenes de las compañías discográficas que dieron soporte al mismo y la desprotección total del archivo del tango por parte del estado. Al no editarse por parte de las compañías y no haber un archivo nacional y público del tango, el 70 % de las grabaciones totales del tango, que se estima en al menos 50.000 registros, permanecen en manos de coleccionistas privados, otro 25 % ha directamente desaparecido en incendios y otras formas dudosas, y solo se sigue publicando un 5%, los grandes éxitos de las 10 principales orquestas y cantores, mientras sabemos que hay grabaciones de al menos 50 Orquestas Típicas más.

Como administrador de un canal de YouTube uno cuenta con un soporte muy completo para la monitorización, seguimiento y estadísticas del mismo. Podemos saber cuáles son los tangos más escuchados en determinado país, datos demográficos como edad y sexo de quienes miran nuestros videos y hasta desde que dispositivo buscan y visualizan Tango. A través de la misma consola de administración del canal, YouTube nos notifica cuando algún video contiene algún elemento con reclamación por derechos de autor o producción. En el último año comenzamos a recibir reclamaciones por derechos de autor en miles de videos con tangos que ya no tienen ningun tipo de derecho de autor o producción, notando que cada día decenas de videos con tangos que ya habíamos producido y subido, que en su momento no tenían ningún tipo de reclamo, eran reasignados con propiedad de distintas compañías discográficas, pasando las mismas a cobrar los derechos por publicidad que esos videos pudieran generar y en muchos casos llegando a bloquear su reproducción o incluso generando su eliminación, en obras que por haber vencido los plazos de protección, ya no poseen ni tributan derechos intelectuales y por tanto son de DOMINIO PUBLICO. Todo esto en un procedimiento sistemático, evidentemente realizado por un software rastreador de archivos musicales (un robot).

Las compañías a las que YouTube (propiedad de Google), con quien tienen convenios comerciales, reconoce automáticamente  la propiedad de esos derechos falsos, son en la mayoría de los casos, Sony Music Enterteinment (SME) filial norteamericana del conglomerado japonés SONY, Universal Music Group (UMG) francesa con sede en Paris y Warner Music Group (WMG) norteamericana con sede en New York. Las tres compañías discográficas y de distribución más grandes del mundo.

Estas a su vez, cuando no lo realizan directamente, se adjudican ilegalmente derechos de autoría y producción a través de conglomerados inmensos de empresas y compañías subsidiarias como IODA u ORCHARD MUSIC que engloban cientos de compañías menores o más pequeñas, ciber empresas (sin dirección física) de mercadeo digital como ZEBRALUTION o INGrooves, hasta empresas fantasma sin dirección física ni digital como Blanksheets Music y muchas otras.

Es importante el detalle que las miles de reclamaciones que he recibido y tengo constancia, siempre ha sido por parte de empresas y compañías discográficas casi en su totalidad de origen extranjero (en relación con las grabaciones de Tango que son argentinas). Compañías de Estados Unidos, Francia, Japón, Alemania, Reino Unido y España. Por lo que se deduce que son reclamaciones por derechos fonográficos o de producción.

 A modo de ejemplo:

- Google Inc a través de YouTube cede automáticamente a WMG (Warner Music Group), los derechos de los tangos grabados en 1937 y 1938 (mas de 80 años) Tierrita y Gallo Ciego (ambos de Agustín Bardi fallecido en 1941, mas de 70 años) interpretados por la Orquesta Típica de Ricardo Tanturi. Ambos tangos de DOMINIO PUBLICO. La impugnacion de ese reclamo elevada a Youtube no fue aceptada y esos tangos siguen perteneciendo ilegalmente a WMG.

- Google Inc a través de YouTube cede automáticamente a SME (SonyMusic Group), los derechos del vals grabado en 1927 (mas de 90 años) El Aeroplano (compuesto por Pedro Datta fallecido en 1937, mas de 80 años) interpretado por la Orquesta Típica de Adolfo Carabelli. Un Tango de DOMINIO PUBLICO. La impugnacion de ese reclamo elevada a Youtube no fue aceptada y esos tangos siguen perteneciendo ilegalmente a SMG.

Puedo demostrar con pruebas que este procedimiento ilegal, se repite sistematicamente en miles de casos similares.

Los beneficiarios de este acto ilegal y contrario a Ley 11723 (derivada de convenios internacionales como la Convención de Roma de 1961 que establece el patrón universal en cuanto a materia de derechos intelectuales generados por un registro fonográfico), son las grandes compañías musicales y Google por medio de YouTube, que se reparten derechos de publicidad millonarios por obras que no son suyas, en videos que tampoco produjeron, perjudicando directamente la preservación, difusión y conservación de miles de tangos grabados principalmente entre los años 1900 y 1950. Tangos que no son editados por ninguna de estas compañias desde hace mas de 50 años y que solo perduran en manos de unos pocos coleccionistas privados.

