Contra el desahucio de casi 150 familias en Sant Joan Despí

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 5.000!


Somos una comunidad de cerca de 150 familias a las que Goldman Sachs quiere expulsar de sus viviendas para subir los precios de los alquileres entre un 40% y un 100%, según los pisos. El inmueble, destinado al alquiler, ha cambiado de manos justo cuando se cumplen cinco años de la firma de los primeros contratos, que ahora expiran.

Algunos vecinos ya han recibido por burofax la orden de abandonar la vivienda y dejar las llaves. Hasta ahora, hemos mantenido sin éxito dos reuniones con el intermediario de Goldman Sachs en España, Medasil Desarrollos. Ellos quieren negociar de manera individual las subidas y pedir ingresos para calcular lo que puede pagar cada familia.

Entendemos que esta táctica es un abuso y un atraco. Pedimos una negociación colectiva para llegar a un pacto justo para todos. Hasta ahora, los vecinos habíamos pagado alquileres de entre 600 euros y 900 euros.

Consideramos que las subidas que proponen son desorbitadas. Se escudan en decir que son pisos de alto standing, pero en realidad están repletos de desperfectos que nunca han llegado a solucionarse. Los más graves son las cerraduras estropeadas en las puertas de acceso a los distintos edificios que conforman la comunidad y las inundaciones en el párking cada vez que llueve.

El edificio se encuentra en Sant Joan Despí, en las afueras de Barcelona. Está ubicado en el barrio de Las Planas, un barrio obrero, pero que tiene acceso a la autopista por la que se accede a Barcelona en pocos minutos. 

La ley en España está del lado de Goldman Sachs. La nueva Ley de Arrendamientos Urbanos aprobada en 2013 fomenta la especulación en los alquileres y no debería permitirse que se especulara con un bien básico. Es anticonstitucional (artículo 47). Las familias que viven de alquiler hoy en España están desprotegidas y les resulta imposible construir un proyecto de vida.

Nuestro caso no es una excepción, ni en Barcelona ni en otras ciudades de España. En los últimos años los precios de los alquileres en todo el país han empezado a escalar y, en parte, es porque han entrado a especular estos gigantes de la inversión, que han visto en este tipo de activos una manera fácil y segura de multiplicar su dinero. Ya lo hicieron con la compraventa de viviendas y ahora lo vuelven a hacer con los alquileres.

Las personas están siendo expulsadas de sus ciudades y de sus barrios, en un fenómeno que se llama gentrificación. Desde los ayuntamientos y las asociaciones de vecinos se ha invertido, trabajado y luchado en las últimas décadas por construir entornos dignos y agradables para vivir, y una vez conseguido, observamos cómo se nos echa de ellos a los vecinos para especular.

Hoy, Goldman Sachs ha aterrizado en Sant Joan Despí, uno de los municipios del llamado cinturón rojo de Barcelona. Pero la voracidad de estos inversores y, la de otros que actúan como ellos, no tiene fin. Si han llegado al extrarradio de Barcelona pueden llegar a cualquier rincón del país.

Pedimos su firma para que podamos hacer fuerza y forzar una negociación y un pacto justo y, en definitiva, para dar un paso más en frenar la especulación en los alquileres en España.



Hoy: Avenida Barcelona 113 cuenta con tu ayuda

Avenida Barcelona 113 necesita tu ayuda con esta petición «Ministerio de Fomento: Contra el desahucio de casi 150 familias en Sant Joan Despí». Únete a Avenida Barcelona 113 y 4.468 personas que ya han firmado.