Aumento de presupuesto y personal para el Archivo General de Indias

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 5.000!


Señor Íñigo Méndez de Vigo y Montojo
Ministro de Educación, Cultura y Deporte de España
 

De nuestra consideración:

Los abajo firmantes expresamos nuestra profunda inquietud y preocupación por una situación que afecta el normal funcionamiento del Archivo General de Indias – AGI, organismo dependiente de la Dirección General de Bellas Artes y Patrimonio Cultural del Ministerio que usted encabeza.  

Los fondos del Archivo General de Indias contienen información vital para el estudio y comprensión de la historia de la humanidad desde el siglo XV hasta el XX. Desde su creación en 1785, el AGI se constituyó en un repositorio documental fundamental para la preservación de la historia y memoria del mundo. La presencia de la monarquía española se constató en un espacio geográfico y político global, que se extendió desde las actuales Filipinas hasta los Países Bajos, de norte a sur cubría desde el Estrecho de Magallanes hasta los actuales estados de Luisiana, Florida y Texas en los Estados Unidos. Este espacio se caracterizó por conectar al planeta prácticamente en su totalidad, tanto porque en él se desarrolló un vasto y dinámico intercambio comercial y social, como por haber sido un centro de producción y difusión de conocimiento.

No hay, por lo tanto, ningún otro archivo o biblioteca en España, y posiblemente en el mundo, con mayor proyección y relevancia internacional que el Archivo General de Indias. Antropólogos, arqueólogos, abogados, filólogos, historiadores, lingüistas y otros investigadores de las ciencias sociales y las humanidades de los cinco continentes investigamos diariamente en sus instalaciones. Los trabajos que producimos se publican en al menos siete idiomas y contribuyen al conocimiento del pasado y entendimiento del presente de alrededor de medio centenar de países e innumerables etnias y grupos humanos.

Por todo lo dicho, no podemos más que lamentar profundamente ciertos hechos que afectan el funcionamiento y la preservación los documentos que custodia del Archivo General de Indias. Desde hace varios años el AGI viene sufriendo recortes presupuestarios, que se manifiesta, entre otras cuestiones, en un alarmante descenso del número de trabajadores de la institución. Estos problemas no sólo afectan el funcionamiento cotidiano del archivo, sino nuestro trabajo, el de los investigadores que, en la mayoría de casos, venimos al archivo desde el exterior, por tiempo y con presupuestos limitados.

En la actualidad, el problema que más afecta a los investigadores es la falta de personal encargado del área de reprografía. Hace tres años el AGI contaba con tres personas encargadas del escaneo y fotocopiado de los documentos pero, debido a renuncias y ceses de funciones, hoy no hay ninguna persona dedicada a ese trabajo, pues el ministerio no ha lanzado ningún concurso público para ocupar esas plazas. La Dirección del Archivo General de Indias ha tratado de suplir tales ausencias encargando la delicada y voluminosa tarea de las reprografías a conserjes, bedeles, y otros trabajadores no especializados. No obstante, la falta de dedicación exclusiva a la reproducción de documentos ha llevado a que las solicitudes de copias tengan un retraso de casi un año, existiendo algunos casos de más largas esperas. Esto significa que investigadores que pidieron copias en diciembre de 2016 aún no las han recibido.

Durante el año 2016, el Archivo General de Indias recibió más de 930 solicitudes de reprografía y a 3 de noviembre de 2017 ya se superan las 915. Esto no sólo significa que el archivo recauda varios miles de euros por concepto de copias, sino que adquiere compromisos que no está en capacidad de honrar. De acuerdo con los “Compromisos de Calidad” declarados en la página 22 de la Carta de Servicios 2017-2020 (https://www.mecd.gob.es/cultura-mecd/dms/mecd/cultura-mecd/areas-cultura/archivos/sc/cartas-de-servicios/AGI-matriz.pdf el AGI debe “Entregar las reproducciones en imagen digital o fotocopia de microfilm que no superen las 100 copias, en un plazo máximo de 1 mes desde la fecha de aceptación del presupuesto por parte de los interesados”. Dada la situación ya mencionada, el Archivo ha perdido la capacidad de, incluso, cumplir con ese compromiso.

Comprenderá, señor ministro, que en una entidad en la que no se permite que los usuarios fotografíen personalmente los documentos, el servicio de reprografía es el único medio a través del cual los investigadores podemos obtener la información que necesitamos para nuestro trabajo, y que es imposible de transcribir o ver en su totalidad en estancias cortas. Es, por lo tanto, inexplicable, que una entidad visitada principalmente por investigadores extranjeros para quienes ya la estadía en Sevilla tiene un costo alto, ofrezca y cobre por un servicio que no sólo no cumple con los estándares debidos –pues se lo encarga a personas no capacitadas en la manipulación de los documentos–, sino que tarda meses en entregar un producto por el que los usuarios han pagado y, sobre todo, necesitan con urgencia.

En atención a todo lo expuesto, le solicitamos que, o bien se permita a los investigadores tomar fotografías de los documentos –tal y como se hace en bibliotecas y archivos similares alrededor del mundo–, o se contrate al personal necesario para que la institución cumpla con el servicio por el que ya se ha pagado.

Esperamos no sólo que se solucione el problema específico que hemos mencionado, sino que su ministerio y el Gobierno de España atiendan con políticas específicas tendientes al cuidado de una institución invaluable cuyo acervo es un pilar fundamental para la historia de la humanidad.

Sevilla, 3 de noviembre de 2017.

 



Hoy: Juan Carlos cuenta con tu ayuda

Juan Carlos De Orellana Sánchez necesita tu ayuda con esta petición «Ministerio de Educación, Cultura y Deportes: Aumento de presupuesto y personal para el Archivo General de Indias». Únete a Juan Carlos y 3.722 personas que ya han firmado.