Quienes pierden son los autores y compositores que aún podrían cobrar sus derechos pero que al no estar representados en la conversación con quienes administran los derechos por publicidad, quedan afuera de todo reclamo.

Perdemos los propietarios de un canal de difusión y preservación cultural, que también podríamos recibir un porcentaje por esos videos que hemos realizado, que nos ayudaría a poder mejorar aún más el canal (contratar traductores de las letras para agregar a los videos que son visualizados en mas de 200 paises, por ejemplo). Aquí debe aclararse que si bien la obra difundida en el video tal vez ya no pague derechos de autor o producción, al tener reproducciones igualmente genera ingresos publicitarios.

Y sobre todo pierden todos los argentinos y el mundo, ya que las maniobras que aquí se describen, derivan en la pérdida gradual de miles de registros fonográficos, sobre todo de los primeros 50 años del siglo XX, que se prohíben, bloquea su difusión, reproducción y lo peor que no se editan, destinadas así al olvido y a su desaparición, con todo lo que esto significa teniendo en cuenta la condición del Tango como Patrimonio Universal e Inmaterial de la Humanidad como ha sido ratificado por la UNESCO.

Llegados a este punto se impone teorizar e imaginar posibles soluciones y marcos ideales para la superación de esta problemática.

Lo primero que es necesario, sería lograr que los encargados y administradores de YouTube (Google) estén apercibidos sobre el tema de la sesión de derechos por obras de Tango Argentino de DOMINIO PUBLICO, para que se comunique a las empresas reclamantes y modifiquen la condición de estas obras, liberándolas de derechos a terceros, permitiendo su libre uso y difusión.

También es importante que las instituciones nacionales como SADAIC y CAPIF sean asesoradas y representadas ante la administración de Google para que los intérpretes y compositores argentinos que les corresponda cobrar por sus derechos también puedan hacerlo de la misma manera que lo hacen las grandes compañías discográficas. Pudiendo implementarse un sistema de pago por derechos de los dueños de los canales de Youtube a las distintas entidades de derechos de autor, de la misma manera que lo hace una radio o un canal de televisión, por ejemplo.

En este marco ideal incluso se abrirían nuevas posibilidades para alentar la difusión y preservación del patrimonio cultural del tango. Se podría crear un canal similar a Cantando Tangos pero con soporte oficial por parte de Cultura de la Nación y planificar la creación de un gran Archivo Nacional del Tango, que resguarde la totalidad de los registros de todas las orquestas e intérpretes, destinando las ganancias por publicidad del canal y archivo, al fomento de escuelas de tango donde se enseñen todas las disciplinas derivadas, como danza, música, fileteado porteño, pintura tanguera y sainete criollo, así como la organización de festivales y concursos.

En mi rol de administrador de un canal de tangos por Internet puedo aportar, datos, estadísticas, copias de todas las reclamaciones no validas, material de archivo, discografías con fechas de publicación y sello discográfico y todo el conocimiento que pueda haber adquirido en relación con la difusión de contenido cultural multimedia  en medios digitales y redes sociales.

Por todo esto se eleva el reclamo para que el Ministro de Cultura de la Nación Argentina, Pablo Avelluto, realice las reclamaciones correspondientes ante Google Inc. para que dejen de ceder automáticamente a empresas discográficas, derechos de autor y propiedad sobre material de DOMINIO PUBLICO, liberando todas estas obras para su libre uso y se cree un Archivo Nacional del Tango que ponga a salvaguarda la TOTALIDAD DE LAS GRABACIONES DEL TANGO ARGENTINO REALIZADAS ENTRE 1900 Y 1950

Quedo a disposición para ampliar y aportar los datos que se me solicitaren.

Carlos Giana – Administrador de Cantando Tangos

 

Cantando Tangos, es un canal de YouTube creado en 2009 para la difusión y preservación del patrimonio del Tango, con un archivo de más de 4000 videos de tango, más 35.000 suscriptores de más de 200 países, 45.000.000 de reproducciones a la fecha y un promedio de 1.500.000 de reproducciones mensuales. Única referencia en Internet para cientos de intérpretes y artistas de tango de los cuales  hay poca o nula difusión y que hace años no se editan.



Hoy: Carlos cuenta con tu ayuda

Carlos Giana necesita tu ayuda con esta petición «MINISTRO DE CULTURA: DEJEN DE ROBAR EL PATRIMONIO DEL TANGO ARGENTINO». Unite a Carlos y 310 personas que firmaron hoy.