Petición cerrada

NO A LA SUBIDA DEL IVA DE GAFAS Y LENTES DE CONTACTO DEL 10% AL 21%

Esta petición ha conseguido 2.801 firmas


Somos ópticos optometristas y, como responsables de la distribución y adaptación de las ayudas ópticas para toda la sociedad, queremos expresar nuestro total rechazo a la posible subida del IVA de las gafas y lentes de contacto, del 10% actual como IVA reducido al 21% del IVA de carácter general.

Como colectivo, los ópticos optometristas estamos en contra de esta subida ya que entendemos que las gafas o las lentillas son articulos sanitarios de primera necesidad. Por poner un ejemplo muy gráfico, nos parece muy correcto que las muletas no vayan a sufrir aumento de IVA, pero para una persona que necesita gafas, el ir sin ellas le dejaría tan incapacitado como una persona sin sus muletas.

Consideramos, así pues, que aunque dicha subida sea consecuencia del dictámen del Tribunal de Justicia de la UE del pasado 17 de enero de 2013, el Gobierno Español no ha hecho lo suficiente para defender los intereses de los españoles en este tema, o al menos ha mostrado menos empeño que en aspectos como los fármacos para personas con enfermedades crónicas.

Ahora, tras dicha sentencia, el Ministerio de Hacienda encargó un informe, concluyendo recientemente que el tipo reducido del 10% que se aplicaba hasta la fecha a gafas y lentes de contacto no se ajusta a las leyes europeas, teniendo que modificar otros tres artículos de la ley española del IVA para cumplir con lo que exige Bruselas.

Estas conclusiones creemos que deben ser reconsideradas, puesto que una persona sin sus gafas es, la mayoría de veces, un discapacitado visual en la mayoría de sus tareas diarias. Una persona con un defecto visual sin corregir puede tener su visión tan reducida que le impida realizar actividades como leer, conducir, reconocer caras o bajar escaleras.

Teniendo en cuenta lo discapacitante que puede llegar a ser tener un defecto refractivo sin corregir para nuestro dia a día, es motivo suficiente para solicitar al gobierno que rectifique dicha decisión y que luche en Europa por evitar esta subida totalmente injustificada y dañina para la sociedad.

Además, recordemos que ya hace años que la OMS y sus estados miembros (incluido España) trabaja para proporcionar, a nivel local, servicios asequibles de corrección de los defectos de refracción a las personas necesitadas, y esta subida del IVA no hace más que ir en contra de dicha directiva, por afectar en mayor medida a los más desfavorecidos.

Mención especial merecen las ayudas visuales para pacientes con baja visión: lupas, telescopios, telemicroscopios, filtros especiales.. que sirven para sacar el mayor provecho al resto visual de personas que poseen menos del 40% de visión con la mejor corrección pero no alcanzan la ceguera legal. En este caso, hablamos de una discapacidad visual reconocida por la OMS como "discapacidad visual moderada o grave". Dichas ayudas en ningún momento deben de ser afectadas por la nombrada subida de IVA, ya que cumplen con creces los requisitos de Bruselas para poder mantener el IVA reducido.

No hay que olvidar que el sector de la óptica ya ha asumido un incremento de sus precios hace un año, al pasar el IVA reducido del 8% al 10% en las gafas y las lentes de contacto (la primera subida fue del 7 al 8% con el anterior gobierno). Esta gran subida, del 10% al 21%, supone un incremento más que notable en el coste de dichas ayudas ópticas, coste que asumirán en parte los propios ópticos (para evitar una subida mayor de los precios) y en otra gran parte el cliente, lo que provocará que muchas familias no puedan permitirse la compra de gafas o lentillas, ya que ,además, no existe ningún tipo de subvención para asumir parte de dichos gastos. La situación será más grave cuanto mayor sea la graduación, dado su mayor coste.

La consecuencia inmediata será el aumento del precio de las gafas, que puede provocar el descenso de las ventas, que afectaría principalmente a las pequeñas y medianas empresas: situación que puede llevar a la destrucción de empleo en el sector y al cierre de ópticas.

Otro punto a tener en cuenta es que en la mayoría de países de la UE, a pesar de tener las gafas y lentillas con un IVA de carácter general, se compensa en gran parte al recibir subvenciones del estado, con el agravio comparativo añadido de la renta media y el sueldo mínimo interprofesional de dichos países con respecto a España.

Todos estos son motivos más que de sobra para oponerse al posible aumento del IVA, ya que dichas ayudas no son productos "prescindibles", sino verdaderas prótesis (para ser más exactos, órtesis) que corrigen defectos de una manera muy eficiente. Creemos que nuestro Gobierno debe defender los intereses de todos los Españoles, aunque eso suponga enfrentarse a las medidas austeras que nos imponen desde Europa. Y en el caso de que no se consiguiera evitar, este gobierno debe responder con subvenciones y ayudas para dichas gafas o lentillas para poder cubrir ésta necesidad a todas aquellas personas que no se la puedan permitir.

No podemos limitarnos a cumplir exigencias europeas que afectan al conjunto de la sociedad española en temas esenciales como la salud y la calidad de vida, mientras se dejan de lado dichas exigencias en lo que concierne al fraude fiscal o el nivel educativo de nuestro país, por citar algunos ejemplos.

Las consecuencias de dicha subida son fatales para los ciudadanos a todos los niveles:

• Económico, por agravar la crisis al descender los ingresos directos e indirectos a través de ventas por el canal legal de las ópticas.
• Social, por hacer que las personas desfavorecidas tengan mucho menos asequible las ayudas que corrigen su defecto visual, creándose aún más diferencias entre clases
• Sanitario,por la pérdida de calidad de vida para aquellas personas que no puedan permitirse corregir su defecto visual, y el posterior empeoramiento visual de no ser corregido.
• Educativo, porque los defectos visuales sin corregir provocan fracaso escolar)
• Y, de manera indirecta, en cosas tan graves como un aumento del número de accidentes de tráfico (por no renovar las ayudas visuales aquellas personas que necesiten cambiarlas).

Queremos pedirte que, con tu firma, nos ayudes a que el Ministerio de Hacienda desestime dicha medida de pasar las gafas graduadas y lentes de contacto de un producto sanitario a un producto más con ese aumento del IVA al 21%.

Esta vez la lucha es por tu salud y nos afecta ahora y nos afectará en el futuro a TODOS LOS ESPAÑOLES.

Gracias por tu colaboración!



Hoy: Yo También Soy Óptico Optometrista cuenta con tu ayuda

Yo También Soy Óptico Optometrista necesita tu ayuda con esta petición «Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas: NO A LA SUBIDA DEL IVA DE GAFAS Y LENTES DE CONTACTO DEL 10% AL 21%». Únete a Yo También Soy Óptico Optometrista y 2.800 personas que ya han firmado.