EXIGE UNA MODA MÁS HUMANA, ECOLÓGICA Y ÉTICA

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 500!


¿Verdad que cuando vas al súper ves de dónde viene la carne, cuánto tiempo hace que se congeló el pescado, o de qué animal procede la leche con la que desayunas o haces tus postres favoritos? Y también te suena si la nevera en la que los guardas, las bombillas del flexo junto al que sueles conectarte ¡y ya también tu hogar!, tu refugio, consumen más o menos energía. Entonces, ¿a que quieres saber cómo, dónde, en qué condiciones, se hace la moda que te pones encima y entra en contacto con tu piel durante horas y tanto marca tu imagen ante los y las demás?

Por lo tanto, ¿a que te parece un gran avance que las etiquetas de todos los productos que incluye la "moda" (prendas, accesorios, ...) especificaran la trazabilidad y huella ecológica de su producción y distribución? Así tu compra, nuestra compra, sería más informada, consciente y responsable.

Estoy hablando de que además de que sepamos si es mejor lavarla a mano o en seco (opta siempre por las alternativas más eco) tengamos información sobre los litros de agua que han sido necesarios para elaborarla -señalando, por ejemplo, el número equivalente en vasos para beber- y la cantidad de gases de efecto invernadero que se ha expulsado a la atmósfera a través de chimeneas y tubos de escape desde la obtención de las materias primas hasta que nos la llevamos en la bolsa para estrenarla en una de esas reuniones entre colegas que disfrutamos y luego "feisbuqueamos". También comprobaríamos si la fábrica o el taller gestiona o no los residuos y si lleva o no a cabo un trato y pago justos, no vaya a ser que vistamos a costa del bienestar de otras personas. ¿Te gustaría para tí lo mismo?

Y tú dirás: "pero si ya existen sellos que certifican ese tipo de cosas". Sí, pero sólo aparecen en los productos que pagan por el uso de ellos si pasan la evaluación correspondiente precisamente para aclararnos a todos y todas que velan por nuestra salud y el presente y futuro del planeta en el que vives tú y los tuyos. Claro, aquí está el otro quid de la cuestión: coincidirás en que es muy injusto que quien hace las cosas bien, o mejor en algún aspecto, pague más y eso encarezca su propuesta y por lo tanto, no hay que engañarse, la haga menos competitiva contra quienes también producen, distribuyen y comercializan moda pero perjudicando a las personas y el medio. Añado comercializar porque reivindico que en paralelo se establezca que los puntos de venta tengan bien visibles los códigos e iconos empleados en la etiqueta propuesta para facilitar la valoración de lo que se compra así como puntúe la coherencia con esta línea en sus aspectos laborales y energéticos. Se respeta la libertad de mercado pero se procura el cambio desde la base, es decir, tú, yo, todos nosotros y nosotras, en la dimensión en la que quizá más poder tenemos, más que el propio voto: como consumidor@s. Se trataría, en resumen, de que exista la obligación de figurar en una escala de distintos niveles de compromisos sociales y ecológicos, éticos y materiales, con el objetivo de que los productores, distribuidores y comerciantes sean clasificados según los cumplan o no, siendo los que no cumplen quienes se vean penalizados (gradualmente también, según los efectos negativos que generan atendiendo a su volumen de producción insostenible) y no al revés, siendo así que las empresas o profesionales tengan beneficios fiscales, por ejemplo. La categoría en la que se sitúan debe ser una información actualizable y accesible para cualquiera tanto en el ámbito institucional como empresarial y comercial.

No al "greenwashing" ("lavado verde de cara") o a la Responsabilidad Social Empresarial vacía en la moda. No a la moda sostenible como etiqueta o mercado aparte. Sí a la generalización de la sostenibilidad en la moda como criterio de producción y venta. Sí a la artesanía. Sí al diseño industrial sostenible. Sí a iniciativas internacionales como http://fashionrevolution.org/country/spain/ en la que actúo como voluntaria -tú también puedes, si quieres, si te preguntas ‪#‎quiénhizomiropa- intentando ser lo más coherente posible con estos principios. Poco a poco. Junt@s. Aprendiendo, corrigiendo, recuperando, participando, aplicando. Ya sabes, actuando localmente ... pensando globalmente. 

Confiamos en que tanto las Direcciones Generales de Consumo de las distintas comunidades autónomas del país como la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición se hagan eco de las reivindicaciones de los y las consumidoras españolas que firmen y viralicen esta campaña para que hagan las gestiones oportunas y estimulen que el Ministerio de Industria, Energía y Turismo de España ponga en marcha las actuaciones correspondientes con el fin de legislar y gestionar la consecución progresiva de una moda totalmente sostenible, sana, humana y generadora de trabajo en todas las fases que implica el sector. 

 Una pequeña etiqueta, una gran revolución.



Hoy: CARMEN MARÍA cuenta con tu ayuda

CARMEN MARÍA REAL PERERA necesita tu ayuda con esta petición «Ministerio de Industria, Energía y Turismo : EXIGE UNA MODA MÁS HUMANA, ECOLÓGICA Y ÉTICA». Únete a CARMEN MARÍA y 304 personas que ya han firmado.