Prohíban y dejen de subvencionar las macrogranjas en España #stopmacrogranjas

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 5.000!


Enlace para firmar contra la macrogranja de cerdos de Villamalea (Albacete)

Castilla-La Mancha se está convirtiendo en el paraíso de nuestro país para la industria de cría intensiva de ganado. Las macrogranjas son subvencionadas por el Gobierno Regional de Emiliano García-Page y disfrutan de una normativa permisiva en materia ambiental (no necesitan la DECLARACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL).

En otros países europeos como Dinamarca, Holanda, Alemania o Bélgica aplican legislaciones son restrictivas, como Murcia, Aragón o Cataluña. Debido a la gran demanda del mercado chino, Castilla-La Mancha es uno de los principales territorios elegidos para la instalación de macrogranjas de ganadería intensiva. Los datos hablan por sí solos: en 2018 se han presentado más de 100 proyectos de macrogranjas en Castilla-La Mancha.

En un año, cada cerdo consume más de 5.000 litros de agua, genera 2.150 litros de purines, genera 1 kg de amoníaco y casi 2 kg de metano. Imagínense 150.000-200.000 cerdos.

Las macrogranjas tienen gran impacto para el medioambiente: ingentes cantidades de agua, obtenida de los acuíferos de la zona; el vertido de purines, generando malos olores; proliferación de insectos; contaminación de las aguas por nitratos y nitritos; grandes insumos de antibióticos que acaban en las aguas residuales y la emisión de gases de efecto invernadero y amoníaco, son los principales impactos de las macrogranjas.

Hay que añadir tránsito de camiones de gran tonelaje, la instalación de algunas macrogranjas dentro de zonas de la Red Natura 2000 (espacios protegidos a nivel europeo) que la Junta de Comunidades está autorizando, la ampliación de zonas vulnerables por nitratos, que afecta a cada vez más municipios que no podrán beber las aguas en los pueblos por motivos de salud publica y  un modelo de producción y cría inhumano, donde la expresión bienestar animal no existe… En definitiva, un modelo de producción totalmente insostenible y cuya repercusión sobre el mundo rural y otras actividades socioeconómicas, sería devastador e irreversible.

En los últimos años han desaparecido cerca de 6.000 pequeñas explotaciones ganaderas, dedicadas a la ganadería extensiva, que equivaldrían a 6.000 familias que vivían de esta forma. Las macrogranjas de cría intensiva necesitan sólo una persona trabajadora para una producción de 5.500 cerdos año.

Se ponen quejas  y se articulan campañas contra las integradoras, los macromataderos, las procesadoras y comercializadoras de carne procedente de estas macrogranjas y contra las cadenas de hipermercados que lo distribuyen. Este es el principio del fin del cambio de un modelo insostenible, que promueve la precariedad laboral e hipoteca el futuro de nuestro medio rural. Un germen que dará sus resultados en Guadalajara y Castilla-La Mancha antes o después.



Hoy: Iván cuenta con tu ayuda

Iván Gómez Caballero necesita tu ayuda con esta petición «Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social: Prohíban y dejen de subvencionar las macrogranjas en España #stopmacrogranjas». Únete a Iván y 3.300 personas que ya han firmado.