Que todos los vehículos sean espacios libres de humo de tabaco

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.000!


El humo de tabaco contiene al menos 4.685 sustancias, entre las que figuran toxinas y carcinógenos, como los alquitranes que favorecen la aparición de tumores, el polonio 210, el benceno y el benzopireno. Además,  contiene gases por perjudiciales para la salud como el monóxido de carbono, ácido clorhídrico, amoniaco, plomo y cianuro, además de disolventes y arsénico.  Si es un hecho científico probado el daño que causa a nuestros pulmones toda esta combinación de sustancias en lugares cerrados, en lugares abiertos, tanto a fumadores activos como pasivos, podemos imaginarnos el daño que causa el humo de tabaco en un lugar cerrado y prácticamente sin ventilación como un vehículo.

El humo de tabaco en el interior de un coche puede ser hasta 23-30 veces más que el que se puede concentrar en una casa. Además de los daños que ocasiona respirar el humo de tabaco al propio fumador y a los fumadores pasivos que le acompañan mientras fuma, existe otro daño adicional, el del humo de tercera mano, que es el efecto de los residuos de nicotina y otras sustancias químicas del humo de tabaco que quedan en las superficies interiores, y podrían suponer un grave riesgo para la salud de quienes estén en estos espacios. El humo de tercera mano no se elimina por la ventilación del vehículo y permanece durante mucho tiempo en  el mismo. Asimismo, el humo de tabaco dentro del vehículo reduce la eficiencia del filtro que tiene por finalidad garantizar la correcta calidad y circulación del aire, por lo que el aire tiene menor calidad y puede perjudicar a personas con alergias.

Además, que el conductor esté fumando supone un elemento de riesgo para la conducción, ya que puede mermar  la capacidad de reacción, con lo que se incrementan las posibilidades de accidentes de tráfico.

En países como Australia, Sudáfrica, Malta, Reino Unido, Francia e Irlanda, han prohibido fumar en el coche en el que viajen niños, lo cual supone al menos una medida básica de protección de la salud de los menores. En España, el Gobierno aún no ha tomado iniciativa al respecto. Firma para instar a la Ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, para que valore tramitar un anteproyecto de ley que suponga un avance en la política de prevención del tabaquismo que incluya, y que convierta los vehículos en espacios libres de humo.

El humo de tabaco en los coches resulta muy perjudicial para todos los usuarios de los vehículos, muy especialmente para los niños, mujeres embarazadas y personas con enfermedades respiratorias.  La Oficina Regional europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el año 2015 ha propuesto una hoja de ruta para acabar con el tabaco. Entre las medidas propuestas,  se encuentran las de proteger a los menores del humo de tabaco en los coches y hogares. Los niños al ser fumadores pasivos en un coche, tienen efectos nocivos como irritación de garganta, mareos, dolor de cabeza, además de los efectos que ocasiona sobre el asma infantil, y puede producirles cuadros catarrales, problemas bronquiales y futuras patologías pulmonares. Para concluir, los niños expuestos al humo del tabaco tienen hasta cuatro veces más riesgo de sufrir cáncer de pulmón en la edad adulta. Ningún niño debería ser expuesto al humo de tabaco porque es un atentado contra su salud, y los niños generalmente  no tienen la opción de decir al adulto “no me fumes, yo no fumo”.

La Sociedad Americana del Cáncer acaba de publicar las conclusiones de un estudio que identifica la asociación entre la exposición infantil al humo de segunda mano y la muerte por EPOC en la edad adulta, lo que demuestra que la exposición al humo del tabaco durante la niñez puede traer consigo graves problemas de salud en la edad adulta. Este estudio ha llegado a la conclusión de que el humo de segunda mano aumenta considerablemente el riesgo de muerte por Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) y concretamente que los que informaron que habían vivido con un fumador diario durante su infancia, tuvieron un 31% más de probabilidades de morir por EPOC.

Prohibiendo fumar en los vehículos en España, disminuiríamos la exposición al humo de tabaco de adultos, mujeres embarazadas, niños y bebés, y reduciríamos el riesgo de accidentes de tráfico.

Por eso te pedimos que firmes, para que la Ministra de Sanidad inicie la tramitación de un anteproyecto de ley  y que el Gobierno presente el correspondiente proyecto de ley al Congreso de los Diputados para definir los vehículos como espacios sin humo de tabaco.

¡Muchas gracias!

Nofumadores.org

Por el derecho a vivir sin humo de tabaco

Nofumadores.org es una asociación sin ánimo de lucro, apolítica y aconfesional, inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones con número 172.478, y es la principal asociación española en defensa del derecho a vivir sin tener que estar obligado a respirar involuntariamente humo de tabaco.

 



Hoy: Nofumadores.org cuenta con tu ayuda

Nofumadores.org Asociación necesita tu ayuda con esta petición «Ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo: Que todos los vehículos sean espacios libres de humo de tabaco». Únete a Nofumadores.org y 586 personas que ya han firmado.