Un visado para mi hija Ester. Tiene derecho a conocer a su familia en España

Victoria confirmada

Un visado para mi hija Ester. Tiene derecho a conocer a su familia en España

¡La petición ha conseguido su objetivo gracias a 61.137 firmas!

flores luis ha iniciado esta petición dirigida a Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación y

En octubre de 2016 llegué a República Democrática del Congo para trabajar como veterinario en el Centro de Rehabilitación de Primates de Lwiro, una decisión que me cambió la vida para siempre personal y profesionalmente. 

En Kigali, Ruanda, conocí a mi actual pareja, Oda Feza, que es ruandesa; en agosto de 2019 tuve a mi hijo, Antonio Flores Feza, español-ruandés que pronto cumplirá dos años. En República Democrática del Congo (RDC) donde residimos vive también con nosotros formando parte de nuestra familia Ester Bazizinya Muyerenkana, congoleña de nacimiento que actualmente tiene 9 años y que está bajo mi tutela legal emitida por el juzgado de menores de la ciudad de Bukavu, RDC. Mi mayor ilusión es que mi familia española, especialmente mi padre -que tiene 89 años y estuvo a punto de morir de coronavirus- junto a mis cinco hermanos y cuatro sobrinos - puedan conocerlos a todos ellos el próximo mes de agosto, pero el Ministerio de Asuntos Exteriores y el Ministerio de Interior no me lo permiten por el momento. 

A Ester, mi hija, la conocí nada más llegar al Congo. Vivía con su madre en una chabola, un sitio absolutamente inapropiado para cualquier niño de este planeta, dónde pasaba frío y muchas veces hambre y con falta absoluta de cualquier tipo de protección, haciéndola aún más vulnerable a todo lo que pasa en esta zona actualmente el hecho de ser una niña. Según un informe de ACNUR en la provincia de Sud Kivu, dónde vivimos, solamente en el mes de marzo de 2021 hubo 100 violaciones a menores, mayormente niñas. Desde mi llegada pronto empecé a ayudarla, hasta que un día, en agosto de 2019 cuando nacería Antonio, nuestro hijo, llegó llorando a casa con frío y hambre y nos dijo que quería quedarse a dormir allí y que quería ir al colegio. La dejamos ese primer día y desde entonces Esther no volvió a salir de nuestra casa. No tuve nunca ninguna duda desde ese momento que Ester iba a formar parte de mi familia como así es hoy en día. 

Tras un largo y tedioso proceso legal en RDC conseguimos su tutela legal (ya que la adopción no es contemplada actualmente en este país) con el consentimiento de su madre y de su familia paterna, a la que tuvimos que buscar. En mayo de 2021 iniciamos otro proceso para conseguir la autorización de su familia y de la Dirección General de Migración de Congo explícitamente para autorizar el viaje de Esther este verano a España con nosotros y ahí empezaron los problemas. 

Según las autoridades españolas para poder viajar necesitamos el exequatur, un procedimiento judicial que reconocería la tutela oficial que tenemos en Congo en España, y así nuestro vínculo con la niña. Sin embargo, y a pesar de que este no es un trámite contemplado específicamente para la aprobación de visados de corta duración Schengen, las autoridades españolas entienden que sin él Esther no tiene derecho a un visado para viajar con nosotros. A pesar de que otros países como Bélgica emiten sin problemas visados de corta duración Shengen para niños bajo las mismas condiciones de tutela que Ester. 

Yo no pido quedarme en España, pido un visado para que todos juntos podamos ir de vacaciones a España. Soy un ciudadano español dando protección a una niña en una zona de conflicto y en vez de facilitarme las cosas, las dificultan. Entiendo que nuestro gobierno, si quiere ser garantista como dicen que son, deberían de apoyarnos en la protección que damos a una menor en una zona de conflicto como esta.  No es justo. Por eso te pido que firmes esta petición para pedir a las autoridades españolas que me concedan el visado Schengen al que tenemos derecho y que podamos viajar todos, Ester también, a España el próximo 6 de agosto para pasar un tiempo todos juntos, en familia

Victoria confirmada

¡La petición ha conseguido su objetivo gracias a 61.137 firmas!