Que la obra de restauración de la muralla de Cáceres respete los nidos de vencejos

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 5.000!


La muralla de Cáceres cuenta con centenares de nidos de vencejos, especie protegida por ley. El comienzo de unas obras de restauración hace peligrar su existencia. Dicha colonia lleva siglos conviviendo con los vecinos de la ciudad ayudando a regular el número de mosquitos, pues este es su único alimento, llegando a consumir cientos de kilogramos cada temporada. De esta forma nos beneficiamos enormemente, manteniendo un ambiente más saludable para todos los ciudadanos.

Vencejo común ( Apus apus) y el vencejo pálido ( Apus pallidus ) son las dos especies de vencejos que cohabitan en la muralla y que a su vez comparten con varias especies de murciélagos, siendo estos mamíferos estrictamente insectívoros.

La fauna urbana salvaje lleva siglos conviviendo con nosotros, hoy día se están viendo reducidas sus poblaciones en pueblos y ciudades por falta de lugares aptos para anidar.

La nueva obra de la muralla de Cáceres es una oportunidad perfecta para demostrar la compatibilidad entre el progreso y la conservación ambiental.