Victoria confirmada

Repatrien desde Liberia a trabajadores sanitarios que han tenido contacto con casos de ébola y que están aislados

¡La petición ha conseguido su objetivo gracias a 107.876 firmas!


En los últimos 4 meses, un violento brote del virus del mortífero virus del ébola ha causado más de 700 muertos en Guinea Conakry, Sierra Leona y Liberia. En este último país se ha cobrado las vidas de casi 200 personas.

El virus tiene una tasa de mortalidad superior al 80% si no es tratado adecuadamente en los primeros estadios de la enfermedad, y es muy contagioso cuando la enfermedad está muy avanzada.

La situación en Liberia es de total descontrol. La Administración pública no proporciona al personal sanitario las medidas de protección necesarias, muchos trabajadores de la salud han abandonado sus puestos de trabajo por miedo al contagio, la realización de tests a las personas con síntomas no cubre las necesidades, varios centros hospitalarios han cerrado y otros se niegan a admitir pacientes, los enfermos y sus familias ocultan los síntomas...

En este contexto, un hospital perteneciente a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, el Saint Joseph´s Catholic Hospital, ha estado tratando de luchar contra la enfermedad con los escasos medios de los que dispone. En él trabajan varias personas de nacionalidad española que han estado en contacto con varios casos confirmados de ébola. 

El director del centro, el camerunés Patrick Nshamdze, ha muerto el 2 de agosto. El Hermano Patrick había recibido un resultado negativo en el primer test que se le había realizado el día 18 de julio, y el día 29, cuando iba a ser trasladado a Ghana, fue obligado a pasar otro test, que arrojó un resultado positivo. Murió cuatro días más tarde. 

Actualmente el hospital está cerrado y se encuentran aislados 5 religiosos –dos de ellos de nacionalidad española-- y el administrador y su esposa. Se trata de dos Hnos. de San Juan de Dios --el Padre Miguel Pajares (español) y el Hno. George Combey (ghanés)--, tres Hnas. Misioneras de la Inmaculada Concepción --las Hnas. Juliana Bonoha Bohé (de nacionalidad española), Chantal Mutwameme (congolesa) y Paciencia Melgar (ecuatoguineana)--, y el matrimonio formado por el administrador, Eugene Osei-Wusu, y su esposa, Gloria, ambos de nacionalidad ghanesa.

Sólo el personal del Ministerio de Salud puede acceder al centro, aunque por ahora no lo ha hecho, por lo que se encuentran muy preocupados ante esta situación. No pueden abandonar el centro hospitalario, y no les realizan tests para saber si han sufrido contagio. El padre Miguel, la Hermana Juliana y la Hermana Chantal --que formaban parte del grupo que cuidó al Hermano Patrick-- presentan estados febriles.

El 2 de agosto, Estados Unidos ha repatriado a su país a dos personas de nacionalidad estadounidense, trabajadores sanitarios, que han contraído el virus. Lo ha hecho utilizando un avión provisto de una unidad de aislamiento, que ha trasladado a los pacientes a una instalación específica y aislada en suelo norteamericano donde recibirán tratamiento.

Mediante esta petición, solicitamos que, de la misma manera que ha hecho EEUU, la Administración española disponga los medios materiales y humanos para repatriar a nuestro país con todas las garantías sanitarias a las personas que han podido tener contacto con casos de ébola, para que puedan recibir el tratamiento adecuado.   

Si España no hace nada, estas personas permanecerán aisladas sin que las autoridades sanitarias de Liberia hagan nada por ellas y sin proporcionarles tratamiento, y pueden terminar muriendo de ébola.

 

********* IMPORTANTE *********

Por favor, no te limites a firmar la petición. ¡Compartela para conseguir más adhesiones!



Hoy: Roberto cuenta con tu ayuda

Roberto Míguez Andrés necesita tu ayuda con esta petición «Ministerio de Asuntos Exteriores. Secretaría de Estado de Asuntos Exteriores.: Repatrien desde Liberia a trabajadores sanitarios que han tenido contacto con casos de ébola y que están aislados». Únete a Roberto y 107.875 personas que ya han firmado.