Petición Cerrada

Prohiban las corridas de toros en Michoacán

Esta petición conseguió 3,043 firmas


En Michoacán comete el delito de crueldad animal quien inflige daño físico a un animal, que no constituya plaga ni peligro para la salud o vida humana, con el único fin de lastimarlo o privarlo de la vida (Art. 309 CPM). Por su parte,  se equipara al delito de crueldad organizar, promover o realizar actos públicos o privados de riña de animales y cualquier acción o espectáculo en que se mate, hiera u hostilice a los animales (Art. 310 CPM). Sin embargo, se excluyen de este delito a las peleas de gallos, corridas de toros, novillos y becerros. La pregunta es: ¿Por qué estos espectáculos crueles y  violentos son excluidos del delito de “crueldad hacia los animales”?

La fiesta brava constituye una expresión impropia de nuestra época, en donde el valor de la vida, la concepción de los animales como sujetos de dignidad, respeto y cuidado, así como la acepción de la persona humana como sujeto obligado al cuidado y preservación del medio ambiente, los animales y los recursos naturales, nos obligan a dejarles de lado por resultar del todo nocivas, tal y como lo han hecho otros Estados de la República y países enteros en el resto de Latinoamérica, mientras que en Michoacán, un Estado anegado de violencia, sangre y corrupción no puede darse el lujo de pretender revestir de cultural lo que es en realidad tan degradante.

 ¿Por qué prohibir las corridas de toros?

 No es correcto que en la actualidad el humano se divierta a partir de la tortura y muerte de los animales.

 La tauromaquia no constituye una expresión artística o cultural propia de nuestra época. El proceso civilizatorio de nuestras sociedades debe impulsarnos a abandonar expresiones violentas como la tauromaquia, más allá de su subjetivo valor estético, cultural o tradicional, que eventualmente pueda reconocérsele.

 Los eventos públicos en que se tortura a los animales traen consecuencias funestas contra la sociedad.

La tauromaquia, como una expresión plena de violencia y sangre, daña el adecuado desarrollo de nuestra infancia, como lo reconoce expresamente la Unesco, máxima autoridad en materia de cultura en el sistema universal de los derechos humanos.

La inclusión de la tauromaquia como una conducta jurídicamente reprochable y antisocial refleja el consenso social generalizado en torno al reconocimiento de cierto “estándar de protección” al bien jurídico complejo del medio ambiente, del medio social y desde luego de la vida, la integridad e incluso la dignidad de los animales como seres sintientes, lo que desde luego implica el reconocimiento de los animales como sujetos de derechos y en el ámbito de lo penal como sujetos pasivos o víctimas del delito.

 DEMOSTREMOS QUE SOMOS MAS LOS MICHOACANOS QUE QUEREMOS UN ESTADO LIBRE DE TODA EXPRESIÓN DE VIOLENCIA, FIRMA PARA PARA HACER VALER LA VOZ DE LOS QUE QUEREMOS UN MICHOACÁN SIN CORRIDAS DE TOROS, LIBRE DE TAUROMAQUIA.



Hoy Michoacán sin Tauromaquia necesita tu ayuda

Michoacán sin Tauromaquia necesita tu ayuda con esta petición «LXXIII Legislatura del Honorable Congreso del Estado de Michoacán: Prohiban las corridas de toros en Michoacán». Súmate a Michoacán sin Tauromaquia y a las 3,042 personas que han firmado hoy.