Porque queremos un Cariló más verde, sí al Plan Director

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 5.000!


Vamos a poder proteger en serio el bosque, la playa y a toda la comunidad si avanzamos con una planificación inteligente. Hay que dar una solución definitiva al sur de Cariló: no tiene un máster plan de desarrollo y esas tierras necesitan ser urbanizadas. El tema es cómo. Por eso, el Plan Director ordena, con una visión general, moderna y ambiental, el diseño futuro que conserva el encanto y el estilo de Cariló. No nos quedamos de brazos cruzados. Ser sustentables quiere decir cuidar nuestros espacios verdes, la costa y cómo imaginamos el crecimiento armónico para que la zona sea el destino turístico y de residencia soñado para el descanso y la vida saludable.

¿Por qué el Plan Director? Porque se van a sumar espacios verdes públicos que hoy no tenemos y vamos a poder acotar la densidad poblacional y la circulación de autos en las nuevas áreas. El frente marítimo no va a estar invadido por construcciones que se habilitaron hace años y nada tienen que ver con nuestra identidad. Eso fue lo que generó la falta de planificación. 

El riesgo es no hacer nada. Necesitamos tomar medidas que ordenen el desarrollo, consoliden la vegetación, aumenten los espacios verdes y libres, separen las construcciones, renueven los árboles, amplíen las calles, eliminen la contaminación visual de autos estacionados, den seguridad y refuercen la prevención de incendios. La visión a futuro de Cariló, más sustentable y verde, no sólo responde a las nuevas demandas de los turistas. También promueve un diseño de nuestra comunidad más amigable para los que la disfrutamos todo el año.

Como sabemos, el bosque forma parte de lo que hace años son terrenos privados. No podemos dejar pasar la oportunidad. Los propietarios hoy son gente de la zona y promueven un proyecto sustentable. Mañana puede venir otra gente, con otros intereses. El Plan Director nos permite preservar la naturaleza, de acá en adelante. Los vecinos tenemos que ser conscientes de esto. Y los que vienen a descansar y hacen escapadas para tomar aire también.

Al Plan Director lo conocemos todos. Se trabajó técnicamente por años y se debatió por meses, de forma abierta y transparente. No sólo cumple con todos los estándares normativos, sino que recibió el aval técnico de especialistas en ingeniería civil, arquitectura, ambiente y paisajismo. También lo respaldan vecinos y vecinas de más tiempo en la zona. 

Cariló no puede quedarse en el tiempo, ni la zona va a permanecer inalterable si no actuamos. Tampoco podemos hacernos los distraídos con las necesidades del comercio, los servicios y el trabajo. Lo que está en discusión en el Concejo Deliberante no es bosque sí o bosque no, sino cómo vamos a preservarlo, cómo sostenemos la esencia del lugar con una visión ecológica, y como proyectamos el crecimiento y el progreso de una parte postergada y detenida, que los dueños, de la familia fundadora, quieren continuar bajo el mandato del pionero: un lugar de disfrute para muchos.

El Plan Director es un marco que cada proyecto en Cariló deberá respetar, con mayores exigencias y mejores indicadores ambientales y urbanísticos, más espacios verdes públicos, bicisendas, amplitud y una base para la reactivación económica en la zona en este contexto de pandemia tan difícil para todos. Cada nueva iniciativa, dentro de este marco, requerirá la autorización municipal, el estudio de impacto ambiental y su audiencia pública correspondiente. 

Las entidades intermedias más importantes en la defensa de Cariló son dialoguistas y han hecho sugerencias que fueron escuchadas por el municipio, pero hay otros pocos que tiran para atrás. Algunos incluso de forma violenta nos quieren decir qué pensar. Se han radicalizado para asustarnos y no dejarnos elegir. ¿Por qué rechazan todo? ¿Por qué exponen al bosque y nuestra costa a la falta de planificación y tantos riesgos de no cuidar lo que tenemos? Ya conocemos las consecuencias de la desidia, de quedarnos estancados. Eso representan.

En cambio, somos cada vez más vecinas y vecinos que estamos convencidos del Plan. Porque vemos las cosas como son, pero sobre todo con cómo podrían ser. La aprobación del Plan Director en el Concejo Deliberante nos va a permitir cuidar y mirar a futuro.