Fin de la Feria de los Pájaros de Villa Domínico

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 5,000!


Por el presente repudiamos absolutamente el lamentable regreso de los puestos de venta de aves y animales de granja en la llamada feria de los Pájaros de Villa Domínico en el partido de Avellaneda. Hacemos un llamamiento a las autoridades mencionadas en este petitorio y les trasladamos las siguientes preguntas:

  • quiénes controlan a los puesteros y la salud de los animales llevados a la venta
  • quiénes certifican que no son portadores de enfermedades zoonóticas
  • quiénes son los responsables cada domingo de verificar que las aves ofrecidas no son silvestres y por lo tanto protegidas por legislación vigente
  • por qué al lado de las jaulas con heces hay puestos con comida “rápida”
  • por qué aunque esté prohibido te pueden “conseguir” un espécimen de aves protegidas
  • quiénes controlan las situaciones de maltrato de los animales hacinados en jaulas oxidadas que pasan todo un día bajo el rayo del sol
  • quiénes son las autoridades competentes para vigilar y cuidar tanto el bienestar animal como resguardar la salubridad pública. 

Tenemos conocimiento que la tenencia, comercialización y caza de aves silvestres es un delito penado por legislación vigente. Sabemos que el maltrato animal también es un delito penado por la ley. Asimismo ordenanzas municipales y resoluciones provinciales establecen “en teoría” cómo deben establecerse las ferias, disposiciones generales en cuanto a condiciones ambientales, infraestructura, documentación, recursos, limpieza etc.

Sin embargo, nada de ello parece ser puesto “en práctica” y cualquiera de las autoridades mencionadas en este petitorio puede verificarlo con sólo darse un paseo por la feria del barrio un domingo. Verán a los animales bajo el rayo del sol sin protección alguna. Cualquier persona interesada en comprar un cardenal, para poner un ejemplo, puede conseguirlo a pesar de que no lo muestren en las jaulas públicamente. Los puestos mezclados uno tras otro, comida y aves; aves que uno no sabe si previamente fueron revisadas por un veterinario ya que nadie ni nada lo puede asegurar salvo la “palabra” del puestero dejando la duda del verdadero control sanitario en el lugar.
Hace tres años atrás participamos como testigos de los allanamientos que tuvieron lugar en esta feria. En aquella oportunidad se secuestraron hasta tortugas con garrapatas y cotorras australianas. Había aves silvestres, ilegalmente cazadas, con sus picos lastimados y ensangrentados de tanto golpearse contra las jaulas para poder escaparse y volver a ser libres. Patos, ganzos, gallos, pavos reales hacinados en jaulas pequeñas donde no podían siquiera girarse sobre sí mismos, muy parasitados, con las patas heridas de pisar heces de antigua data. Todo esto llevado a cabo en la vía pública de nuestro barrio a la vista de todos.

No queremos que estas escenas vuelvan a repetirse. No queremos una feria que propicie el maltrato animal, la venta ilegal de especies ni ponga en riesgo nuestra salud. Sí queremos que la legislación vigente sea respetada y tanto los derechos de los animales como los nuestros como ciudadanos también.
Como vecinos y contribuyentes no podemos dejar pasar este atropello a los derechos del ciudadano y, principalmente, de aquellos seres que no pueden defenderse. Pedimos la inmediata revisión de los permisos otorgados.



Hoy: Apac cuenta con tu ayuda

Apac Avellaneda necesita tu ayuda con esta petición «Ministro de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires : Fin de la Feria de los Pájaros de Villa Domínico». Unite a Apac y 3,362 personas que firmaron hoy.