Declaración Pública LA CULTURA ES UNA NECESIDAD VITAL

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 7,500!


Declaración Pública

LA CULTURA ES UNA NECESIDAD VITAL

Trabajadoras y trabajadores de las culturas y las artes exigen renuncia de la Ministras Consuelo Valdés

 

Históricamente el mundo del arte y la cultura ha trabajado por ser un espejo de la realidad chilena. Hemos ejercido nuestros oficios retratando Chile. Hemos sostenido nuestra labor a pesar de todos los obstáculos del presente, generando puentes sensibles que profundicen los lazos que en plena pandemia parecían extinguirse. Además, hemos levantado la voz en contra de los abusos del poder y la falta de justicia. Hoy volvemos a hacerlo porque la situación que vivimos lo exige. Como ciudadanas y ciudadanos nos levantamos para decir LA CULTURA ES UNA NECESIDAD VITAL.   


Las recientes declaraciones de la Ministra Consuelo Valdés resultan inaceptables y demuestran, una vez más, que no puede ni debe estar a la cabeza de un ministerio que considera prescindible y accesorio. Cuando declara: “Un peso que se coloque en cultura es porque se deja de colocar en otra necesidades de los ciudadanos”, da cuenta de que para ella trabajadores y trabajadoras del arte y la cultura, no tenemos la categoría de ciudadanos ni ciudadanas; niega las necesidades urgentes de nuestro sector pero además, hace notar que, para ella, el sector al que debiese representar, el de la cultura, es un ámbito innecesario para la ciudadanía.


Nos vemos en la obligación de recordarle a la ministra algo que debiese saber por la naturaleza de su cargo. Quienes trabajamos en las culturas, las artes y el patrimonio, somos ciudadanas y ciudadanos y estamos frente, no sólo a una brutal crisis sanitaria, sino que a la peor crisis laboral de nuestra historia. Fuimos el primer sector en paralizar sus actividades y seremos el último en volver. Según las últimas cifras, nuestra tasa de desempleo supera el 45%.


Observamos consternadxs como el gobierno, a través de la máxima autoridad de la cultura en el país, ha abandonado sistemáticamente sus funciones llevando adelante un discurso lleno de evasivas, argumentos falaces, ofensivos e inaceptables; crecimientos ficticios de presupuestos, anuncios de apoyos concursables que profundizan la competencia y la precariedad laboral en la que seguimos realizando nuestras actividades.


En tres años del actual gobierno el tan anhelado Ministerio de las Culturas ha tenido dos ministras y un ministro que han trabajado en contra del sector que dicen representar. Además de ser cómplices y parte de los recortes que año tras año se quieren realizar desde la cartera de Hacienda, dejando a artistas e instituciones culturales en completo abandono.   

Como trabajadoras y trabajadores del arte y la cultura exigimos de manera inmediata la renuncia de la ministra Consuelo Valdés al ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio. Los motivos se han ido sumando uno tras otro y hoy, quienes firmamos esta carta decimos basta, LA CULTURA ES UNA NECESIDAD VITAL.


NO + a su silencio cómplice ante las violaciones a los derechos humanos, la censura y diversos atentados contra la libertad de expresión y manifestación legítima del arte.

No + a su indolencia frente a la violencia sufrida en manos de agentes del estado, por compañeros y compañeras de nuestro sector. 

NO + anuncios falsos sobre presupuestos y fondos que solo profundizan la precarización y la competencia entre pares.

NO + concursabilidad como política de financiamiento para la subsistencia de las trabajadoras y trabajadores de las artes y las instituciones culturales.

NO + argumentos banales para negar el ir en ayuda de los miles de trabajadoras y trabajadores de las culturas y las artes, que están sumidos en la peor crisis laboral de su historia.

NO + a una ministra desconectada de las diversas realidades y necesidades de nuestro sector.

NO + a  un ministerio que trabaja en contra del sector que supone representar.

 

Históricamente nuestro trabajo ha sido reflejar la realidad chilena. Pero esta realidad no la queremos. Estamos quebradas, estamos quebrados por el abandono que el estado ha perpetrado hacia sus ciudadanas y ciudadanos. Por eso repetimos LA CULTURA ES UNA NECESIDAD VITAL. Exigimos su renuncia porque creemos firmemente que las artes y las culturas son esenciales para construir sociedades más justas, más democráticas y pacíficas. Sin respeto, no hay diálogo posible. 

 

Trabajadoras y trabajadores de las culturas, las artes y el patrimonio

Noviembre, 2020.