Dirigida a Gobierno de España Ministerio de Educación, Cultura y Deportes

Por el derecho a una educación de calidad: Un orientador/a por cada 250 alumnos/as

0

0 personas han firmado. Ayuda a conseguir 35.000.

Necesitamos urgentemente el aumento de la plantilla de profesionales de la orientación educativa en toda España.

Creemos en un modelo de orientación educativa proactivo, una orientación como un proceso continuo dirigido al desarrollo íntegro de la persona, considerando así, al orientador/a como agente de cambio social. Por tanto, un modelo basado en la prevención y no en un “apaga fuegos” constante. Hablamos de un modelo basado en los principios de Rodríguez Espinar (1993) de prevención, desarrollo e intervención social.

La sobrecarga de trabajo para los orientadores/as puede llegar a producir intervenciones reactivas, puntuales y aisladas que no van a la raíz del problema, medidas que impiden una intervención global, enmarcada en los 3 grandes ámbitos de intervención: acción tutorial, atención a la diversidad y orientación académica y profesional.


La LOE y la LOMCE recogen como principio de la educación: “orientación educativa y profesional de los estudiantes, como medio necesario para el logro de una formación personalizada”. Así como: “corresponde a las Administraciones educativas promover las medidas necesarias para que la orientación educativa, psicopedagógica y profesional, constituyan un elemento fundamental”. Además, la figura del profesional de la orientación educativa es elemento clave para dar coherencia a los principios de normalización e inclusión, claves para una Educación de Calidad.

 
En los centros de infantil y primaria (CEIP), los orientadores/as trabajamos por zonas en la mayoría de las Comunidades Autónomas. De tal forma, se da la situación de 1 orientador/a para 4 CEIPs y el alguno de estos centros sólo se puede asistir media mañana o cada 15 días

Los EOE están desbordados: alumnado pendiente de ser evaluado (casos de hasta 4 años de espera), orientadores/as con estrés y ansiedad, sin poder atender adecuadamente las dificultades a pesar de su buena disposición y sin un espacio físico definido donde poder trabajar , familias desorientadas que tampoco saben cómo ayudar y teniendo que recurrir a gabinetes privados ante la urgencia de dar una respuesta a las necesidades de sus hijos/as (saliendo perjudicadas las familias de menor poder económico).

En Secundaria (IES), los centros sí cuentan con 1 orientador/a por centro. Consideramos que es insuficiente cuando hay centros que cuentan con más de 500 alumnos/as matriculados y nos encontramos casos reales de centros con 1700 alumnos/as para 1 sola orientadora.

Si las funciones establecidas en la normativa tanto para Educación Primaria y como para Educación Secundaria son las mismas, ¿porque en secundaria sí contamos con un orientador/a por centro y en primaria no? Se trata de una ratio no solo insuficiente, sino que está impidiendo el desarrollo y aplicación de las funciones que la normativa nos atribuye en las distintas etapas educativas desde Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato a Ciclos Formativos de Grado Medio y Grado Superior (hay alumnado en Bachillerato y/o en Ciclos Formativos que presentan NEAE y no se le puede dar una respuesta educativa adecuada a sus necesidades) y que además esperan de nosotros/as los distintos agentes educativos, profesorado, alumnado, tutores/as, equipos directivos, y familias. No se está ofreciendo la respuesta educativa que el alumnado merece.


Orientación no es sólo evaluación psicopedagógica, no es sólo orientación académica y profesional. La sobrecarga de trabajo no permite trabajar en profundidad ámbitos igual de importantes como la acción tutorial y la convivencia: promoción de la igualdad, educación emocional, prevención de la violencia machista, promoción de hábitos de vida saludables, resolución pacífica de conflictos, mediación, prevención e intervención del acoso y ciberacaso, etc... Está constatado por la sociedad, la fundación ANAR y por diversos estudios, como el Cisneros de Iñaki Piñuel, que ha aumentado el número de casos de acoso escolar. Es imprescindible trabajar en edades más tempranas la prevención e intervención en acoso y ciberacoso escolar para que éstos no lleguen a estallar en la etapa de ESO.

 
A todo esto le sumamos la tasa de fracaso escolar que tenemos en España (20%) La figura del orientador/a es esencial en la prevención del fracaso escolar (falta de recursos destinados a la Atención a la Diversidad, es decir, se necesita tiempo suficiente para asesorar al profesorado en particular y a la Comunidad Educativa en general cuando el fracaso escolar es ya un hecho). Tener alumnado sin poder ser evaluado y  sin respuesta educativa, desemboca en la mayoría de los casos en fracaso escolar.

 
De esta forma NO podemos ofrecer una orientación educativa de calidad y garantizar el derecho a ésta en igualdad de oportunidades. 

Organismos internacionales recomiendan que la ratio del alumnado por cada profesional de la orientación descienda a 250 alumnos/as para que aquellos centros educativos que sobrepasen la ratio señalada cuenten con un segundo profesional de la orientación educativa. 

 
Por tanto, basándonos en lo expuesto (realidad, teoría y normativa), desde COPOE (Confederación de Organizaciones de Psicopedagogía y Orientación de España) exigimos a nivel estatal:

  • Hacer realidad el Derecho a la Orientación en todas las CCAA.
  • La ratio de profesionales de la orientación que se precisa en España es 1/250, un profesional por cada 250 alumnas y alumnos en todas las CCAA, tal como recomiendan organismos internacionales.
  • Que siempre sea imprescindible contar con los profesionales de la orientación, siendo para ello necesario que la titulación requerida para ser orientador sea Pedagogía, Psicología o Psicopedagogía.
  • Recuperar los programas de Diversificación Curricular, acogiéndonos a la positiva experiencia de más de veinte años en los que estos programas han ayudado a miles de personas con grandes dificultades para alcanzar el Graduado en ESO. O en su lugar, prolongar los PMAR al nivel correspondiente 4ºESO, la experiencia demuestra que el alumnado que ha cursado estos programas en cursos anteriores encuentra muchas dificultades para superar 4ºESO sin medidas específicas de Atención a la Diversidad.
  • Modificación del RD 665/2015, de 17 de julio, para que la materia de Psicología tenga también preferencia de ser impartida por los especialistas en Orientación Educativa. Del mismo modo, limitar toda docencia del profesional de la orientación en Secundaria a la materia de Psicología, ya que otro tipo de materias limitan la dedicación del profesional a la orientación educativa y vulnera el derecho del alumnado a la misma. 
  • En lugar de crear nuevas figuras como los monitores de acoso escolar, necesitamos más orientadores/as para que puedan cumplir sus funciones tanto en prevención de acoso escolar como en su intervención a través de las actuaciones que nos son atribuidas en los protocolos de acoso, tal y como la normativa establece.

 ¡Queremos una educación pública de calidad para todos y todas! En este sentido, ¡reivindicamos una Orientación Educativa como factor de calidad!

Esta petición será entregada a:

    Paula CMS ha iniciado esta petición con solamente una firma y ahora la petición ha conseguido 28.836 personas que la apoyan. Inicia una petición tu mismo para crear los cambios que quieres ver.




    Hoy: Paula cuenta con tu ayuda

    Paula CMS necesita tu ayuda con esta petición «Ministerio de Educación, Cultura y Deportes: Por el derecho una educación de calidad: Un orientador/a por cada 250 alumnos/as.». Únete a Paula y 28.835 personas que ya han firmado.