Petition Closed
3,092
Supporters

Cediendo a las presiones de las entidades de caza y mediante un Decreto ley que ha sido convalidado por el plenario del Parlament, el gobierno de la Generalitat de Catalunya acaba de autorizar de forma urgente e injustificada, la captura en vivo de 60.246 pájaros fringílidos que afecta a las poblaciones de aves silvestres de pinzones, jilgueros, verderones y pardillos, quedando también descatalogadas de la lista de protegidas. La captura de estos pájaros tiene como penosa finalidad su enjaulamiento, la cautividad y su adiestramiento para el canto, actividad practicada en diversas zonas de la geografía española, y mayormente en la cuenca mediterránea. A la cadena perpetua a la que son condenadas estas aves una vez capturadas, se le suman un elevado porcentaje de muertes como consecuencia del trauma que supone el proceso de captura y manipulación. Autorizando esta captura masiva de fringílidos, el gobierno catalán intenta satisfacer la reiterada demanda de las sociedades pajariles, en contra del criterio de las entidades ecologistas, conservacionistas, de defensa de los animales y contraviniendo las directrices marcadas por la normativa europea y la legislación estatal. Los fringílidos al igual que otras especies ejercen un importante papel en el equilibrio de la biodiversidad. Algunas de estas poblaciones silvestres se encuentran en recesión debido a la continuada presión humana en sus hábitats naturales, la caza furtiva, el comercio y los reiterados permisos "excepcionales" que conceden anualmente, algunas de las comunidades españolas.

Letter to
Presidenta del Parlament de Catalunya Muy Honorable Sra. Núria de Gispert i Català
Con gran sorpresa y decepción he sido informado de que el gobierno de la Generalitat de Catalunya, con carácter de urgencia, ha tramitado un decreto ley autorizando la captura en vivo de 60.246 aves fringílidas de pinzones, jilgueros, verderones y pardillos, para la finalidad de ser adiestrados como pájaros cantores, obedeciendo así a la presión ejercida por el colectivo de cazadores.
En referencia a esta importante decisión que contraviene las directrices que marcan la normativa europea y la legislación estatal, resulta imprescindible señalar el hecho de que las captures de aves silvestres perfectamente adaptadas a vivir y volar en plena libertad, además de significar un expolio para el medio natural implican un acto de crueldad por su traumática captura y forzosa condena a la cautividad.
Para mayor ausencia de rigor, este Decreto ha sido tramitado y aprobado sin previa consulta a las entidades conservacionistas, ambientalistas y de defensa de los animales, otorgando a los propios cazadores la gestión de las autorizaciones y la distribución de los miles de ejemplares capturados.
No puede ser ignorada la creciente y numerosa concienciación ciudadana en relación a las prácticas humanes que afectan negativamente al medio ambiente, a los animales y a la perdida de biodiversidad.
Por todo ello expreso a este gobierno y a los partidos que han secundado este Decreto ley por vía parlamentaria, mi firme desaprobación y desacuerdo por tan injustificada, unilateral y grave decisión.