Regulación de precios de vuelos que conectan la península con las zonas no peninsulares.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 50.000!


Los canarios, baleares, ceutíes y melillenses que residimos en la Península y que, evidentemente, nos empadronamos en nuestro lugar de residencia, perdemos el derecho a los descuentos en los vuelos a nuestro lugar de origen.

Es como si al dejar de ser residentes, también dejásemos de ser de nuestra tierra. Como si dejáramos a nuestras familias y amigos de lado. Como si tuviéramos que dejar de sentir por decreto la necesidad de regresar a casa por Navidad, a una boda, a cualquier evento familiar o incluso a un entierro.

Las compañías aéreas tienen la libertad absoluta de establecer los precios atendiendo a criterios de oferta y demanda y de atractivo turístico. Desgraciadamente esta política tarifaria no considera que hay españoles que no retornan a destinos turísticos para hacer turismo, sino porque son de allí o tienen vínculos allí. Es injusto que españoles que viven en España lleven años sin pasar la Navidad en familia, que haya nietos que casi no conozcan a sus abuelos, que muchísimas personas no hayan podido acudir a despedir a sus seres queridos fallecidos… por culpa de los altos precios que ofrece el único medio de transporte del que disponen.

Yo, como tinerfeño residente en Madrid y padre de tres hijos, para poder viajar a las Islas Canarias con mi familia en fechas significativas o por motivos familiares o personales, tendría que desembolsar entre 1000 y 2500€ tan solo en billetes de avión. Ninguna economía media puede soportar tal coste.

Existe un terrible agravio comparativo entre nosotros y el resto de ciudadanos españoles que residen en otras provincias diferentes a las de su origen dentro de la Península. Es un agravio logístico y económico: ellos pueden elegir entre tren, autobús, coche o avión y al precio que más se adapte a sus necesidades. En cuanto a posibilidades de retorno, para nosotros es como si, en lugar de haber cambiado de provincia o comunidad autónoma dentro del territorio nacional, nos hubiésemos ido a vivir a un lejano país.

Por el contrario, los peninsulares empadronados en mi lugar de origen, Tenerife, sí disfrutan de los descuentos para poder regresar a su tierra de vez en cuando. Me alegro por ellos porque es lo lógico, pero la lógica se pierde a la inversa. Sin embargo son sus familiares, residentes en la península, quienes no pueden ir a verles sin solicitar un crédito... Igual de injusto.


Poca gente lo sabe, pero el descuento de residente, como su propio nombre indica, no se aplica por haber nacido en Canarias, sino por residir allí. Canarias es España, y mientras no se normalice PARA TODOS la conectividad y la movilidad entre ambos territorios, el archipiélago seguirá pareciendo una colonia a todos los efectos.

De hecho, incluso los ciudadanos de otros países europeos que residen en España, islas incluidas, encuentran más barato viajar a su lugar de origen que a mí volar desde Madrid a Canarias… ¡porque es más barato volar desde la Península a casi cualquier destino europeo que a Canarias!

Los territorios no peninsulares del estado español no son sólo fantásticos destinos turísticos, en ellos también se encuentran las raíces y los vínculos de muchos de nosotros. Estas zonas forman parte del territorio nacional y a nadie le debería suponer una sangría económica ir allí, especialmente los que retornan para reencontrarse por unos días con sus familias.

No sé si la solución está en que la Unión Europea regule de manera más justa la normativa que se aplica a las RUP (Regiones Ultra Periféricas), o bien pasa porque el Gobierno de España aplique leyes y normas que regulen precios más asequibles.

Las políticas que se aplican hasta ahora, consistentes es subvencionar el 50% del precio del billete, no subvencionan al usuario mientras no se regulen esas tarifas: subvencionan a las compañías aéreas mientras éstas tengan libertad absoluta para fijar los precios hasta donde ellas quieran. Además, es obvio que "ayudan" a la movilidad de ida... pero no de vuelta.

Lo que le pedimos a las Instituciones Europeas, al Gobierno de España, al Gobierno de Canarias, al Govern de les Illes Balears y a los Gobiernos de las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla, es que tomen las medidas políticas necesarias para garantizar la fijación de precios máximos de referencia asequibles. Que se estudie la posibilidad de crear puentes aéreos o nuevas rutas reguladas bajo OSP, para que los ciudadanos españoles que, por una razón o por otra, necesiten desplazarse dentro del territorio nacional, no les suponga un inasumible impacto económico.

#AcercarCAnarias #AcercarPenínsula #NoSomosTuristas #ElAviónEsNuestroAVE

Muchas gracias.

Fernando Cabrera.

Si estás de acuerdo, sólo tienes que firmar >>



Hoy: Fernando cuenta con tu ayuda

Fernando Cabrera necesita tu ayuda con esta petición «Ministerio de Fomento: Regulación de precios de vuelos que conectan la península con las zonas no peninsulares.». Únete a Fernando y 44.209 personas que ya han firmado.