Las galletas NUNCA se deben incluir en los Menús Hospitalarios. Perjudican la recuperación

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 75.000!


Tras más de 30 horas sin comer y tan solo habiendo estado tomando suero, la primera ingesta sólida que le dieron a mi padre en el hospital fué un café y un paquetito de galletas. Mi padre tiene cáncer, sufre anemia y además recientemente tuvo un accidente cerebro-vascular. Insisto: lo primero que le dieron fueron galletas.

Más allá de lo poco saludable que supone este alimento, el mensaje que transmite es confuso e induce a error. Parece que si lo suministra un centro hospitalario puede parecer que su consumo es beneficioso. Nada más lejos de la realidad. Las galletas suponen una perfecta y malévola combinación de harinas refinadas, aceites de mala calidad, excesivo aporte de sodio e ingentes cantidades de azúcar. No es necesario que uno sea nutricionista para saber que NO es la mejor comida que alguien puede tomar en un hospital.

Estamos ante un producto con una densidad nutricional baja o casi nula. Un producto que promueve la rápida subida de glucemia en sangre y que induce a la resistencia a la insulina y la leptina, que favorece la pro-oxidación de las proteínas y que tiene un exceso de sal entre otras muchas contraindicaciones. Lo único positivo que tiene para los hospitales es su bajo precio, la duración del producto y su fácil distribución en las bandejas de los pacientes y que pocos pacientes se quejan ante este producto.

¿De verdad nadie ha pensado que una fruta puede sustituir perfectamente a este alimento ULTRAPROCESADO? Firma esta petición para pedir al Ministerio de Sanidad la retirada de las galletas en los menús hospitalarios.

Las frutas tienen una gran cantidad de nutrientes, bajas calorías, son ricas en fitoquímicos y aportan una gran cantidad de polifenoles, tienen un buen aporte de agua que favorece la hidratación y suponen una magnífica fuente de vitaminas y minerales -entre otros beneficios como la fibra y la saciedad que generan.
Si de verdad queremos situar la salud de nuestra sociedad en el centro de todas las políticas que parten del Ministerio de Sanidad es necesario un cambio sistémico que puede empezar por ese pequeño gesto: la retirada de las galletas de los menús hospitalarios.



Hoy: Javier cuenta con tu ayuda

Javier Bravo Sanchez necesita tu ayuda con esta petición «Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad: Las galletas NUNCA se deben incluir en los Menús Hospitalarios. Perjudican la recuperación». Únete a Javier y 68.292 personas que ya han firmado.