La última dehesa valenciana arrasada con el arranque de miles de algarrobos centenarios.

La última dehesa valenciana arrasada con el arranque de miles de algarrobos centenarios.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 5000!
Con 5000 firmas, es más probable que esta petición sea publicada en los medios de comunicación locales

Una mega planta fotovoltaica amenaza con arrasar la última dehesa valenciana con el arranque de miles de algarrobos centenarios.

La empresa  FALCK RENEWABLES POWER pretende instalar una macro-planta solar de más de 420 hectáreas (566 campos de fútbol) en el paraje de Brihuela (Chiva), que va a destruir por completo cualquier vestigio en un entorno de alto valor ambiental, cultural y paisajístico; un conjunto de bienes de una singularidad como ya pocos quedan.

No hay discusión sobre la transformación en el modelo energético que se debe realizar a escala mundial, al ser este imprescindible para frenar el cambio climático, pero esta obligada transición energética tiene que ser planteada bajo el principio de causar el menor impacto posible y un compromiso respetuoso sobre el conjunto de valores que atesoran las zonas donde se ubiquen, para que de verdad pueda ser denominada una “energía limpia”.

El impacto que va a producir este proyecto que actualmente se encuentra en periodo de alegaciones, va ser devastador por ubicarse junto al Paraje Municipal Protegido Sierra de Chiva, ya que va a repercutir muy negativamente sobre la buena salud de estos montes.

Este paisaje, que pretenden extinguir de cultivos tradicionales de secano, entremezclados con rodales forestales, cursos de agua, etc. tiene una función vital ya que se trata de corredores verdes de los que dependen muchas especies para su supervivencia, de las cuales algunas de ellas se encuentran en peligro de extinción y que se verían gravemente afectadas por la pérdida de este hábitat tan singular.

En la primera fase donde  pretenden instalar esta devastadora infraestructura, se han catalogado 158 Árboles Monumentales de Interés Local y 11 ARBOLEDAS, en que el 90% son majestuosos algarrobos multicentenarios, lo que supone un patrimonio irremplazable que pretenden exterminar para siempre si no lo evitamos.

En la actualidad, el término municipal de Chiva, es uno de los municipios con las mayores extensiones del cultivo de algarrobos a nivel mundial y sin duda, atesora la mayor concentración de Árboles Monumentales y Singulares para esta especie en todo el planeta. Lo que supone un elemento de valor indispensable para comprender la entidad e importancia de estos monumentos vivos.

Además de la pérdida cultural que supondrá este paisaje único tan arraigado a la cultura del territorio, se sumará la perdida de los grandes beneficios medioambientales que nos aporta:

-En primer lugar, es un cultivo que no precisa de tratamientos fitosanitarios, tan perjudiciales para la salud ambiental.

-El “garroferal” es un hábitat agroforestal comparable ecológicamente en fondo y forma a las dehesas de encinas.

- Estos cultivos de secano extensivo son muy importantes para la lucha contra los incendios forestales, ya que generan una discontinuidad del combustible indispensable para acometer tareas de prevención y extinción.

- Es una especie de gran plasticidad; puede soportar regímenes de precipitación muy bajos, altas temperaturas y habitar en suelos pobres y degradados, lo que le hace un gran aliado en la función protectora mediante el control de la erosión mitigando un grave problema cada vez más acuciante.

-Un estudio sobre la huella de carbono almacenada en plantaciones de algarrobos han demostrado que  la actividad de fijación de dióxido de carbono por parte de este árbol es muy elevada, lo que la convierte en una especie muy eficaz a la hora de secuestrar el CO2 de la atmosfera y por lo tanto muy a tener en cuenta para frenar el cambio climático.

-El Algarrobo en sí, es un árbol con troncos en los que existen muchas oquedades que crean distintos tipos de “microhábitats” de los que se aprovechan muchas especies; ofrece alimento y cobijo a muchos mamíferos, aves, insectos, etc. Su sombra favorece la proliferación de especies vegetales muy importantes para un buen funcionamiento del ecosistema.

-No podemos olvidarnos de otros valores añadidos asociados a su cultivo como los que generan los ribazos de piedra en seco, construcciones propias de los bancales con pendiente en los que se asientan muchas plantaciones. Entre otros beneficios,  gracias a estas construcciones podemos disponer de tierra fértil en muchas zonas agrícolas y forestales al frenar la pérdida de millones de toneladas de suelo por escorrentía en épocas de fuertes avenidas.

-La conformación de setos linderos de especies vegetales silvestres  que dividen  las parcelas son de alto valor funcional, ya que contienen una gran biodiversidad. A su vez ayudan a combatir las plagas agrícolas y establecen un equilibrio ecológico actuando como corredores verdes muy importantes, al permitir el flujo de tránsito para la vida silvestre, tanto animal como vegetal.

-En definitiva, el algarrobo es un árbol que vive en completa armonía con nosotros, produciendo un producto ecológico de gran calidad, sin tratamientos químicos y cumpliendo todos los criterios de sostenibilidad; creando un hábitat completamente equilibrado, favoreciendo a una gran diversidad de especies y ofreciéndonos un paisaje genuino de incalculable valor.

Por todos estos motivos, te pedimos que nos ayudes a evitar esta barbarie que supondrá un gran atentado ecológico en nombre de las “energías renovables” y que en realidad se trata de un modelo de enriquecimiento de grandes corporaciones y fondos de inversión sin ninguna consideración por los valores ecológicos, culturales y paisajísticos.

 

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 5000!
Con 5000 firmas, es más probable que esta petición sea publicada en los medios de comunicación locales