Seguridad y apoyo para los Médicos Pasantes del Servicio Social

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 35,000!


Muchas veces los médicos pasantes del servicio social quedan desamparados ya que para sus universidades dejan de ser estudiantes y para el sistema de salud no tienen categoría de trabajadores. Un claro ejemplo es el caso de la Dra. Mariana Sánchez Dávalos, quien fuera médico pasante del servicio social en la comunidad Nueva Palestina, del municipio de Ocosingo, Chiapas y víctima de ataque sexual y a pesar de presentar una denuncia penal ante la Fiscalía General del Estado, la notificación correspondiente a la Secretaria de Salud del Estado y a su universidad (UNACH), no recibió el apoyo necesario por parte de estas instituciones y el día 28 de enero se encontró el cuerpo sin vida. Así como este caso, hay decenas de colegas que se encuentran en situaciones de riesgo a lo largo de toda la República Mexicana, ya que no se nos brinda la seguridad necesaria ni el apoyo económico mínimo necesario y se menosprecia nuestra labor, lo que nos convierte en servidores de poca valía para la sociedad.

Estamos convencidos de la importancia de nuestra labor como médicos pasantes, y lejos de restar, queremos sumar a nuestra sociedad;  acudimos a su envestidura, quien es la única autoridad que puede hacer una transformación en la difícil realidad en la que se han encontrado los médicos pasantes, sabemos que usted está convencido de la importancia de los jóvenes en la sociedad, y nosotros estamos comprometidos con nuestra labor, es por ello que traemos las siguientes peticiones:

1.- Se continúe investigando y se castigue a quienes resulten responsables por lo ocurrido a la Dra. Mariana y que ninguna de estas agresiones quede impune. Hasta el momento la subdirectora de Educación y Enseñanza en Salud de Chiapas fue cesada de su cargo y la directora del centro de salud ha sido detenida por su probable participación en el delito de abuso de autoridad cometido en agravio de Mariana. 

2.-  Se nos asegure las garantías individuales para el desempeño adecuado del servicio social, incluida la seguridad en nuestros centros de trabajo y atención a las quejas ante eventualidades durante nuestra pasantía.

3.- Que las universidades, la secretaria de salud e instituciones afines, continúen siendo responsables de nosotros hasta culminar nuestro servicio social y tengamos un aval, una autoridad a la que podamos acudir y seamos tomados en cuenta y nos ayuden a resolver las distintas situaciones desfavorables a las que estamos expuestos al momento de cumplir con nuestras labores de médicos pasantes, como agresión física y verbal por pacientes y sus familiares, amenazas de muerte, acoso y abuso sexual, asaltos, entre otros.  

4.- Se nos proporcione una beca a todos los Médicos Pasantes del Servicio Social (MPSS) con la remuneración adecuada por el trabajo realizado y que nos permita una alimentación, transporte y/o vivienda digna y segura, siendo que más de la mitad de los MPSS no se nos otorgada este apoyo aun cuando somos asignados a zonas de alto riesgo.

5.- Analizar y modificar el programa del servicio social en dónde un Médico Pasante no sea el encargado de atender en zonas inseguras y de alta marginación, mucho menos atender en el horario nocturno por el riesgo que representa. Sugerimos que sea un Medico de Base.

Seguros del interés y la atención que se pondrá en este caso para que no se nos siga violentando y nuestras peticiones sean resueltas lo antes posible para tener un servicio social digno y seguro, les agradecemos su valiosa intervención.

 

ATENTAMENTE
Médicos Pasantes del Servicio Social de la República Mexicana