Auditoría contra el saqueo sistemático de las pensiones

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 150.000!


Entre 1989 y 2013 España gastó más de 103.690 millones de euros que pertenecían a la hucha de las pensiones a otras cuestiones. Fue una práctica aparentemente legal pero incorrecta que hizo desaparecer los excedentes de cotizaciones que hoy debían nutrir esa hucha de las pensiones tan esquilmada en épocas de paro y crisis como la que hoy vivimos. 

Los recursos y cotizaciones que han desaparecido de la caja de la Seguridad Social, que debían haber servido de reservas para tiempos peores, estaban protegidas por la Ley General de la Seguridad Social, formaban parte del Patrimonio de la Seguridad Social, que pertenece a los trabajadores y ningún gobierno, ningún partido, puede utilizarlo para lo que mejor le convenga en cada momento. Pues su destino exclusivo es atender a las prestaciones de la Seguridad Social y no a otras necesidades.

Por eso la clase trabajadora actual, y las personas pensionistas, a quienes ahora se nos dice que no hay dinero cuando tanto hemos cotizado durante 30 o 40 años, necesitamos saber la verdad. 

Firma ahora esta petición para exigir en el Congreso de los Diputados una auditoría independiente que determine cuánto se ha saqueado a la hucha de la Seguridad Social y que se reponga la sostenibilidad de ese sistema. 

La propia Ley General de la Seguridad Social (art. 109) establece que si para atender las pensiones faltan cotizaciones sociales, el Estado hará las aportaciones que sean necesarias. 

La solución a los problemas de la Seguridad Social no van a venir por lo que conocemos como el Pacto de Toledo, sino por la devolución de lo saqueado de forma indebida, y por la derogación de la reforma laboral y de las pensiones. 

¡¡Queremos saber la verdad, cuánto dinero han sacado, desde cuándo y hasta cuándo se siguen esas prácticas irregulares y antidemocráticas!

Firma esta petición para pedir al Gobierno y el resto de diputados una auditoría de la Seguridad Social. 

¡Gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden!