Derechos para las jornaleras y trabajador@s del campo. Basta de abusos, #SomosEsenciales

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 25.000!

Con 25.000 firmas, esta petición se convierte en una de las más firmadas en Change.org

Nuestra compañera Fátima tenía un contrato laboral y fue abandonada por empresarios e instituciones. Tenía 37 años cuando murió de cáncer en diciembre sin más acompañamiento que la solidaridad de sus compañeras jornaleras. Ella era una jornalera marroquí contratada bajo la regulación de la orden Gecco de contratación en origen. Su historia es una evidencia más de que los convenios y los acuerdos son vulnerados sistemáticamente, dejando, en este caso, a una trabajadora contratada sin baja laboral que la proteja en tiempos de enfermedad.

Su caso, por desgracia, no es único. Las vulneraciones de derechos en el campo son vox populi. Trabajo a destajo sin días de descanso, viviendas sin medidas de seguridad ni higiene en plena pandemia, agresiones verbales y amenazas por parte de los empresarios, trabajadoras sin contratos, contratos con salarios por debajo de convenio y un sinfín de ilegalidades y vulneraciones. Así es como se cuida a las personas que trabajan en el campo en España, siendo éste un trabajo esencial.

Me llamo Ana Pinto y pertenezco al colectivo de Jornaleras de Huelva en Lucha. Tras años trabajando como jornalera, decidimos auto-organizarnos para luchar por los derechos de todas las personas que trabajábamos en el campo y por una vida digna. Las inspecciones laborales y los planes enfocados a mejorar la situación son claramente insuficientes. Mientras las instituciones dicen que aquí está todo bien, nosotras vemos día a día cómo se vulneran los derechos de las trabajadoras.

Por eso, quiero pedirte tu firma para exigir un plan de monitoreo y control que de verdad proteja los derechos humanos, civiles y laborales de quienes trabajamos en el campo. Queremos pedirle a Yolanda Díaz que nos escuche y ponga en marcha el plan que proponemos.

Actualmente hay un plan vigente llamado Prelsi Interfresa que está gestionado por las mismas empresas de la fresa. Siendo el Prelsi una herramienta de monitorización de lo que ocurre en los tajos pagada con dinero público, creemos que debería tener un carácter independiente y ser gestionado por entidades cuya responsabilidad e imagen no estén relacionadas con el negocio de los frutos rojos. Queremos que esta labor de monitoreo y vigilancia por los derechos de las trabajadoras sea llevada a cabo por organizaciones independientes y que las empresas de la fresa estén obligadas a permitir el acceso a los tajos y a las trabajadoras por parte de las organizaciones que velamos por los derechos de las jornaleras.

Con este plan, que aportaría transparencia a lo que ocurre en los tajos, daríamos un gran primer paso para parar los abusos y vulneraciones de derechos que sufren las personas que trabajan en los campos de Huelva.

Firma para pedirle a Yolanda Díaz que apruebe un plan de monitoreo y control que nos permita velar por la preservación de unas condiciones dignas para las trabajadoras esenciales.

Nosotras desde la auto-organización feminista y antirracista y el apoyo mutuo seguiremos creando redes y luchando por una vida y un trabajo dignos para todas las personas que trabajamos en el campo. Ayúdanos a tejer también redes con las instituciones para poder, de esta manera, crear soluciones más sólidas y sostenibles, para seguir trabajando por un mundo más justo. Con tu firma le mostraremos a Yolanda Díaz que somos muchas las que creemos indispensable mejorar las condiciones de las trabajadoras esenciales de los campos en España. Si quieres apoyarnos aún más entra en www.jornalerasenlucha.org